domingo, 26 de septiembre de 2010

CANGREJOS DE RÍO CON PASTA.CÓMO COMER CANGREJOS SIN MANCHARSE LOS DEDOS.


La receta de hoy es una versión pelín vanguardista , que dirían "los míos", de un clásico de mi recetario tradicional.
Los cangrejos de río han sido siempre en mi casa motivo de alegría y encuentro familiar pues lo cierto es que no vale la pena hacer poca cantidad. El trabajo es prácticamente el mismo para medio kilo de cangrejos que para dos kilos por eso siempre los cocino cuando nos reunimos con familiares y amigos.
Los cangrejos de río, la receta original de mi madre , ya la publiqué hace dos años .El plato que hoy os presento es la misma receta pero en "versión fina" pues se disfruta del sabor de los cangrejos, de la salsa y de la pasta sin mancharse los dedos.
Sinceramente yo prefiero comer los cangrejos “a mano”, chupetearlos y mojar en la salsa pero reconozco que ésta presentación con pasta tiene su aquel especialmente si utilizáis pasta fresca.
Poco más puedo decir. Ya me lo dirás tú.


CANGREJOS DE RÍO CON PASTA. CÓMO COMER CANGREJOS SIN MANCHARSE LOS DEDOS .

Ingredientes:

Para cocerlos:
- 1 kg de cangrejos de río
- agua
- sal
- 1 hoja de laurel
Para la salsa:
- Aceite de oliva
- 3-4 guindillas ( opcional )
- 2 cucharadas soperas de harina
- una cucharadita de pimentón
- sal
- 3 cucharadas de tomate frito
- 75 ml. vino blanco, bueno
- un chorro generoso coñac
- 2 vasos agua
- 3 dientes de ajos machacados en el mortero.
Para la pasta:
- Cualquier pasta larga: espaguetis ,tallarines, tagliatelle…(mejor si es pasta fresca )
-Agua
-Sal

Así lo hago yo :

Para cocer los cangrejos.
- Podemos comprar los cangrejos ya cocidos y nos evitaremos este paso pero a mí personalmente me gusta comprarlos vivos y cocerlos en casa.
Para ello los pondremos en agua para que se limpien. Mientras tanto , ponemos a hervir en una cazuela grande y alta, agua con sal y una hoja de laurel. Cuando el agua hierva los metemos en la cazuela con mucho cuidado , porque muerden....En unos diez minutos ya están cocidos ya que tienen poca carne.
Los sacamos y reservamos.

Para hacer la salsa
- Ponemos aceite en una sartén , cuando esté caliente, no mucho, vamos añadiendo los ingredientes empezando por las guindillas si las vamos a utilizar, si no es así , empezamos por la harina. Se tiene que integrar con el aceite y no formar grumos.
- Incorporamos el pimentón, el tomate frito, el vino y el coñac. No dejamos de remover con las varillas.
- Vamos añadiendo agua en función de nuestro gusto, más espesa o más ligera la salsa, teniendo en cuenta que el guiso espesa al enfriar.
- Removemos muy bien para conseguir que todos los ingredientes estén bien ligados
- Cuando la salsa está hecha se vierte por encima de los cangrejos que hemos puesto en la misma cazuela de haberlos cocido.
- Machacamos varios dientes de ajo en el mortero y los echamos por encima del guiso.
- Removemos bien con una cuchara de palo para que se reparta bien ,damos un ultimo hervor y dejamos reposar.
- Yo hago dos salsas, una sin guindillas para los niños pequeños y otra picante para los "niños grandes ".

Para montar el plato.
- Cocemos la pasta elegida en agua con sal según el tiempo que marque el fabricante.
- Mientras tanto, vamos pelando los cangrejos.Ponemos los cuerpos junto con la salsa.Calentamos el conjunto para que no esté frió a la hora de emplatar.
Yo suelo hacer los cangrejos la víspera.La pasta fresca se cuece en un plis plas por eso montar los paltos apenas lleva tiempo.
- Escurrimos la pasta y repartimos en los platos.
- Ponemos una ración generosa de cangrejos con su salsa sobre cada plato de pasta.
- Si nos apetece podemos poner una cabeza de cangrejo en el centro para decorar.
- Ya puedes empezar a disfrutar, ya verás como sí.

