lunes, 28 de mayo de 2012

"DONUTÍSIMA", TARTA DE DONUTS®

 


¿ Te gustan los Donuts ? Si la respuesta es afirmativa, esta tarta te va a encantar.

En casa somos entusiastas de los Donuts. Es de las pocas cosas industriales que compro con frecuencia. Cuando los traigo a casa no duran más de dos días. Estaba en el super pensando precisamente ésto, en  lo poco que iban a durar los Donuts en la encimera de la cocina, cuando se me ocurrió la receta que os presento hoy. En el mismo momento que puse las dos cajitas de Donuts en el carro de la compra, supe que  esta “Donutísima”,  nos iba a chiflar. Y  así fue.

Es una tarta dulce pero no llega a  empalagar. Si eres muy goloso,  puedes añadir un poco más de azúcar. El queso y la nata hacen que sea muy cremosa y suave y los Donuts aportan ese saborcito tan rico y característico.
La base es realmente especial pues se mezclan los sobaos y los Donuts y el crumble le da un toque crujiente fantástico.
Como verás,  todo es positivo, la tarta no tiene ningún “pero” porque además, otro detalle importante, es realmente una receta sencillísima.

Lo mejor de la tarta: cuando los tuyos prueben el primer cachito, te miren a los ojos y te pregunten incrédulos: " Es de Donuts , ¿ Verdad ? ". Ya me lo contarás….




DONUTÍSIMA,  TARTA DE DONUTS®

Ingredientes:

Para la base:
· 2 sobaos
· 3 Donuts

Para la crema:
· 6 Donuts
· 500 ml. nata
· 250 ml. leche
· 125 g. azúcar
· 250 g. queso cremoso
· 2 sobres de cuajada

Para el crumble:
· 50 g. galletas Digestive ( unas 3 galletas )
· 25 g. azúcar moreno
· 25 g. almendras
· 30 g. mantequilla
· Media cucharadita de canela en polvo
· 1 Donut.

Así lo hago yo:

Para hacer la base. 

- Pulverizamos los sobaos junto con los Donuts en cualquier robot de cocina. Volcamos la mezcla sobre la base del molde, presionamos y alisamos la superficie. Tenemos especial cuidado con los bordes.

Para hacer la crema

Método tradicional:
  - Comenzamos pulverizando los Donuts en cualquier robot o simplemente con las manos haciendo  miguitas.
  - Ponemos al fuego  la nata con la leche, el azúcar,  los Donuts desmigados y el queso cremoso. Revolvemos suavemente para que los ingredientes se integren y el queso se deshaga.
   - Cuando la mezcla esté caliente sin llegar a hervir incorporamos los sobres de cuajada. Removemos con unas varillas para que no se formen grumos y dejamos que la preparación coja cuerpo. En unos minutos habrá espesado. Retiramos del fuego.
  - Una vez hecha la crema, la vertemos sobre la base de nuestra tarta, esperamos a que enfríe y la guardamos en el frigorífico para que cuaje del todo.

Con Thermomix:
    - Comenzamos pulverizando los Donuts a Vel. 7-9-10.
    - Incorporamos  el resto de ingredientes y programamos 9 m-T.100ºC-Vel.3
   - Una vez hecha la crema, la vertemos sobre la base de nuestra tarta, esperamos a que enfríe y la guardamos en el frigorífico para que cuaje del todo.

Para hacer el crumble ( mejor al día siguiente )


- Ponemos todos los ingredientes en cualquier robot de cocina  ( también podemos meterlos en una bolsa del congelación y triturar todo a base de "golpes" con un rodillo u objeto similar ) y trituramos  hasta que veamos que tiene aspecto arenoso.
- Sacamos la tarta del frigorífico, esparcimos el crumble por encima, desmoldamos y servimos.

¡ Que te aproveche !


domingo, 27 de mayo de 2012

LAS FOTOS DE LOS LECTORES. Mayo 2012


Ya sabéis todos que el objetivo de esta entrada mensual es animar a los lectores del blog a preparar mis recetas. Casi todas las personas que me envían sus fotos son gente anónima , seguidores del blog de toda la geografía y edades que nada tienen que ver con la alta cocina .Simplemente, les gusta cocinar.
Hoy estoy muy contenta pues dos de los lectores de hoy son veinteañeros. Me encanta tener gente joven en mi cocina, ilusionada con preparar recetas nuevas y sorprender a sus amigos.

