jueves, 26 de febrero de 2009

EMPAREDADOS


Los emparedados son los pasteles favoritos de mi hija. Nunca sospeché que algún día los haría yo misma. Ha sido toda una experiencia, he disfrutado mucho en la cocina y desde luego, el resultado ha sido toda una fiesta en casa.
Y todo, una vez más, gracias a Su. Hace unos días publicó un Milhojas de piña y leyendo sus explicaciones sobre cómo tratar el hojaldre y el glaseado se me ocurrió la idea de los emparedados que os presento hoy .
Desde “La revolución de las palmeritas”, (no me negaréis que media España estamos haciendo palmeritas de hojaldre), he probado varias marcas de hojaldre fresco y que me perdonen las demás marcas comerciales pero me sumo al opinión generalizada de que el de Lidl es el mejor, en sabor, tamaño y precio.
Las opciones que nos dan estas planchas de hojaldre en la cocina son infinitas. Sólo es cuestión de empezar…
Ni que decir tiene que si sois valientes y os atrevéis con el hojaldre casero, mejor que mejor. Pero todo hay que decirlo, con esta plancha de Lidl es resultado es más que aceptable.
No es una receta de “aquí te cojo aquí te pillo “, necesita su tiempo y dedicación, sobre todo en el horneado del hojaldre pero desde luego, sentarse en la mesa a la hora del postre y que solo se oiga el crujir del hojaldre…bien merece la pena.


EMPAREDADOS

Ingredientes:


- Una plancha de hojaldre fresco
Para la crema pastelera
- 3 yemas de huevo
- 100 g. azúcar
- 50 g. maizena.
- 500 ml. leche
- una cucharadita de azúcar vainillada
- Piel de un limón, sin la parte amarilla
- 30 g. mantequilla.
Para el glaseado
- media clara de huevo
- 100 g. azúcar glas

Así lo hago yo

El hojaldre.
- Precalentamos el horno a 220ºC
- Comenzamos estirando la plancha de hojaldre sobre la encimera y cortando la masa en rectángulos lo más iguales posible. Yo utilizo el corta pizzas y unas tiras de cartulina que sirven de guía.
- Pinchamos cada rectángulo varias veces con un tenedor y los ponemos sobre papel en la bandeja del horno.
- Encima de los rectángulos de hojaldre colocamos otro pliego de papel de horno y encima del papel colocamos otra bandeja de horno. De esta manera el hojaldre queda aplastado entre los dos pliegos de papel y no sube.
- Horneamos unos 15 minutos. Dependerá de cada horno. Es importante que no quede crudo pero tampoco que se tueste en exceso.
- Cuando el hojaldre tenga un color dorado lo sacamos del horno y dejamos enfriar.

La crema pastelera
Método tradicional
- Del total de la leche reservamos un vaso. El resto la ponemos a hervir junto con la piel del limón y los dos tipos de azúcar.
- La leche reservada la mezclamos junto a las yemas y la maizena y batimos.
- Cuando la leche comience a hervir, retiramos la piel del limón ,esperamos a que se temple y vamos añadiendo poco a poco la mezcla reservada.
- A fuego lento removemos con una cuchara de palo y evitamos que hierva.
- Cuando tenemos la textura deseada incorporamos la mantequilla, removemos para que se deshaga y retiramos del fuego.
- Dejamos templar y la metemos en una manga pastelera. Yo he utilizado una desechable y no me ha hecho falta boquilla

Con Thermomix
- Ponemos todos los ingredientes menos la mantequilla y la piel del limón en el vaso y mezclamos 12 segundos –Vel. 4.
- Ponemos la mariposa. Incorporamos la piel del limón. Programamos 10 minutos -T.90ºC- Vel.2.
- Quitamos la mariposa y la piel del limón. Añadimos la mantequilla. Mezclamos 5 segundos –Vel. 3.
- Dejamos templar y la metemos en una manga pastelera. Yo he utilizado una desechable y no me ha hecho falta boquilla.

El glaseado
- Ponemos la clara de huevo en un cuenco y con un tenedor la batimos.
- Vamos incorporando poco a poco el azúcar glas y seguimos batiendo hasta conseguir un a glaseado espeso y denso que luego cubra la totalidad de la superficie del pastel.