¡ Que te aproveche !

domingo, 19 de septiembre de 2010

LECHE CONDENSADA COCIDA


Tenía muchas ganas de publicar esta entrada no por la receta en si , que muchos ya la conocéis, sino por los recuerdos que esta lata siempre conlleva. El recuerdo de haber metido alguna vez el dedo a escondidas…, el recuerdo de aquellas rebanadas de pan…. La imagen en general de lo que fue parte de nuestras meriendas, en definitiva , de nuestra infancia.

El modo de proceder es extremadamente sencillo, apenas necesita explicación pero si me gustaría hacer unas puntualizaciones que me parecen importantes.
La marca.
El tiempo que os indico es para una lata de marca “La lechera”.No todas las leches condensadas se comportan de igual manera, en especial , las marcas blancas.
El tiempo.
Tendréis que adaptar el tiempo a vuestro gusto personal. Con 40 minutos queda una crema como la que véis en la foto, densa pero “untable”.Si la queréis pelín más ligera poned 5 minutos menos si por el contrario, la queréis más espesa, tipo tofe, poned 5 minutos más.
El enfriamiento.
Es importante que en cuanto se pueda abrir la olla saquéis la lata y la pongáis a enfriar a temperatura ambiente. De lo contrario, si dejáis la lata dentro de la olla aunque ésta esté apagada, la leche condensada se seguirá haciendo con el calor residual del agua y por lo tanto quedará mucho más espesa.

Las posibilidades que ofrece la leche condensada cocida, también llamada dulce de leche, son muy variadas. Parece mentira como por 1´50 euros podemos hacer diferente cualquier desayuno o merienda untando esta delicia sobre un trozo de bizcocho, una rebanada de pan, un sobao, unas palmeritas….Rellenando unas galletas, unos bollitos…Por no hablar de la variedad de recetas que existen en el mundo repostero de las que ya os iré contando.

La entrada de hoy no es una receta, es más bien una idea para que puedas tener en el frigorífico una lata preparada para darte un capricho en casa o para llevártela de excursión al campo o a la playa y compartir con tus amigos o tus propios hijos, otra merienda de aquellas…


LECHE CONDENSADA COCIDA
(Dulce de leche casero )
Ingredientes:

- 1 lata pequeña de leche condensada “La lechera” de 370g.
- Agua

Así lo hago yo: ( como me enseñaron mis amigos Ana y Mario )

- Metemos la lata en la olla a presión, (sin etiqueta y con la anilla del abre fácil hacia arriba) y cubrimos con agua justo hasta el mismo borde de la lata.
- Cerramos la olla y ponemos el fuego al máximo ( en mi vitrocerámica al 9 )
- Cuando suba el pitorrillo de la olla empezamos a contar 40 minutos y bajamos un poco el fuego ( en mi vitrocerámica al 7 ).
- Pasado el tiempo, apagamos el fuego, retiramos la olla y en cuanto baje el pitorrillo y podamos abrir la olla, sacamos la lata. ¡ Mucho ojo !, agarrad la lata con un guante de cocina porque quema mucho.
- Enfriamos la lata a temperatura ambiente y cuando esté fría del todo, tiramos de la anilla y …..ya podemos meter el dedo

¡ Que te aproveche !


martes, 14 de septiembre de 2010

MERLUZA EN SALSA VERDE, REDONDA


La merluza en salsa verde es todo un clásico de la cocina del Norte. En mi casa, mi madre siempre la cocinó en cazuela de barro, acompañada de guisantes, unas puntas de espárragos y huevo duro. Yo , escarmentada del fracaso de mis cazuelas de barro con la Vitro, sigo haciendo la misma receta pero “sin barro” y ojalá que mis hijos y sobrinas, algún día sigan cocinando "la salsa verde de su abuela" .