Muchas gracias a los cuatro por participar en esta sección del blog, tan especial para mí.




Rosa visitó el blog, vio las berlinesas y no se pudo resistir a hacerlas. Ella utilizó distintas coberturas, chocolate y almendritas, azúcar…¡ Qué ricas !

Pepe tiene veinte años y le encanta la cocina. Preparó los muffins con cheddar y bacon para una reunión con sus amigos y fueron todo un éxito, no sobró ninguno de los 20 que preparó. Pepe le dio un toque más español y utilizo queso curado para darle un poco más de sabor.

Mónica es paisana.  Hizo la mermelada de higos con los primeros higos de su higuera y como  en ese momento no tenía limón la hizo con una mandarina. El resultado: espectacular. Su peque de 22 meses adora los higos. Lo que habrá disfrutado con la mermelada…

Esther, madrileña del barrio de la Latina,  descubrió el blog por casualidad, buscando una receta para celebrar en su casa una cena con los amigos. Esther es de las mías, le gusta más lo salado que lo dulce. Ha hecho varias de mis recetas. Hoy  nos manda la foto de los lumaconi rellenos.

Hasta el mes que viene. Te espero...

martes, 22 de mayo de 2012

ALUBIAS CON CODORNIZ Y FOIE




Esta receta la había dejado ya para la próxima “temporada otoño-invierno “ pero las frías temperaturas del último fin de semana me  han animado a  publicar esta maravilla de guiso propio de los meses con frío y lluvia,  cuando apetece sentarse a la mesa con un plato caliente, es decir , como ahora mismito.

Esta modalidad de  alubias blancas con codorniz y foie son la “versión glamurosa” de las alubias blancas de toda la vida con ese toque distinto que le da la carne de codorniz  y por supuesto el sabor añadido de un trocito de foie.
Si cocinas alubias con frecuencia , este plato no te presentará ninguna dificultad puesto que la carne de codorniz se guisa con las alubias a la misma vez y el foie se añade al final, sin más historias. Es un plato facilito con una presentación un poco especial, muy vistosa que te va hacer quedar de maravilla.

Para aquellos que os da un poco de reparo partir las codornices, he de decir que las que compramos en los grandes supermercados vienen prácticamente limpias, y no da ningún “yuyu” abrirlas a la mitad. En realidad, la presentación más bonita es solo con la patita de la codorniz que por cierto, también podéis comprar en cómodas bandejitas preparadas para estos menesteres pero la verdad, el precio a mi modo de ver es carillo , por eso yo prefiero comprar la codorniz entera y servir la mitad por comensal.
Respecto al foie…pues como siempre,  si todavía te queda en el congelador un trocito de Foie a la sal…, o tienes en tu despensa un foie maravilloso,…el sabor será estupendísimo .Si no es el caso, con una latita del “normalillo” de unos 200 g. tenemos de sobra para unas 5 personas pues de lo que se trata no es de tomar foie sino que éste le de sabor al plato. Para ello hay que servir las alubias muy calientes. De esta manera el trocito de foie se funde enseguida y aporta su sabor.

La gracia de la presentación son los sombreritos en las patitas de las codornices. Los puedes comprar ya hechos en tiendas on line .Yo te invito a hacerlos en casa. Son muy facilitos. Los puedes hacer en esta versión mini que yo hago siempre para Las codornices, o más grandes para presentar un pavo o un pollo.

¿ Te animas ? Yo te enseño.




1.    Cortamos un trocito de papel de 3´5 x 4´5 cm.
2.    Lo doblamos a la mitad por la parte más estrecha.
3.    Por la parte doblada, hacemos unos cortes paralelos sin llegar al final.
4.  Enrollamos la tira de papel sobre un lápiz y ponemos un trocito de celo chiquitín para fijar el extremo.
5.   Con la ayuda de la punta de otro lápiz ( con cuidado de no manchar el papel ) o de una brocheta, redondeamos un poco cada extremo del sombrerito.
6.   Ya tenemos listo nuestro sombrerito, ahora a por el siguiente…..