Para montar los emparedados
- Comenzamos por “el tejado”. Con una cucharita y un poco de esmero, pintamos con el glaseado los rectángulos de hojaldre. Tendremos que dividir el números de piezas entre tres para saber cuántos emparedados tenemos.( Con la plancha de Lild a mí me han salido 9 ). Empezamos por las piezas glaseadas para que sequen y al montar el emparedado no nos pringuemos .
- Una vez que las piezas glaseadas estén frías continuamos y ponemos la crema pastelera sobre la base del pastel. La ponemos en el centro para que al ser aplastado se expanda hacia los bordes pero no “chorree”.
- Ponemos otra capa de hojaldre y repetimos la operación con más crema pastelera.
- Para finalizar , ponemos las piezas glaseadas.

Ya no hace falta ir a la pastelería, ahora los emparedados son caseros

¡ Que te aproveche !

viernes, 20 de febrero de 2009

ROSCA TRENZADA


Espero que a Laura no le importe que haya añadido el “trenzada” a su maravillosa rosca. Me hacía ilusión, tanto tiempo sin hacer una trenza….
Nada más ver la receta en “La cocina de Mezquita” supe que iba a hacer esta rosca. Una entusiasta de la bollería como yo , no podía dejar escapar la oportunidad de saborear un trozo de esta maravilla.
Laura y sus hermanas utilizaron 1 kilo de harina para hacer dos roscas. Yo sólo he hecho una y con su ayuda , he ido adaptando las cantidades. Si sois muchos en casa os animo a utilizar la versión familiar, os comerán a besos….
Recién hecha es algo fantástico pero al no llevar ningún tipo de conservante al día siguiente pierde un poco su textura y se queda algo seca. Pero que no cunda el pánico porque una rebanada de rosca pasada por el tostador un minuto con una buena mantequilla y mermelada….es una auténtica ricura.
Es cierto que éstas masas tipo brioche son todas parecidas pero ésta me gustó precisamente porque tenía ese punto diferenciador, su forma, una trenza.
Sacar del horno la bandeja y ver esta hermosura es un orgullo que sólo conoce el que lleva el delantal.


Laura, Bego, Mari....Muchas gracias.

ROSCA TRENZADA

Ingredientes:

- 650 g, harina de repostería
- 4 huevos
- 175 de azúcar
- 150 ml. leche
- 100 g. mantequilla
- Ralladura de medio limón
- 30 g. levadura prensada

Así lo hago yo:

Forma tradicional ( así lo hicieron Laura y sus hermanas )
- En un bol grande mezclamos la harina con el azúcar y formamos un volcán con la mezcla.
- Calentamos la leche un poco y disolvemos en ella la levadura y la mantequilla.
- En el volcán hacemos un agujero central y vamos echando poco a poco los huevos ,la mezcla de la leche y la ralladura de limón.
- Removemos con una cuchara de palo , cuando tengamos una masa más o menos compacta, la pasamos a la superficie de trabajo y terminamos amasando con las manos hasta conseguir una masa que no se nos pegue en las manos.
- Dividimos la masa en tres. Cada porción la amasamos en forma de cilindro.
- Ponemos papel de hornear en la bandeja del horno y sobre él ponemos los tres cilindros amasados para formar la trenza. ¡ Esta parte es la mejor…!
- Tapamos la bandeja y dejamos reposar mínimo dos horas para que doble su volumen.
- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Pintamos la rosca con leche y espolvoreamos con mucha azúcar.
- Horneamos unos 30 minutos.

