miércoles, 26 de junio de 2013

TARTA DE PISTACHOS A LA NARANJA





No me suelen gustar las recetas que llevan algún ingrediente desconocido o poco frecuente en mi despensa pero en este caso, la receta me pareció tan atractiva que al día siguiente estaba comprando el jarabe de arce.

El jarabe de arce se fabrica a partir de la savia de dicho árbol. Su origen es canadiense y se utiliza mucho en repostería , principalmente como acompañante de gofres, tortitas y crepes. Al principio pensé en sustituirlo por miel o por otro tipo de sirope  pero preferí ser fiel a la receta. Lo encontré sin ningún problema en Carrefour y la verdad es que aunque un pelín carillo, unos 5´50 €, estoy muy contenta de haberlo comprado. Da al plato un sabor dulce, nada empalagoso, que va fenomenal con la naranja y la textura crujiente de los pistachos.

El único inconveniente de la tarta es que hay que hacerla en varios tiempos de media hora: la masa+reposo,la base+reposo, el horneado de la base y el horneado de la tarta. Por lo demás, no tiene ninguna complicación. Eso sí, si compras los pistachos con cáscara, pelarlos ( una bolsa de 300 g. ) es entretenido.

La receta es del libro “Pies” de la tienda Lakeland. Un libro lleno de estupendas recetas dulces y saladas que os iré mostrando poco a poco. Por ahora te dejo la receta de esta tarta,  un poco distinta, con la que estoy segura que vas a disfrutar un montón. Vas a dejar a los tuyos con la boca abierta.




TARTA DE PISTACHOS A LA NARANJA

Ingredientes: 

Para la base: 
·       185 g, de harina 
·       55 g. azúcar glas 
·       125 g. mantequilla 
·       1 yema
Para el relleno: 
·       150 g. pistachos ( ya pelados ) 
·       1 cucharada de harina 
·       2 cucharadas de azúcar moreno 
·       40 g. mantequilla 
·       2 huevos 
·       180 g. de sirope de arce 
·       una naranja ( ralladura y zumo )
Para finalizar: 
·       2 cucharadas de mermelada de naranja 
·       1 cucharada de agua 

Así lo hago yo: 

- Comenzamos haciendo la base. En un bol amplio mezclamos la harina con el azúcar glas. 
- Añadimos la mantequilla , fría y cortadas en cubitos,  junto con la yema de huevo . 
- Amasamos con las manos hasta formar una masa rugosa, similar a la arena de la playa mojada. 
- Hacemos una bola, la envolvemos en flim transparente y guardamos en el frigorífico media hora. 
- Pasado el tiempo, sacamos la masa del frigorífico, la ponemos entre dos láminas de flim y la estiramos con la ayuda de un rodillo. 
- Formamos una plancha finita de masa que utilizaremos para cubrir el molde, teniendo especial cuidado en los bordes. Recortamos la masa sobrante y metemos el molde en el frigorífico otra media hora. 
- Precalentamos el horno a 180ºC. 
- Sacamos el molde del frigorífico, cubrimos la base con papel de hornear y unas legumbres o pesos de cerámica y horneamos 10 minutos. Mienrtas tanto , hacemos el relleno. 
- En cualquier robot de cocina trituramos toscamente los pistachos pelados. 
- Ponemos los pistachos en un bol junto con la harina, la mantequilla derretida previamente en el microondas, los huevos batidos, el sirope de arce, la ralladura de la naranja y 1 cucharada de zumo. 
- Removemos para que se mezclen bien todos los ingredientes. 
- Sacamos el molde del horno , quitamos el papel y los pesos y cubrimos con el relleno que acabamos de hacer. Alisamos la superficie y horneamos otros 30 minutos. 
- Una vez horneada la tarta, la dejamos enfriar 
- Ponemos la mermelada de naranja con una cucharada de agua a calentar ligeramente en el microondas. 
- Pincelamos con la mermelada la supercine de la tarta. 
- Partimos y servimos. 

¡ Que te aproveche !



viernes, 21 de junio de 2013

SALCHICHAS AL VINO BLANCO





Es un guiso tan fácil y socorrido que en mi casa , todos los meses,  forma parte de una de las cenas familiares. En media hora se hace y si cuentas con buena materia prima, tienes un plato de chuparse los dedos.

Tan solo son cinco ingredientes pero bien acompañados forman un plato muy completo. Entre los míos como más les gusta es como te muestro en las fotos, con puré de patata bien cremoso, pero con una montaña de patatas fritas o un arroz blanco, tampoco están nada mal.

