sábado, 6 de octubre de 2012

MIGAS




Son muchas las recetas y versiones de este plato en toda España. Aunque cada región tiene su especialidad , tanto las migas aragonesas, murcianas, extremeñas o manchegas, tienen como denominador  común  el pan duro como base de su receta. Las migas que os presento yo no, las migas de Almería , de la comarca de los Vélez , se hacen a base de harina, agua, aceite y sal. Es todo un proceso laborioso y artesanal que aunque muy cansado, merece la pena hacer y desde luego no se debe perder. Forma parte de la tradición gastronómica de esta región andaluza y en mi familia es todo un ritual del que disfrutamos cada  verano.

No es un plato de diario, aunque hace años lo fuese para los hombres del campo, ni tampoco para tomarlo una sola persona. Es un plato que invita al encuentro y reunión con familiares y amigos.
La lista de viandas para tomar junto a unas migas es larga, a gusto del personal. Algunos ejemplos:

·       Trozos de costilla
·       “ Tajás” de tocino
·       Lomo adobado
·       Chorizo
·       Boquerones
·       Bacalao frito
·       Pimientos verdes
·       Uvas
·       Arenques ahumados
·       Un buen tomate cortado en trozos….

En mi familia además del pimiento verde, tocino y arenques, las tomamos siempre  con remojón ,otro clásico de la comarca de los Vélez. El remojón es un caldo delicioso y picantillo resultado de hervir agua con tomates secos, pimientos rojos  asados, ajo, guindillas,  aceite y sal  que se pone en el centro de la sartén de migas y se toma con cuchara alternándolo con las demás viandas.

Para hacer migas solo tienes que tener una sartén hermosa, una rasera ( la pala que veis en las fotos ) un buen fuego y alguien con quien compartirlas.

Con mucho cariño para todos mis primos Cañabate para que esta receta tan nuestra, no pase al olvido y  nuestros hijos el día de mañana sepan hacer unas buenas migas.




MIGAS

Ingredientes:

·       1 litro de agua
·       sal
·       1 kilo de harina
·       250 ml. aceite

 Así lo hago yo:




1. Ponemos a calentar el aceite en una sartén muy hermosa.
2 .En ese aceite freímos  el pimiento verde lavado y cortado en trozos grandes. Cuando esté tierno lo sacamos y reservamos.
3. Después de freír el pimiento , le toca el turno a la carne: trozos de costilla, “tajás”  de tocino ….Freímos, sacamos de la sartén y reservamos tanto la carne frita como el aceite. Dejamos la sartén vacía , no hace falta limpiarla. Si acompañamos las migas con pescaito frito: boquerones, bacalao…lo freiremos en una sartén aparte y no utilizaremos su aceite para hacer las migas.
4. Añadimos el agua y un buen puñado de sal.




5. Cuado el agua comience a hervir, incorporamos la harina. Hacemos una especie de cruz con la rasera para repartir la harina por la sartén y comenzamos a remover para que la harina absorba el agua.
6. Vamos incorporando poco a poco el aceite reservado de haber frito los pimientos y la carne.
7. Poco a poco las migas se quedarán sin líquido. Ahora el trabajo consiste fundamentalmente en ir moviendo las migas para que no se peguen a la sartén y a la vez se deshagan.
8.  Al cabo de unos treinta minutos de mover y mover las migas,  éstas se habrán hecho y tu brazo necesitará unas sesiones de fisioterapia….

Ahora solo queda dar un aplauso al cocinero y  poner la sartén de migas en el centro de la mesa junto con el remojón,  las bandejas de pimientos, las tajás de tocino y demás acompañamiento.
Es un plato para compartir y disfrutar con  familia y amigos.

¡ Que te aproveche !


24 comentarios:

  1. Guauu, estas no las he probado, pero con gusto me iba para tu casa y entre charlas y un par de vinos caen seguro!!
    Se ven deliciosas!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué buena mano tenéis, mira que hay que tener maña y paciencia, pero cuando llevas unas cuantas a tus espaldas, salen siempre. Tremendo el post, que gastronomía tan increíble la que tenemos en nuestro país, que orgulloso me pone todo esto. Esto es para verlo fuera de nuestro pais y llorar de la nostalgia. Efectivamente es un plato para comer en reunión y para disfrutar con tu gente, con un buen vino y una buena conversación.

    Qué ricas las guarniciones y que preciosidad de fotos, me encantan Mº Jose!.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las migas, pero siempre las he comido de pan y tengo ganas de probar las de harina. Por lo que veo usas harina normal, ninguna especial.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Justo ayer me hice unas, pero las extremeñas.