Con sombrerito o sin él estas alubias, si sois amantes “del cuchareo” os van a encantar.

ALUBIAS CON CODORNIZ Y FOIE

Ingredientes para 5 personas:

·       Medio kilo de alubias blancas
·       Aceite de oliva
·       3 codornices
·       5 trocitos de panceta fresca
·       Media cebolla
·       3 dientes de ajo
·       Pimentón
·       Harina
·       200 g. foie

Así lo hago yo:

-  La noche anterior ponemos las alubias a remojo cubiertas de agua.
-  Comenzamos limpiando las codornices, casi seguro que ya estarán limpias pero por si acaso quitamos alguna que otra plumilla, cortamos la cabeza y nos aseguramos que el interior este vacío de vísceras. Las lavamos bien , las secamos , partimos a la mitad y salamos.
-  Ponemos a calentar en una sartén un poco de aceite y cuando éste caliente doramos ligeramente las codornices, vuelta y vuelta, que cojan un poco de color y listo. Sacamos de la sartén y reservamos.
-  Ponemos  las alubias a cocer a fuego lento en una cazuela cubiertas  de agua junto con un poco de sal, los trocitos de panceta y la cebolla bien picadita.
- A continuación,  incorporamos  las codornices con cuidado de no moverlas mucho para que no se rompan.
-  Según se va evaporando el agua , la iremos añadiendo de poco en poco hasta que las alubias estén tiernas y nos quede una salsita ligera y abundante.
-  Una vez que las alubias estás hechas hacemos el sofrito.
- Cortamos los ajos en láminas y ponemos a calentar el mismo aceite en el que habíamos dorado las codornices.
-   Cuando el aceite este caliente , doramos los ajos en láminas.
- Una vez dorados ligeramente los ajos, añadimos una cucharadita de pimentón, removemos bien y volcamos nuestro sofrito sobre las alubias.
- Mezclamos con cuidado de no romper las codornices y ponemos la cazuela a calentar unos 10 minutos.
-  Si vemos que el guiso ha quedado muy clarito, chafamos con un tendedor unas cuantas alubias para engordar la salsa. Si por el contrario , nos ha quedado muy espeso, podemos añadir un pelín de agua.
- Ya sabes que este tipo de guisos están mucho más ricos de un día para otro.
- A la hora de emplatar, servimos las alubias muy calientes, con un trocito de codorniz con el sombrerito en la patita  y un trocito de foie que habremos partido y sacado del frigorífico un rato antes. Ya verás que cosa más rica….

¡ Que te aproveche !


miércoles, 16 de mayo de 2012

TARTA SAN CLEMENTE




Hacía tiempo que en  mi casa no teníamos un veredicto tan unánime, todos llegamos a la misma conclusión: “ ésta es la mejor tarta que hemos comido en mucho tiempo”. Nos encantó, por eso estaba deseando compartirla con todos vosotros.

Es una tarta un poco distinta al concepto de tarta tradicional a base de planchas de  bizcochos o base de galletas + crema. El bocado es muy suave y a la vez crujiente y tiene un sabor muy delicado, dulce pero nada empalagoso. Y lo mejor de todo, vas a dejar "al personal" con la boca abierta con muy poco trabajo.
La base es maravillosa, es una base de galletas con mantequilla pero con una  peculiaridad,  al llevar  cereales , éstos  aportan una textura distinta. No se adivinan pero se aprecian,  no es la base de galleta “de siempre”, tiene  algo más.