La clave de esta receta tan sencilla reside en el vino blanco. Me gusta utilizar uno que sea oloroso, oscuro,  que aporte al plato todo su aroma. De las salchichas, ya hablamos cuando publiqué los Huevos a la escocesa,  procura comprar unas buenas salchichas en tu carnicería de confianza. Por lo demás, coser y cantar. Bueno, y mojar pan en la salsita…




SALCHICHAS AL VINO BLANCO

Ingredientes:

·       Aceite de oliva
·       2 pimientos verdes italianos
·       16 salchichas blancas
·       Sal
·       Un vasito de vino blanco

Así lo hago yo:

- En una cazuela grande y baja, ponemos un fondo de aceite de oliva.
- Cuando el aceite esté aliente, añadimos el pimiento verde, lavado y partido en trocitos.
- A los 5 minutos incorporamos las salchichas con un poco de sal .
- Doramos ligeramente las salchichas , incorporamos el vino blanco y bajamos un poco la temperatura, para que se hagan a fuego lento.
- A los 20 minutos apagamos y servimos como más nos guste, en este caso con puré de patata.

¡ Que te aproveche !

domingo, 16 de junio de 2013

BIZCOCHO DE CANELA




Si hay alguien que tenga un buen recetario de bizcochos esa es Cova. Para muestra, un botón. Esta receta la publicó en su blog, Comoju, hará cosa de un año y desde entonces , no sé las veces que he podido hacer este bizcocho. Su saborcito a canela es muy especial aunque lo mejor de esta receta, sin lugar a dudas, es la cobertura crujiente que se forma en la superficie que hace que sea un bocado muy especial. Cova, Muchas Gracias…

La receta es sencilla, consiste en ir batiendo e ir añadiendo ingredientes. Una vez que tenemos la masa preparada hay que distribuir ésta en dos capas cubiertas cada una de ellas con las distintas coberturas. Mis modificaciones sobre la receta original, son mínimas. Principalmente se deben al molde que me gusta utilizar para este bizcocho, de 20 cm de diámetro. Con este molde el bizcocho queda más alto y necesita menos cobertura, de ahí que las cantidades no sean iguales a las de la receta original.

Con vuestro permiso este verano yo seguiré horneando bizcochos para “la próxima temporada”. Sé que en muchas partes de España ya tenéis calor y la sola idea de encender el horno os aterra. En el Norte, si seguimos así, lo vamos a tener que encender para calentarnos…Seguro que hay algún incondicional de la canela que antes de que el termómetro se dispare, se anima  a hornear esta maravilla.




BIZCOCHO DE CANELA

Ingredientes: 

Para la cobertura: 
 ·       60 g. harina 
·       110 g. azúcar moreno 
·       Media cucharadita de canela en polvo 
·       60 g. mantequilla
Para el relleno: 
·       50 g. azúcar moreno 
·       Media cucharadita de canela en polvo
Para el bizcocho: 
·       170 g. mantequilla 
·       75 g. azúcar moreno 
·       100 g. azúcar blanquilla 
·       2 huevos 
·       1 cucharada de aceite de oliva 
·       1 cucharadita de extracto de vainilla 
·       250 g. harina 
·       1 cucharadita de bicarbonato 
·        Media cucharadita de  levadura Royal 
·       Un pizca de sal 
·       160 ml. de leche 

Así lo hago yo: 

Método tradicional: 
- Comenzamos preparando la cobertura, para ello mezclamos en un bol,  la harina con el azúcar y la canela.
- Añadimos la mantequilla, a temperatura ambiente y cortadita en trocitos, la desmenuzamos con los dedos para que se mezcle con los demás ingredientes hasta obtener una textura parecida a la arena de la playa humedecida. Reservamos.
- Para hacer el relleno solo tenemos que mezclar con una cucharilla el azúcar y la canela, también reservamos.
- Vamos con el bizcocho, precalentamos el horno a 180 ºC y engrasamos nuestro molde .
- Batimos los dos tipos de azúcar junto la mantequilla durante unos minutos.
- Añadimos los huevos, el aceite y la vainilla, seguimos batiendo otro poco.
- Tamizamos la harina junto la levadura, el bicarbonato y la sal.
- Incorporamos la mezcla de la harina tamizada a nuestra masa para batir el conjunto de nuevo.
- Por último, añadimos la leche y mezclamos bien para formar una única masa sin grumos.
- Vertemos la mitad de nuestra masa en el molde.
- Espolvoreamos toda la superficie con la mezcla de canela y azúcar que habíamos preparado al principio.
- Volcamos el resto de la masa.
- Cubrimos toda la superficie con la cobertura que tenemos preparada, desmenuzando bien las miguitas que harán luego que el bizcocho tenga esa capa crujiente tan rica .
- Horneamos 1 hora.
- Pinchamos con una aguja para comprobar que ésta sale limpia y el bizcocho está hecho.
- Sacamos del horno, dejamos templar y desmoldamos. 