Con Thermomix ( así lo hice yo )
- Echamos la leche en el vaso y la calentamos 30 segundos-Temperatura 37ºC-Vel.1
- Disolvemos la levadura. 10 segundos-Vel.3
- Añadimos los huevos, la harina , el azúcar y la ralladura de limón. Mezclamos 30 segundos-Vel.6
- Programamos 3 minutos-Vel.espiga.
- Volvemos a programar 2 minutos-Vel.espiga y vamos añadiendo por el bocal los trocitos de mantequilla.
- Dejamos levar la masa dentro del vaso. Mínimo una hora.
- Cuando haya levado y empiece a salirse por el bocal volvemos a programar 1 minuto-Vel.espiga.
- Ponemos la masa en la superficie de trabajo ligeramente enharinada y la dividimos en tres porciones.
- Cada porción la amasamos en forma de cilindro.
- Ponemos papel de hornear en la bandeja del horno y sobre él ponemos los tres cilindros amasados para formar la trenza. ¡ Esta parte es la mejor ¡
- Tapamos la bandeja y dejamos reposar mínimo dos horas para que doble su volumen.
- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Pintamos la rosca con leche y espolvoreamos con mucha azúcar.
- Horneamos unos 30 minutos.

¡ Que te aproveche ¡

lunes, 16 de febrero de 2009

ALBÓNDIGAS DE TERNERA


No conozco a nadie que no le gusten las albóndigas. Es un plato tan nuestro, tan sabroso, tan socorrrido, gusta tanto a niños como a mayores … que pocas personas pueden renunciar a un plato de albóndigas ,con patatas fritas, al poder ser.
Ya os conté el pasado verano que mis preferidas son las albóndigas de bonito , "Mis Reinas" , pero nunca renuncio a un plato de éstas que os presento hoy, las de ternera.
El mundo "albondiguero" no tiene fronteras. La carne puede ser de pollo, cerdo, ternera… La salsa puede ser ligera, espesa, con tropiezos, verdura, tomate... ¿ Pero , y el tamaño ?. No me negaréis que el tamaño , esta vez, SÍ cuenta.
La albóndiga es un libro de psicología abierto. Nos cuenta como es el cocinero, la albóndiga en función de su tamaño, habla por si sola.

A saber:
- Albóndiga tamaño tomate cherry. El cocinero es creativo, juega con la comida, se divierte y le gusta sorprender.
- Albóndiga tamaño nuez. El cocinero es meticuloso. Las hace perfectamente redondeadas, todas exactamente iguales. Es paciente y se esmera. Mi amiga Ana es un claro ejemplo a seguir.
- Albóndiga tamaño pelota de golf. El cocinero aspira a hacer las albóndigas tamaño nuez. Empieza bien pero poco a poco el tamaño de la albóndiga va aumentando y su paciencia disminuyendo. Yo soy un claro ejemplo, me escudo en “la intención es lo que cuenta “
- Albóndiga tamaño clementina. El cocinero es una persona práctica. No está a detalles. Lo que cuenta es la calidad de la carne y el sabor, el tamaño es lo de menos. Ésta es la escuela de “una que me sé yo….”

Y podría seguir pero mejor vamos a las cucharillas que os presento hoy. Fueron el aperitivo de una cena informal. Muchas veces se puede hacer de un plato de diario algo un pelín especial sin apenas complicarse.


ALBÓNDIGAS DE TERNERA.

Ingredientes:

- medio kilo de carne picada de ternera
- un huevo
- un buen trozo de pan sin corteza o cuatro rebanadas de pan de molde sin bordes.
- leche
- perejil fresco picadito
- sal
- pimienta negra recién molida.
- 2-3 dientes de ajo
- pan rallado
- 2 huevos batidos
- aceite de oliva
Para la salsa
- un poco del aceite de haber frito las albóndigas.
- 1 cucharada hermosa de harina
- 2 cucharadas de tomate frito
- 1 chorro muy generoso de buen vino blanco
- agua
- sal.

Así lo hago yo:

- En un bol ponemos la miga de pan con un chorro generoso de leche. Desechamos la que no absorba el pan.
- En ese mismo bol echamos el resto de los ingredientes: la carne , el perejil muy picadito, la sal , la pimienta , el huevo entero y los ajos muy machacados en el mortero para luego no encontrar trocitos. Con las manos bien limpias, mezclamos muy bien todos los ingredientes, tapamos con flim y dejamos reposar en el frigorífico una horas.
- Pasado el tiempo, hacemos las albóndigas. Cada uno sabrá cual es su tamaño….
- Redondeamos y pasamos primero por huevo y luego por pan rallado.
- Freímos en aceite de oliva caliente. No las tenemos mucho tiempo en el aceite , sólo hasta que se doren, porque realmente se harán más tarde, con la salsa.
- Sacamos y las dejamos sobre papel de cocina para que éste absorba el aceite que suelten.