He intentado averiguar la procedencia de la tarta, de donde viene “el San Clemente” pero  no ha habido suerte. La receta original , de la revista GoodFood, abril 2012, tampoco dice nada al respecto.
He hecho alguna modificación para adaptar las cantidades a mi molde de 22 cm de diámetro.Por cierto,  para que los bordes te queden así , con onditas,  y puedas presumir de tarta, el molde tiene que ser desmoldable y con las paredes “rizadas”. Si la presentación no te importa mucho y te da igual que los borden queden “así o asao” , haz la tarta solo con la base , “sin paredes” .Ten en cuenta que si es así, te sobrará parte de la mezcla de galletas y cereales. Lo puedes utilizar para alegrar cualquier yogur, unas natillas, una simple cuajada…

No sé si San Clemente tendrá algo que ver con esta tarta o no. Vete tú a saber, aunque estoy segura que estaría orgulloso de ella. Tanto o más que tu mismo cuando la sirvas en la mesa y tras el primer trocito,  tus amigos  te pidan la receta. Ya lo verás…




TARTA SAN CLEMENTE

Ingredientes:

Para la base:
· 125 g. galletas Digestive
· 75 g. cereales cornflakes
· 85 g. mantequilla
· 50 g. azúcar
Para la crema:
· 1 huevo + 4 yemas
· 1 lata de leche condensada pequeña
· El zumo y ralladura de 2 limones
· El zumo y ralladura de una naranja hermosa
Para la cobertura:
· 150 ml nata 33% M.G.
· 1 yogur griego
· 4 cucharadas de azúcar glas
· Ralladura de limón para decorar.

Así lo hago yo:

- Precalentamos el horno a 180ºC.
- En cualquier robot de cocina pulverizamos las galletas junto con los cereales.
- Derretimos la mantequilla en el microondas en varios  periodos de pocos segundos.
- Añadimos la mantequilla derretida junto con el azúcar a las galletas trituradas junto con los cereales. Mezclamos.
- Formamos la base y paredes de nuestra tarta aplastamos bien la masa de galletas con la ayuda del dorso de una cuchara. Tenemos especial cuidado en los laterales y bordes.
- Horneamos la base 15 minutos. Mientras tanto hacemos la crema.
- Para ello, batimos el huevo junto con las yemas.
- Añadimos la leche condensada, el zumo de los limones y la naranja y las ralladuras. Batimos para que se integren todos los ingredientes.
- Una vez horneada la base, bajamos al temperatura del horno a 160ºC, volcamos con cuidado la crema que acabamos de batir sobre la base ya horneada y horneamos otros 20 minutos.
- Sacamos la tarta del horno y la dejamos enfriar completamente. Mejor de un día para otro.
- Por último, para hacer la cobertura, montamos la nata junto con el yogur y el azúcar glas.
- Cuando la nata este más o menos firme, la repartimos por la superficie de nuestra tarta.
- Decoramos con un poco de  ralladura de limón y …¡ listo ! .

¡ Que te aproveche !


sábado, 12 de mayo de 2012

LASAÑA




La modelo de la foto es mi hija y la lasaña que ves en sus manos , su plato favorito. Después de más de cuatro años publicando recetas, ya iba siendo hora de que publicara, como ella dice,  “su lasaña”.

La lasaña es un plato que respetando el trio: placas de pasta + relleno + bechamel, acepta un montón de variantes y modificaciones. En general, si te gusta la lasaña, te gustarán casi todas sus versiones aunque al final sientas  predilección por una receta en particular, como es nuestro caso.
En casa la lasaña nos gusta  con  carne de ternera , bechamel de queso y bien jugosa, que al partir, la bechamel se funda con la carne, como veis en la foto.

Mi receta la traje de Newcastle, de la mano de Sheilla,  hace muuuuchos años. Y si algo tengo que destacar de ella es la bechamel de queso. Ya os he hablado en otras ocasiones de esta bechamel aromatizada con cebolla, laurel y pimienta negra,  algo extraordinario que le da al plato un sabor y textura realmente especial. Si no quieres renunciar a tu receta de lasaña de toda la vida pero estás dispuesto hacer alguna modificación, hazme caso, prueba esta bechamel, ya me lo dirás…




El recipiente de aluminio que ves,  es un pequeño tesoro que guardo en el congelador cada vez que hago lasaña. Siempre hago la fuente grande que horneo y comemos en el mismo día pero también me gusta hacer esta versión mini  que congelo cuando la última capa de bechamel se enfría totalmente. Así cuando ando apurada o quiero dar una sorpresa a los míos, solo tengo que sacarla del congelador la noche anterior, dejarla descongelar a temperatura ambiente y  hornearla como si estuviera recién hecha.