La receta que os presento hoy es una adaptación para acercar a los niños poco a poco al gusto por los platos de pescado llenos de sabor, tradición y en este caso , sin espinas.

Formar las pelotillas con la merluza desmigada, sin más ingredientes, como la miga de pan que llevan las albóndigas de ternera o de bonito ,es complicadillo pues se pegan a las manos .Con un poco de paciencia se llegan a formar y la verdad es que merece mucho la pena pues son un bocado limpio, sin espinas, lleno de sabor a mar. Algo realmente maravilloso que gusta no sólo a los niños.

Las gambas pueden ser congeladas siempre que sean de calidad y tengan un tamaño digno. Todos conocéis esas gambas congeladas que cuando se desprenden de su capa de hielo hay que buscarlas con lupa.
Un vino blanco del bueno y perejil fresco, ( no vale “ de bote”) y tendréis el éxito garantizado. Lo sabréis cuando al abrir la cazuela se desprenda ese olor tan característico de este guiso tan nuestro.


MERLUZA EN SALSA VERDE, REDONDA

Ingredientes:

- 1 merluza no muy grande
- sal
- un puñado de gambas
- un poco de harina
- aceite de oliva
- 5 dientes de ajo
- perejil fresco
- 2 cucharadas de harina.
- agua
- un vaso pequeño de vino blanco de calidad.
Opcional:
- guisantes
- puntas de espárragos
- huevo duro en medallones

Así lo hago yo:

- En la pescadería pediremos que nos preparen la merluza abierta en dos lomos. Como siempre, nos quedaremos con la espina y cabeza para congelar y hacer un buen fondo de pescado el día menos pensado.
- Quitamos la piel a la merluza y vamos sacando toda su carne con especial cuidado para retirar todas las posibles espinas .
- Una vez que tenemos toda la carne desmigada, la salamos un poco y con la manos mojadas en agua, vamos haciendo las albóndigas poniendo en el centro de cada albóndiga una gamba.
- Cuando tenemos todas las albóndigas formadas las pasamos por un poco de harina que hará que tengan un poco más “de cuerpo”.
- En el mortero ponemos los ajos y bastante perejil picado. Tenemos que conseguir majar el ajo y el perejil de tal manera que hagamos un puré. No pueden quedar trozos. Nos costará un poco pero merece la pena , así el ajo y el perejil desprenden todo su aroma. Ese olorcillo que os comentaba antes…
-Mientras machacamos el ajo y el perejil, ponemos aceite en una cazuela para que se vaya calentando.
- Cuando el aceite esté templado, echamos el ajo y el perejil machacado. Removemos con una cuchara de palo. Añadimos sal , la primera cucharada de harina y un poco del agua.
- Removemos constantemente para que no se formen grumos. Ahora podemos utilizar unas varillas.
- Incorporamos el vino y la segunda cucharada de harina. Seguimos removiendo. Echaremos más vino, o agua en función de cómo nos guste la salsa. Tiene que quedar todo muy ligado.
- Cuando tengamos la salsa a nuestro gusto, incorporamos las albóndigas reservadas y si nos apetece, unos guisantes
- Ten en cuenta que las albóndigas llevan un poco de harina y que la salsa al enfriar tiende a espesar un poco por lo que te aconsejo que la dejes tirando a clarita para que así cuando vayas a comer el guiso, la salsa haya espesado un pelín y esté en su punto.
- Calentamos el guiso para que la salsa se reparta bien y la merluza se haga, en unos diez minutos estará hecha.
- Para terminar podemos adornar con unas puntas de espárragos y un huevo duro cocido.