- Mientras tanto hacemos la salsa, para ello...
- En la sartén de haber frito las albóndigas ponemos un poco del mismo aceite, colado y limpio. Esperamos a que se caliente y echamos la harina para que se tueste. Removemos para que la harina no se queme. Incorporamos el tomate frito para que le de color y mezclamos muy bien con una cuchara de palo. Se nos hará una papilla. Echamos un poco de agua y el vino blanco. Mezclamos. Añadimos la sal.
- Ahora movemos la salsa con unas varillas para deshacer los grumos. Vamos incorporando agua en función de lo espesa que nos guste la salsa. Hay que tener en cuenta que cuando enfría espesa un poco.
- Cuando tenemos la salsa ligada y a nuestro gusto, la volcamos sobre la cazuela donde hemos puesto las albóndigas. Dejamos que se terminen de hacer unos 15 minutos a fuego muy bajo.
- Si las comemos al día siguiente, la salsa habrá espesado bastante.Para calentarlas, ponemos la cazuela a fuego muy bajo y removemos de vez en cuando con cuidado para no romperlas.Si es necesario, añadiremos un pelín de agua.

Desde aquí animo a todo el personal a meterse en la cocina a hacer albóndigas. Así cuando vayáis a casa de mamá un día, para variar, podéis llevar el tupper lleno , y sorprenderla....

¡ Que te aproveche !

miércoles, 11 de febrero de 2009

TARTA DE MOKA


El pasado fin de semana tuvimos celebración familiar. De postre, tarta de moka. Evidentemente te tiene que gustar el aroma a café. A mí me encanta. Creo que la crema de moka es algo espectacular, en sabor, textura, calorías…
Es una tarta sencilla aunque pueda perecer muy laboriosa por los pasos que hay que dar. Yo os recomiendo hacer el bizcocho genovés el día antes, de este modo acortamos el proceso. La decoración con las almendras fileteadas es una prueba de paciencia .Sin prisas llega a ser entretenido. Ahí te quiero ver....


TARTA DE MOKA

Ingredientes:
( receta de Cristina Galiano, "Mis mejores recetas con Thermomix 31 " )

Para hacer el bizcocho genovés
· 100g. azúcar.
· 4 huevos.
· 100 g. harina
Para hacer el almíbar
· 50 ml. agua
· 100g. azúcar
· 20 ml. licor ( yo he puesto Baileys )
Para hacer las natillas de café
· 180 g. azúcar
· 100 g. agua
· 3 yemas
· 10 g café soluble + 20 ml. agua
Para hacer la crema de moka
· 250 g. mantequilla “blandita”
Para decorar
· 100 g. almendras fileteadas
· Paciencia....

Así lo hago yo:

El bizcocho genovés.

- Precalentamos el horno a 180ºC .
- Ponemos en el vaso de la Thermomix la mariposa. Echamos el azúcar y los huevos y programamos 6m-Temperatura 37ºC-V3 y media.
- Volvemos a programar el mismo tiempo y velocidad pero sin temperatura.
- Quitamos la mariposa. Incorporamos la harina. Mezclamos 4s-V3.
- Volcamos la masa en un molde engrasado , el mío de 23 cm diámetro
- Horneamos 12-15 minutos.
- Dejamos enfriar y reservamos.
- Con el calor residual del horno y dos minutos de gril, tostamos las almendras fileteadas poniéndolas sobre papel de hornear en la bandeja del horno, con cuidado para que no se quemen.
El almibar

- Ponemos los ingredientes en el vaso de la Thermomix y programamos 7m-T.100ºC-V 2. Dejamos enfriar

Las natillas de café

- Ponemos los 20 ml de agua en un vaso , lo calentamos en el micro y disolvemos el café soluble. Removemos y dejamos enfriar.
- En el vaso de la Thermomix , ponemos el azúcar y el agua. Programamos 6m-T.100ºC-V2
- Con la máquina en marcha en V4 vamos añadiendo poco a poco a través del bocal las tres yemas.
- Programamos 7 m- T90ºC- V4.
- Sacamos las natillas y la vertemos a una jarra. Incorporamos a las natillas el café disuelto en el agua y removemos con una cuchara. Dejamos enfriar y reservamos.