 El tema de las especias es algo muy particular. A nosotros nos gusta ese toque especial por eso siempre utilizo una mezcla de orégano, romero, albahaca, tomillo….Lo traigo de Inglaterra, es lo que allí se llama “Italian seasoning” .Hoy en día puedes encontrar este tipo de sazonador de pasta en cualquier supermercado grande. Si no te van las especias, no pongas ninguna y listo, tu lasaña quedará de igual manera,  muy rica. 




LASAÑA.

Ingredientes para 6-8 personas:

Para la bechamel:
· 50 g. aceite
· 100 g. harina
· 800 ml. Leche
· Sal
· 50 g. queso rallado
· 1 cuarto de cebolla
· 1 hoja de laurel pequeña
· 8 bolitas de pimienta negra
Para la salsa boloñesa:
· 50 g. aceite
· 130 g. cebolla
· 3 dientes de ajo
· 1 lata pequeña de tomate natural triturado
· 500 g. de carne picada de ternera
· Orégano y demás especias al gusto
· Vino tinto
· Tomate frito
· Sal
Para la lasaña
· Placas de lasaña
· Queso en polvo

Así lo hago yo:

Como siempre,  os explico la receta con el método tradicional y con Thermomix. Durante muchos años he hecho esta lasaña sin ningún robot ni ninguna ayuda adicional con un resultado fantástico. Pero he de decir a favor de “la maquinita” que la boloñesa sale de cine y la bechamel la borda, cremosa…, sin grumos…, vamos, una maravilla.

La salsa boloñesa

Comenzamos haciendo la boloñesa. La podemos hacer perfectamente la víspera. De este modo, 
acortamos el proceso de elaboración de la lasaña.

Método tradicional:
- Ponemos un poco de aceite en una cazuela .Cuando esté caliente añadimos la cebolla y el ajo muy picaditos.
- Después de dos minutos añadimos la carne picada . Echamos un poco de sal  y revolvemos bien con una cuchara de palo para que los trozos de carne se separen y se integren con el ajo y la cebolla. La carne se tiene que dorar sin llegar hacerse del todo.
- Añadimos el tomate natural triturado, un vasito de vino tinto y 4 cucharada de tomate frito.
- Incorporamos las especias si las vamos a utilizar.
- Removemos y dejamos que la carne se vaya haciendo poco a poco y los líquidos se evaporen.
- A la media hora, más o menos, cuando en la salsa están integrados todos sus componentes y ha quedado suficientemente consistente, retiramos y dejamos que enfríe.

Con Thermomix
- En el vaso ponemos el aceite, cebolla, ajo y tomate natural triturado , mezclamos 15s-Vel.5.
- Programamos 7m-T.Varoma-Vel.1
- Añadimos la carne picada, sal, un vasito de vino tinto, unas 4 cucharadas de tomate frito y la especias , si las vamos a utilizar.
-Programamos 25m-T.Varoma-Vel. cuchara- Giro a la izquierda. Ponemos el cestillo para evitar salpicaduras.


La bechamel

Será lo último que hagamos. Prepararemos la bechamel cuando ya tengamos lista la boloñesa y las placas de pasta estén cocidas. Así podremos trabajar con la salsa caliente y será más fácil poderla repartir entre las capas.

Método tradicional
- Para aromatizar la leche la ponemos a calentar 10 minutos
en el microondas a la máxima potencia con la cebolla, la hoja de laurel y las bolas de pimienta.
- Ponemos a calentar el aceite en una sartén y cuando esté caliente añadimos la harina.
- Mezclamos bien para que se tueste y vamos añadiendo poco a poco la leche colada, sin la cebolla, laurel y bolas de pimienta.
- Removemos con las varillas para que no se formen grumos y añadimos el queso rallado y la sal al gusto.
- Nos tiene que quedar una bechamel ligera pero muy cremosa.

