domingo, 8 de febrero de 2009

ASADURILLA DE LECHAZO


¡¡¡ Aaaaajjjjjjjjj !!! han dicho mis compañeras cuando les he dicho que iba a publicar esta receta. Y es que una cosa está clara, la asadurilla no deja indiferente a nadie. O disfrutas del plato y te recreas mojando en la salsa o no puedes ni siquiera olerlo. Ya se sabe, sobre gustos no hay nada escrito. No es que sea un plato muy glamuroso pero me apetecía publicar la receta. En un blog que se precie, tienen que haber un poco de todo, ¿ o no ?
A mí particularmente no me gusta ni la asadurilla ni las vísceras en general . Creo que en parte se debe al recuerdo que tengo de pequeña de ese mercado con los animales colgando y sangrando con aquel olor tan intenso….Ahora afortunadamente da gusto ir al mercado y ver los puestos limpios y curiosos.
No suelo cocinar este plato con frecuencia pero cuando voy a la carnicería y acaban de matar un lechazo, la compro por la garantía de su frescura y calidad. Bueno, por eso y porque no cuesta nada hacer feliz al “pater familias”.
Mi guiso es tremendamente sencillo. Lo complicado es limpiar bien las vísceras de venillas, tendones…y conseguir partir todos los trozos más o menos todos iguales.
Como siempre os recomiendo un buen vino blanco, mejor ajerezado, que le de sabor al guiso y si os gusta el picante unas guindillas cayenas le darán “alegría”.
Sobre una tostada de pan de pueblo y con un vasito de vino “dicen“ que está de muerte.
¿ Te lo crees?


ASADURILLA DE LECHAZO

Ingredientes:


- Una asadurilla de lechazo fresca y limpia ( hígado, corazón, pulmón….)
- Aceite de oliva
- Una cebolla
- Sal
- 2 cucharadas de pan rallado
- Un vaso pequeño de vino blanco.
- Un vaso grande de agua.
- Guindillas cayenas ( opcional )

Así lo hago yo:

- Ponemos un poco de aceite de oliva en una cazuela y cuando esté caliente añadir la cebolla muy picadita junto con las guindillas partidas si vamos a dar el toque picante.
- Cuando la cebolla empiece a estar doradita echamos la asadurilla que hemos limpiado muy bien y hemos partido en trozo pequeños.
- Removemos bien con una cuchara de palo. Salamos.
- Incorporamos el pan rallado, removemos y echamos el vino.
- El agua se va echando poco a poco según lo vaya pidiendo el guiso y en función de nuestros gustos, más espeso o más ligero.
- Dejamos que se haga poco a poco. Removemos de vez en cuando. En media hora estará listo.
- Servir caliente. En casa, sobre una rebanada de pan de pueblo tostada.

¡ Que te aproveche ¡

27 comentarios:

  1. Nunca pido asadurilla cuando compramos un lechazo, porque elegimos/somos más de cabezas (cuidado no te caigas para atrás jejeje).

    La verdad es que nunca la hemos preparado en casa por esa razón, pero la pinta que tiene y ese refrito infalible de cebolla y vino (algo piantillo) es genial.

    Ya sé como hacerla para triunfar por si algún día la compramos o la cogemos.

    Un saludo María José.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo me apunto, me gustan todas las vísceras excepto los pulmones, de manera que cuenta conmigo para la próxima, jejeje

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. jajajajaj Mª José... y yo que hasta hace dos días no sabía lo que eran las asadurillas??? Así que lo tengo en pendientes... en principio no tengo nada en contra, y mínimo tiene que estar bueno para untar pan! y desde luego esta rebanada de pan que tú nos has presentado a mí me está diciendo: cómeme, cómeme!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Primera vez que oigo lo asadurilla de lechazo, siempre se descubren cosas nuevas.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Desconocia la asadurilla! De momentos me quedo con los cupcakes!
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Pues que le pases otra racion al "pater familias" de mi casa, que este le encanta!
    di que si, que hay que poner de todo. A mi particularmente no me gusta, pero me alegro que pongas esta receta porque en casa si que gusta muchisimo

    un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Hola MªJose, llevas mucha razon al decir que este plato al que le gusta ,le encanta y al que no pues prefiere ni de acercarse a la mesa,pero muchas veces no comemos las cosas por no haberlas probado nunca,yo estoy contigo, siempre se an comido y de vez en cuando hay que seguir recordando esos sabores,besssos

    ResponderEliminar
  8. Yo si que me creo que este de muerte porque a mi particularmente me gusta,solo que siempre la comemos con hajos tiernos, la proxima vez probare como la has preparado tu, seguro que esta muy rica y asi variamos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Tienes toda la razón... en una página de este tipo hay que poner de todo. Yo puse una receta similar y efectivamente ves que no es del gusto de todos.

    A mi personalmente me encanta este tipo de comida.

    Un beso, Batxi.

    ResponderEliminar
  10. Soy nueva por tu blog, pero desde luego la pinta de la asadurilla no deja indiferente a nadie. No sabía lo que era hasta que lo he leido, hombre, los ingredientes no son mi fuerte, pero creo que la mezcla tiene que ser espectacular y con sabor, verdad?