La crema de moka.

- Cuando las natillas de café estén frías ponemos la mariposa en el vaso de la Thermomix también frío e incorporamos la mantequilla en trocitos. Batimos durante unos 10-15 segundos hasta que la mantequilla tenga aspecto de pomada.
- Programamos V4 y vamos echando por el bocal en un hilo muy fino las natillas de café.
- Cuando hayamos acabado de echar las natillas seguimos en V4 hasta que todos los ingredientes se hayan integrado y la crema de moka esté homogénea.

Para montar la tarta.

- Abrimos el bizcocho a la mitad.
- Emborrachamos, no en exceso, cada una de las dos partes con el almíbar que hemos preparado. - Sobre la base ponemos un poco más de la mitad de la crema de moka. Con una espátula alisamos la superficie.
- Encima de la crema de moka, ponemos la otra parte del bizcocho, mejor la que antes era el culo del bizcocho, así la superficie de la tarta quedará más lisa y evitamos las posibles imperfecciones.
- Cubrimos la parte superior y laterales con el resto de crema. Alisamos de nuevo la superficie.
- Con mucha paciencia colocamos las almendras fileteadas por todo el contorno, tranquilos, sin prisa….
- Decoramos a nuestro gusto. Yo he utilizado más almendras fileteadas y unas virutillas de chocolate.
- Metemos al frigorífico y sacamos una hora antes de servir.

¡ Que te aproveche !


domingo, 8 de febrero de 2009

ASADURILLA DE LECHAZO


¡¡¡ Aaaaajjjjjjjjj !!! han dicho mis compañeras cuando les he dicho que iba a publicar esta receta. Y es que una cosa está clara, la asadurilla no deja indiferente a nadie. O disfrutas del plato y te recreas mojando en la salsa o no puedes ni siquiera olerlo. Ya se sabe, sobre gustos no hay nada escrito. No es que sea un plato muy glamuroso pero me apetecía publicar la receta. En un blog que se precie, tienen que haber un poco de todo, ¿ o no ?
A mí particularmente no me gusta ni la asadurilla ni las vísceras en general . Creo que en parte se debe al recuerdo que tengo de pequeña de ese mercado con los animales colgando y sangrando con aquel olor tan intenso….Ahora afortunadamente da gusto ir al mercado y ver los puestos limpios y curiosos.
No suelo cocinar este plato con frecuencia pero cuando voy a la carnicería y acaban de matar un lechazo, la compro por la garantía de su frescura y calidad. Bueno, por eso y porque no cuesta nada hacer feliz al “pater familias”.
Mi guiso es tremendamente sencillo. Lo complicado es limpiar bien las vísceras de venillas, tendones…y conseguir partir todos los trozos más o menos todos iguales.
Como siempre os recomiendo un buen vino blanco, mejor ajerezado, que le de sabor al guiso y si os gusta el picante unas guindillas cayenas le darán “alegría”.
Sobre una tostada de pan de pueblo y con un vasito de vino “dicen“ que está de muerte.
¿ Te lo crees?


ASADURILLA DE LECHAZO

Ingredientes:


- Una asadurilla de lechazo fresca y limpia ( hígado, corazón, pulmón….)
- Aceite de oliva
- Una cebolla
- Sal
- 2 cucharadas de pan rallado
- Un vaso pequeño de vino blanco.
- Un vaso grande de agua.
- Guindillas cayenas ( opcional )

Así lo hago yo:

- Ponemos un poco de aceite de oliva en una cazuela y cuando esté caliente añadir la cebolla muy picadita junto con las guindillas partidas si vamos a dar el toque picante.
- Cuando la cebolla empiece a estar doradita echamos la asadurilla que hemos limpiado muy bien y hemos partido en trozo pequeños.
- Removemos bien con una cuchara de palo. Salamos.
- Incorporamos el pan rallado, removemos y echamos el vino.
- El agua se va echando poco a poco según lo vaya pidiendo el guiso y en función de nuestros gustos, más espeso o más ligero.
- Dejamos que se haga poco a poco. Removemos de vez en cuando. En media hora estará listo.
- Servir caliente. En casa, sobre una rebanada de pan de pueblo tostada.