     Con Thermomix:
-     - Para aromatizar la leche, la ponemos a calentar 10 minutos en el microondas a la máxima potencia junto con la cebolla, la hojita de laurel y la pimienta.
-      - Ponemos el aceite en el vaso y calentamos 1m-T.37ºC-Vel.2
       - Añadimos la harina y programamos 2 m-T.100ºC-Vel.2
       - Incorporamos la leche colada ( sin la cebolla,el laurel y las bolas de pimienta), el queso rallado y un poco de sal.
-      - Mezclamos 5 s. Vel.7
        - Programamos 7m-T.100ºC-Vel.4

      Montamos nuestra lasaña

- Precaletamos el horno a 200ªC.
- Dependerá del tamaño de tu lasaña. Yo generalmente empleo unas 9 placas de lasaña, tres por cada nivel,
cada fabricante indica unos tiempos orientativos de cocción. Hoy en día existen placas de pasta que
 no necesitan cocerse previamente. A mí me gusta pasarlas por agua hirviendo con un hilo de aceite 
unos minutillos. Así todo , sigue las instrucciones del fabricante, y cuando las tengas cocidas, coloca 
las placas sobre un trapo limpio.
- Colocamos la base de la lasaña poniendo tres placas bien juntas.
- Sobre la pasta ponemos una capa de boloñesa, bien esparcida por toda la superficie y sobre la 
boloñesa una capa de bechamel de queso.
- Así haremos tantos pisos como queramos. Pasta+boloñesa+bechamel.
- Yo no os recomiendo hacer más de dos capas, tres como mucho y siempre terminar con una capa 
finita de bechamel.
- Espolvoreamos con queso rallado y horneamos unos 20 minutos.
- Los últimos 5 minutos ponemos la bandeja cerca del grill para que se dore la superficie.
- Sacamos del horno, dejamos enfriar un poco y ….¡ a disfrutar !

¡ Que te aproveche !


domingo, 6 de mayo de 2012

TARTA DE CAFÉ Y AVELLANAS

 


Esta tarta es de mis últimos “descubrimientos”. La tomamos hace unas semanas en casa de unos amigos, nos sorprendió tanto  que al día siguiente Sarito me mandaba la receta original de Cristina Galiano por correo electrónico. ¿ Dónde quedan ya esas recetas escritas en servilletas de papel…..?

La tarta es muy sencilla aunque la larga explicación pueda parecer lo contrario. En realidad tan solo se trata de rellenar un bizcocho genovés y de tener un poco de maña para cubrir la tarta con las avellanas trituradas.

La receta original, del libro “Recetas fáciles para un día especial” es ligeramente diferente a la que yo os presento. Mi principal modificación ha sido cambiar los 150 g. de nueces que propone la autora por 50 g. de avellanas tostadas. Las dos versiones me gustan mucho pero he de reconocer que la crema de café con avellanas es algo maravilloso, ideal para rellenar tartas y decorar cupcakes, ( prometo otra entrada al respecto ).

Del  bizcocho genovés hablamos hace poco en el especial “Bases para tarta”. En este caso, necesitaremos dos planchas,  por eso   vamos a hacer un único bizcocho en el horno que luego  cortaremos a la mitad pero recuerda que lo puedes hacer en el microondas. Para ello,  haz una única masa, divídela en dos y métela en el microondas en dos tantas de 4 minutos cada una.

Nada más, hoy la receta no necesita más explicación. ¿ Te  animas ?




TARTA DE CAFÉ Y AVELLANAS.

Ingredientes:

Para el bizcocho genovés:
· 100g. harina
· 100g. azúcar
· 4 huevos
· 1 cucharada de café soluble
· 1 cucharada de agua caliente
Para el almíbar
· 100g. azúcar
· 5 cucharadas de agua
Para la crema:
· 75 g. mantequilla
· 175 g. queso cremoso
· 200 g. azúcar glas
· 2 cucharaditas de café soluble
· 2 cucharadas de agua caliente
· 50 g. avellanas tostadas

Así lo hago yo:

Hacemos el bizcocho.