¡ Que te aproveche !

jueves, 9 de septiembre de 2010

BICA, MI BIZCOCHO DE MANTEQUILLA


Ese día, mi hija se iba de excursión. Me había levantado bien temprano para hornear este bizcocho para que se lo pudiera llevar para compartir con sus amigas.
Aunque era invierno, hacía sol y daba gusto estar en el patio, me tocaba recreo. Uno de los pequeños se me acercó y me dijo: ” ¿ Me atas los cordones ?”. Me agaché y cuando le estaba atando los cordones me dijo:” Profe, hueles a bizcocho”.
¿ No os parece una anécdota entrañable ?

Éste el recuerdo que tengo de esta bica gallega de mi amiga Laura. La publicó en su blog La cocina de mezquita"allá en Octubre del 2008 pero yo no descubrí la receta hasta que Su publicó su versión en “Webos-fritos”.Con la recomendación de estas dos grandes cocineras sabía que este bizcocho de mantequilla pasaría a ser uno de mis preferidos y efectivamente, así fue.

La receta original se hacía con manteca y no lleva nata. Nuestra versión de este bizcocho gallego lleva una buena mantequilla. Laura pone canela y Su añade chocolate para darle dos tonalidades. Sea como sea, espolvorea bastante azúcar por toda la superficie para que se cree esa costra luego gusta tanto al partir.
Poner los ingredientes en un bol, batir y hornear.
Nada más fácil para un bocado tan delicioso.


Moitos bicos e unha aperta moi especial para a miña amiga Laura....

BICA, MI BIZCOCHO DE MANTEQUILLA.

Ingredientes:

· 4 huevos grades
· 400 g. harina de repostería
· 400 g. azúcar
· 200 ml. nata líquida
· 200 g. mantequilla
· 2 gaseosas blancas y dos azules ( o un sobre de Royal)

Así lo hago yo:

Método tradicional:
-Precalentamos el horno 160ºC
-Derretimos un poco la mantequilla en el micro.
-En un cuenco grande batimos el azúcar, los huevos y la mantequilla derretida.
-Añadimos la nata y seguimos batiendo.
-Incorporamos la harina y las gaseosas. Batimos hasta conseguir una masa homogénea y sin grumos.
-Echamos la mezcla en un molde engrasado o forrado con papel vegetal.
-Espolvoreamos abundante azúcar por encima y horneamos unos 50-60 m.
-Dejamos reposar en el molde 10 m. Desmoldamos y pasamos a una rejilla para que enfríe el todo.

Con Thermomix:
-Precalentamos el horno 160ºC
-Derretimos un poco la mantequilla en el micro.
-Ponemos la mariposa en el vaso de la Thermomix y echamos el azúcar, los huevos y la mantequilla derretida. Programamos 3 minutos –Vel.3.
-Añadimos la nata. Programamos 2m-Vel.3
-Quitamos la mariposa. Añadimos la harina y las gaseosas. Mezclamos 10 s-Vel.6.
-Terminamos de mezclar con la espátula.
-Echamos la mezcla en un molde engrasado o forrado con papel vegetal.
-Espolvoreamos abundante azúcar por encima y hornear unos 50-60 m.
-Dejamos reposar en el molde 10 m. Desmoldamos y pasamos a una rejilla para que enfríe el todo.

¡ Que te aproveche !

sábado, 4 de septiembre de 2010

SALSA DE TOMATE CASERA


Si tuviera que llevarme a una isla desierta tres indispensables de mi cocina , no lo dudaría, me llevaría una docena de huevos, tres kilos de patatas y mi salsa de tomate.
Desde pequeña he visto hacer esta salsa en mi casa.Una vez que te acostumbras al tomate casero, no hay frasco o brick de tomate industrial que le iguale. Fue una de las primeras recetas que aprendí de mi madre y os puedo asegurar que tanto mi hermana como yo, la ponemos en práctica varias veces al mes.