¡ Que te aproveche ¡

domingo, 1 de febrero de 2009

CUPCAKES DE CAFÉ CON MASCARPONE Y NUECES


Cursi-magdalenas , así llamó mi cuñado a estos cupcakes. Por más que intenté explicarle que no era lo mismo una magdalena que un cupcake, mis esfuerzos no sirvieron para nada. Y mucho me temo que en casa las cursi-magdalenas se van a quedar con este nombre por lo siglos de los siglos…
Nos han encantado, la crema de queso no ha tenido mucho éxito pero su textura y sabor han triunfado. El aroma a café es muy suave, apenas se nota por eso la próxima vez pondré directamente el café soluble sin diluirlo, que se note , ¡ que para eso son de café !.
Después de mis intentos fallidos de explicar en casa la diferencia entre la magdalena y el cupcake, me puse a "investigar" y aunque no hay reglas establecidas , he llegado a algunas conclusiones, por si a alguien le interesa...

MAGDALENAS
-“Tipical spanish”. Las nuestras de toda la vida
- Los ingredientes se baten con batidora eléctrica o con varillas.
- Suelen llevar aceite.
- Se aromatizan con limón, canela , anís….pero no se rellenan
- Su textura es seca aunque esponjosa ( el batido de los ingredientes produce aire )
- Son dulces.
- Las comemos a toda horas. Para desayunar, en el recreo, merienda, con un colacao antes de ir a la cama….)

MUFFINS
- Origen americano.
- Sus ingredientes no se baten, se integran los secos sobre los húmedos con el menor número de movimientos posibles.
- Suelen llevar mantequilla
- Tienen una textura húmeda.
- Se rellenan :chocolate, crema, pepitas, frutos…
- Los hay dulces y salados
- Se toman para desayunar o merendar.

CUPCAKES
- Origen americano, de hecho ahora mismo son una auténtica moda.
- Suelen llevar mantequilla.
- Siempre se decoran, ¡ vaya, si se decoran ¡
- Su textura es muy firme para poder soportar el peso de la decoración.
- Son dulces
- Se toman en la merienda

Y de la teoría…vamos a la práctica. Venga, ¡ todos a la cocina !. Son muy facilitos y el resultado es una delicia.


CUPCAKES DE CAFÉ CON MASCARPONE Y NUECES


Ingredientes: ( Revista GoodFood , Febrero 09)

- 100 g. mantequilla "blandita".
- 100 g. azúcar muscovado, ( yo, azúcar moreno )
- 100 g. harina con levadura, tipo Bizcochona.
- 2 huevos grandes
- 2 cucharaditas de café soluble disueltas en 100 ml de agua hirviendo.
- Una pizca de sal
- 25 g. de nueces troceadas.
Para decorar.
- 200 g. mascarpone.
- 2 cucharadas de azúcar muscovado ( yo, azúcar moreno )
- Nueces partidas a la mitad.

Así lo hago yo:

- Precalentamos el horno a 180ºC.
- En un bol grande batimos la mantequilla , el azúcar, el harina, la sal, los huevos y 4 cucharaditas de la mezcla del café soluble con el agua.
- Una vez que la mezcla esté cremosa añadimos las nueces troceadas y las integramos con al ayuda de una espátula.
- Con una cuchara llenamos las cápsulas de papel . Yo las pongo en una bandeja de muffins ).
- Horneamos unos 20 minutos.
- Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para decorar.
- Una vez fríos los cupcakes, batimos con las varillas el queso con el azúcar y tres cucharaditas de la mezcla de café y agua.
- Metemos la mezcla en al manga pastelera con boquilla de estrella y hacemos los “moñitos”.
- Terminamos con media nuez “en la cresta”.
- ¿ Te vas a poder resistir ?

¡ Que te aproveche !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...