Método tradicional:
- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y hayan doblado su volumen.
- Añadimos la cucharada de café disuelta en agua caliente.
- Añadimos la harina y la mezclamos con suavidad para que no se baje el volumen.
- Volcamos  la masa al molde, alisamos la superficie y horneamos 10 minutos.
- Sacamos del horno, dejamos enfriar y con un cuchillo afilado y largo, cortamos a la mitad.

Con Thermomix:
- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Ponemos la mariposa.
- Añadimos huevos y azúcar y programamos 6m-T.37ºC-V3
- Al terminar programamos mismo tiempo sin temperatura
- Quitamos la mariposa.
- Añadimos la cucharada de café disuelta en agua caliente.
- Añadimos la harina y mezclamos 4 s-Vel.2
- Volcamos  la masa al molde, alisamos la superficie y horneamos 10 minutos.
- Sacamos del horno, dejamos enfriar y con un cuchillo afilado y largo, cortamos a la mitad.

Preparamos el almíbar

Método tradicional:
- En un cazo ponemos a fuego medio el agua con el azúcar hasta que ésta se disuelva y forme un almíbar clarito.
- Dejamos templar.

Con Thermomix.
- En el vaso ponemos agua y azúcar y  programamos  6m-T.100ºC-Vel. 2.
- Dejamos templar.

Preparamos la crema

Método tradicional
- Trituramos las avellanas con cualquier robot de cocina. Reservamos
- Trituramos el queso con la batidora. Añadimos la mantequilla blandita ( la habremos sacado del frigo una hora antes ), el azúcar glas y el café disuelto en el agua. Batimos durante unos segundos hasta conseguir una crema fina y sin grumos. La receta original lleva 300 g. de azúcar. En mi opinión la tarta queda demasiado dulce por eso yo solo pongo 200 g. Tú decides el grado de dulzor…
- Reservamos dos tercios de la crema que utilizaremos  al final.
- Al tercio de la crema que nos ha quedado , le añadimos 4 cucharadas de las avellanas que habíamos molido previamente.
- Ya tenemos nuestra crema preparada, podemos comenzar a montar la tarta.

Con Thermomix
- Trituramos las avellanas a la máxima potencia. Reservamos
- Sin lavar el vaso, incorporamos el queso, la mantequilla blandita ( la habremos sacado del frigo una hora antes ), el azúcar glas y el café disuelto en el agua. Mezclamos durante unos segundos a Vel.6 hasta conseguir una crema fina y sin grumos. La receta original lleva 300 g. de azúcar. En mi opinión la tarta queda demasiado dulce por eso yo solo pongo 200g. Tú decides el grado de dulzor…
- Sacamos del vaso dos tercios de la crema que reservaremos para el final.
- Al tercio de la crema que ha quedado en el vaso , le añadimos 4 cucharadas de las avellanas que habíamos molido previamente.
- Ya tenemos nuestra crema preparada, podemos comenzar a montar la tarta.

Montamos la tarta

- Sobre el mismo plato donde vamos a servir la tarta ponemos una plancha de nuestro bizcocho y lo emborrachamos ligeramente con el almíbar que hemos preparado.
- Vamos a tener la precaución de forrar los bordes del plato con papel de aluminio para que no se nos manche y luego poder presentar la tarta en la mesa con el plato limpio.
- Sobre la primera plancha de  bizcocho que acabamos de emborrachar, ponemos la crema de café con avellanas. Extendemos sobre la superficie procurando que nos quede  lisa.
- A continuación ponemos la otra plancha de bizcocho. También la emborrachamos ligeramente con el almíbar.
- Con la crema que nos queda, tenemos que cubrir toda la superficie y los laterales de la tarta.
- Yo empiezo por los laterales. No hay que poner mucha crema, en realidad solo hay que poner lo justo para que luego las avellanas picadas se fijen bien .
- Una vez que ya hemos puesto la crema por los laterales, ponemos el resto de la crema sobre la superficie alisándola lo mejor posible.
- Por último , cubrimos toda la tarta con el resto de avellanas picadas.
- Metemos al frigorífico la tarta hasta un rato antes de servir, retiramos el papel de aluminio de los bordes y ...¡ Ya está !. Ya verás lo que te va a gustar....
  
¡ Que te aproveche !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...