    ResponderEliminar
  5. Una de las maravillas que nos acompaña en otoño son las riquísimas migas y tú las haces divinamente ¿Hay un plato para mi?
    Besos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  6. Esto si que es un rescate con toda la regla y sin rodeos!! La cazuela, la rasera (la primera vez que lo oigo)que maravilla, con esas guarniciones. Esto si que lo veo difícil, que quede suelto, sin sabor a harina cruda. Lo que dices para ir derechita a un masaje...
    Felicidades Mª José, nos has traido una auténtica joya...
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Un plato contundente pero que a mi me encanta!
    Las de harina como las tuyas me gustan lo mismo que las de pan y sobre todo con ese pedazo acompañamiento.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  8. Qué ricas y qué bien preparadas!

    ResponderEliminar
  9. Madre mía, con eso se come una semana, y nosotros somos de buen diente.
    Las migas es un plato que aquí apenas se conoce, y a mi me parece estupendo.
    Espero que nos veamos pronto.
    Besazos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  10. Uf, Maria José, ¡qué lujo! No sé si me atreveria con este tipo de migas. Hago (muy de vez en cuando por la pereza de picarlas) las manchegas, que a mi marido le encantan, pero éstas ni tan siquiera las he comido nunca. Lo dicho, un lujo de receta. Buena semana. Esperanza.

    ResponderEliminar
  11. Madre mia Maria José, sin palabras me he quedado con esas migas. Y no te digo nada con esa sarten hermosa (como bien dices), todavia las venden, donde?, por que me parece que es de hierro como las de antes.
    Guardame un poquito de guarnición que es para pecar.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Ohhhhhhhhhhhh, lo siento me salio anónimo, soy esther, lo dicho quiero pecar

    ResponderEliminar
  13. Una migas excepcionales, yo las he comido siempre con pan, pero estas con harina tienen una pinta genial. Es una comida como bien dices para para compartir, eso si acompañado de un buen vinito....

    un saludo

    ResponderEliminar
  14. Uuuummm,
    que ganitas de migas me han entrado.
    Mañana no puedo, pero seguro que pasado si las hago.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Que buena pinta!!!
    Mis padres también son de esa región de Almeria, concretamente de un pueblecito que se llama Sierro y las migas son el plato estrella en casa. Nos encantan y las hacemos tal y como tu describes.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  16. Ayyyy qué ricas!!!
    Ese perol de migas es para disfrutar.
    Nosotras las hacemos con el pan duro desmigado... y muchos ajitos.
    Un saludo de Las Chachas

    ResponderEliminar
  17. Que entrañables son estos platos y que diferentes de unas regiones a otras...me ha encantado el post

    ResponderEliminar
  18. Mmm, deliciosas como todo lo que publicas. Las tengo que probar con harina, siempre las he comido de pan. Mª José quería preguntarte cuando en alguna receta pones queso de nata, ¿a qué queso te refieres?, aquí en Madrid no se llama a ninguno queso de nata.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te creas que es fácil responder a tu pregunta....Aquí est tan común, que nunca me he planteado "el nombre". Te paso un enlace de "la wiki" pero vamos, es queso hecho con leche de vaca, muy cremoso y con un alto porcentaje de grasa. Seguro que en los madriles lo hay pero con otro nombre.

      http://es.wikipedia.org/wiki/Queso_nata_de_Cantabria

      Un abrazo,
      María José

      Eliminar
  19. mi padre que es granadino también las haces más o menos como vosotros, nosotros siempre las comemos los domingos y en invierno no más tarde de las 9:30h de la mañana, la condición fundamental es que haga frío que así entran de maravilla, mi padre que me las ha enseñado ha hacer a mi, aunque no me salen como a él, lo que hace es poner un poco de harina un poco antes de que empiece a hervir según me explicó el eso hace de levadura lo que quiere decir es que así salen más esponjosas y el aceite lo va utilizando para que no se le enganche la masa. Una cosa que desde pequeñito siempre me gustó y que mi padre le llama los pegaos es cuando empieza a pujar la harina en el fondo se la sarten se hacen unas capas de harina tostada que están buenisimas. Te dejo el enlace si lo quieres mirar de las de mi padre http://amasayhornea.blogspot.com.es/2009/12/migas-de-harina.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel,vengo de tu cocina. Está claro que la forma de hacer las migas es muy parecida.Lo que si me llama mucho la atención es eso de las 9 y media de la mañana....ja,ja.
      Muchas gracias por escribir y compartir con todos nosotros otra versión de migas.

      Eliminar
  20. perdon, se que la receta es de hace un año, aunque la haya descubierto ahora . tambien soy granadina y las hacemos con...¡harina de semola!, mi abuela , ahora con 94 años sigue haciendolas,....harina de semola "reposá", no recien comprada. Me ha llamdo la atencion que sea con harina normal de trigo, y como he leido en un comentario ( de Carmen Rico ) que no queden con sabor a harina tiene merito..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacer migas sí que tiene mérito y con 94 años....¡ mucho más !

      Eliminar

Gracias por dedicarme un minuto de vuestro tiempo . Gracias a todos, a los que venís con frecuencia y los que lo hacéis por primera vez.

Mi correo está a vuestra disposición para cualquier duda,comentario o sugerencia: pasenydegusten(arroba)gmail.com
¡ Que te aproveche ¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...