    Xris
    ;o)

    ResponderEliminar
  11. No sabía yo lo que eran las asadurillas...no me convence mucho...aunque si no sabes lo que es y ves tu rebanada de pan...seguro que me lo comía!!! jejeje!!! A veces mas vale no preguntar y comer...que perjuicios tenemos!!! ;)
    Besos,
    Eva.

    ResponderEliminar
  12. María José, desconocía qué era la asadurilla... pero vistos los ingredientes, yo lo probaría ahora mismo! :) El hígado, y corazón, me encantan!

    ResponderEliminar
  13. Yo no suelo comer asadura, me pasa lo que ati que recuerdo a mi casquero que y su casqueria y madre, que olor pero lo que tu dices de vez en cuando hay que darle placer a los otros y hacerles esos guisos que a ellos les gustan tanto, besos pepa.

    ResponderEliminar
  14. Yo si, yo me las comería con mucha satisfacción!!a veces preparo un plato peruano llamado anticuchos que es una delicia, algún día lo publicaré en el blog, y está hecho en base a las vísceras de la ternera, es una delicia!!!,la verdad Maria José que lo has presentado tan apetecible en esa rebanadita de pan que apetece ... y mucho!!!un besote

    ResponderEliminar
  15. Yo pertenezco la sector tiquismiquis, no me temina, eso si, sobre un pan y aviao así, cualquiera se resisteee

    Un beso
    Nota: y las acelgas pa cuando?

    ResponderEliminar
  16. Bueno... No he probado yo nunca este plato, pero esa rebanada se ve genial. Seguro que preparada por una gran cocinera como tú, se chupa uno hasta los dedos.

    Buen comienzo de semana,

    ResponderEliminar
  17. hola maría josé:
    tengo que decir que este tipo de platos no me gusta,o como me diría mi madre,no es que no te guste ,es que no los has probado,jejje.

    de pensar lo que és,no me lo como.pensaras que soy tonta,ya que hay gente que estos platos les encantan y por algo será.

    UN SALUDO
    belen

    ResponderEliminar
  18. Yo soy de las pocas personas que tienen dudas pues cuando pequeña lo comía pero por algunas razones ahora me entran dudas, bueno a veces como riñones al Jerez que siempre me han gustado, pero con cosilla... es que soy muy rara yo...jejeje
    Un besote

    ResponderEliminar
  19. Pues yo también soy de las que no he probado y que la da ..., pero en tu rebanada de pan se ve de muerte, si la tuviera así cerquita creó que me animaría a probarlo, porque se ve de rechupete.
    Un beso gaupetona y que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  20. Mira que me gusta a mi la asadurilla... pero la como de ciento en viento, cuando visito a mi familia ya que donde yo vivo no la venden.

    Deliciosa, deliciosa y deliciosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Yo no soy muy de asadurillas, pero hija, tal como tu la presentas dan ganas de tomarse un buen montadito

    ResponderEliminar
  22. Pues yo no las he probado nunca así que no puedo opinar... pero vamos tal y como las has preparado tú y conociendo a mi familia menos mal que no las cogieron por banda... te dejaban compuesta y sin asadurillas..

    Bicos!!

    Laura.

    ResponderEliminar
  23. Hola Mª José!
    La pinta es buena pero tendrían que engañarme, ja ja
    De todos modos me gusta saber de todo, quién sabe, a lo mejor algún día...
    Yo también preparo la lengua exclusivamente para el jefe de la casa, pero a los riñones de momento me niego...
    Gracias por compartir!
    Besos

    ResponderEliminar
  24. A mí no me gustan, pero a mi madre le encantan.

    Me llevo la receta para hacérsela cualquier día.

    besos

    ResponderEliminar
  25. No puedo, no puedo!!!

    Me quedo con los cupcakes anteriores1!!!

    Ana

    ResponderEliminar
  26. Muchas gracias a todos por vuestras palabras.

    A los que os gusta este plato, lleváis a la práctica el dicho de "hay que comer de todo".
    A los que no os gusta ni siquiera lo habéis probado, no pasa nada. Nuestra gastronomía es tan variada que tenemos donde elegir.

    Este blog es fiel reflejo de lo que se come en mi casa.Por eso quería publicar la receta. Ya os he dicho que a mí este plato no me gusta pero ya se sabe, en cada casa hay diferentes gustos.
    Me ha encantado concoer los vuestros.

    Un saludo,
    María José.

    ResponderEliminar
  27. Pues aqui tienes una a la que le encanta y además así en cebolla, aunque te diré que con un buen aceite de oliva fritita sin más también me viene bien, jaja.

    Ayer justo la comí, ya sabes con el tema de la anemia dicen que es bueno, y además de la misma forma, la próxima le pondré el puntito de cayena que me ha parecio una maravilla, sobre todo con lo queme gusta el pique.

    Un besote y voy para arriba que hay tentacionnnn.

    Besotes.

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un minuto de vuestro tiempo . Gracias a todos, a los que venís con frecuencia y los que lo hacéis por primera vez.

Mi correo está a vuestra disposición para cualquier duda,comentario o sugerencia: pasenydegusten(arroba)gmail.com
¡ Que te aproveche ¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...