Los tomates que veis en la foto fueron los primeros de esta temporada. Mi huerto es muy pequeño y los tomates que recogemos son para nosotros un pequeño tesoro que saboreamos simplemente con un poco de sal y un buen aceite de oliva. Estos tomates no son los que utilizo para la salsa sino tomates de pera que compro en mi frutería cuando están maduros y a buen precio. Pero como no siempre dispongo de tomates naturales, la receta que comparto hoy con todos vosotros es otra, la que hago con tomate entero pelado de primera calidad ,enlatado. En mi despensa siempre hay latas de “El jinete” y aunque es cierto que no es lo mismo que un kilo de tomate naturales bien es verdad, que es cómodo. Creo que esta receta puede ayudar mucho a aquellas personas que les gusta la idea de hacer salsa de tomate casera pero no se quieren enfrentar a la receta , un poco más laboriosa , de los naturales y además, las cosas como son, si el tomate enlatado es de calidad el resultado es igualmente maravilloso.

Lo más engorroso de “hacer tomate” ,como decimos en mi casa, es lo que salpica y ensucia los azulejos, la vitro…Para minimizar “el pringue” y evitar posibles quemaduras, os recomiendo hacerlo en una cazuela grande y alta y si es con Thermomix que no se os olvide poner el cestillo.

La cantidad de sal y azúcar es orientativa. Incluso hay quien no le pone azúcar. La manzana Golden no es indispensable pero yo os la recomiendo, porque le quita acidez a la salsa y contribuye a darle una cierta textura que variaréis vosotros mismos en función de vuestros gustos. En casa nos gusta espesita, que casi ,casi, se corte con cuchillo y tenedor. Si os gusta más clarita, emplead menos tiempo, así no se evaporará tanto líquido.

Recordad que una vez hecha la salsa la podéis guardar en frascos de cristal y congelar. Así cuando la necesitéis sólo tenéis que sacarla del congelador y dejar que se descongele a temperatura ambiente o dejarla toda un noche en el frigorífico.

Cualquier plato se engrandece con un poco de esta salsa casera. A ver qué te parecen estas ideas:
- Acompañando a un huevo frito, salchicha o tortilla francesa
- Con cualquier tipo de pasta.
- Como cama a una rueda de bonito, o a unos trozos de bacalao
- Inseparable de un arroz blanco
- La alegría de unas judías verdes
- Para mojar una patatas fritas
- Con dos huevos duros….

¿ Sigo ?


SALSA DE TOMATE CASERA

Ingredientes:

- 75 ml. aceite de oliva
- 1 cebolla pequeña
- Media manzana Golden
- Una pizca de pimentón
- 2 latas de tomate entero pelado de primera calidad de 800g.
- 2 cucharaditas de sal
- 3 cucharadas de azúcar

Así lo hago yo:

Método tradicional:
-En una cazuela grande ponemos a calentar el aceite, cuando esté caliente añadimos la cebolla picadita y esperamos a que se poche.
- Cuando la cebolla esté pochada incorporamos el pimentón y removemos bien.
- Añadimos el tomate y la manzana Golden pelada y partida en cachitos pequeños .
- Echamos la sal y dejamos que se haga a fuego lento durante una hora y media. Cuanto más tiempo lo tengamos al fuego mayor será la cantidad de líquido que se evapore y más espesa nos quedará la salsa.
- Pasamos por el pasapurés, de esta manera la parte más dura del tomate que no se haya deshecho y restillos de piel, quedarán en el tamiz y no formarán parte de la salsa por eso nunca utilizaremos la batidora.
- Por último echamos el azúcar y una vez fría nuestra salsa la repartimos en frascos.
- Si no vamos a utilizar la salsa la podemos congelar .

Con Thermomix
- Ponemos el aceite en el vaso y programamos 3m-T.varoma-Vel.1
- Añadimos la cebolla. Trituramos 10 s-V5
- Programamos 7 m-T.Varoma-Vel.3 y medio
- Añadimos el pimentón, la manzana y el tomate. Trituramos 5s-Vel.5
- Ponemos la sal y el azúcar.
- Programamos 45m-T.Varoma-Vel.1 Ponemos el cestillo para evitar salpicaduras
- Una vez fría nuestra salsa la repartimos en frascos.
- Si no vamos a utilizar la salsa la podemos congelar .

¡ Que te aproveche !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...