Con Thermomix: 
- Comenzamos preparando la cobertura, para ello ponemos en el vaso  la harina , el azúcar, la canela y la mantequilla, a temperatura ambiente y cortadita en trocitos. Programamos varios segundos a Vel. 6. Nos quedará  una especie de arena de la playa humedecida. Reservamos.
- Para hacer el relleno solo tenemos que mezclar en un cuenco con una cucharilla,  el azúcar y la canela, también reservamos.
- Vamos con el bizcocho, precalentamos el horno a 180 ºC y engrasamos nuestro molde .
- Sin limpiar el vaso de la Thermomix, batimos los dos tipos de azúcar junto la mantequilla. Programamos, 5m-T. 37ºC-Vel.2.
- Añadimos los huevos, el aceite y la vainilla. Batimos, 10 s-Vel. 3
- Tamizamos la harina junto la levadura, el bicarbonato y la sal.
- Incorporamos la mezcla de la harina tamizada a nuestra masa. Volvemos a batir 10 s- Vel.4
- Por último, añadimos la leche y mezclamos bien para formar una única masa sin grumos. 10 s.- Vel 4.
- Vertemos la mitad de nuestra masa en el molde.
- Espolvoreamos toda la superficie con la mezcla de canela y azúcar que habíamos preparado al principio.
- Volcamos el resto de la masa.
- Cubrimos toda la superficie con la cobertura que habíamos hecho al principio, desmenuzando bien las miguitas que harán que luego el bizcocho tenga esa capa crujiente tan rica
- Horneamos 1 hora.
- Pinchamos con una aguja para comprobar que ésta sale limpia y el bizcocho está hecho.
- Sacamos del horno, dejamos templar y desmoldamos. 

¡ Que te aproveche !



lunes, 10 de junio de 2013

CROQUETAS DE PICÓN Y NUECES





En el congelador de casa siempre hay croquetas, bueno….casi siempre. Es un plato comodín: tan pronto sirven  para un segundo plato, para una cena,  como para un picoteo con los amigos. Ya os he hablado de las preferidas de mis hijos: las de jamón y de las sabrosísimas de chipirones. Hoy les toca el turno a las de la tierruca, con queso de Cantabria, el Picón Bejes-Tresviso. Auque por supuesto, las puedes hacer con cualquier otro queso azul.

Son unas croquetas que no gustan a todo el mundo pues tienen el sabor fuerte característico del queso Picón. Para contrarrestar un poco este sabor, las suelo servir con una salsa de membrillo. No cuesta nada hacerla y le da a las croquetas un toque muy suave y rico, hazme caso, no dejes de hacerla.

En cuanto a la receta, lo más difícil de una croqueta, sea de la clase que sea, a mi modo de ver, es conseguir la proporción de harina y leche correcta para que se puedan manejar bien pero queden lo más cremosas posibles, al menos así es cómo nos gustan en casa. En este caso, las nueces hacen de tropezones en un masa muy tierna y sabrosa y aunque el trío queso azul+nueces+membrillo es una combinación que siempre triunfa,  si no te gustan las nueces, no las pongas.

Ya sé que cada uno tiene su manera de hacer croquetas, desde hacerlas a mano con dos cucharas, hasta meter la masa en la croquetera,  cada maestrillo tiene su librillo. A mí me gusta meter la masa en una manga pastelera desechable y hacer churritos en la encimera de la cocina. Me parece muy limpio y cómodo. Te dejo unas fotos por si te apetece intentar el sistema.




CROQUETAS DE PICON Y  NUECES

Ingredientes: 

- 500 ml. de leche
- 110 g. harina
- 50 g. aceite
- 50 g. cebolla
- Sal
- 100 g. queso azul
- 75 g. nueces
- 1 huevos duro 

Así lo hago yo: 

Método tradicional: 

- En un sartén ponemos el aceite, cuando esté caliente ponemos la cebolla bien picadita y cuando ésta esté dorada, añadimos la harina para que se tueste.
-Removemos bien, se formará una especie de papilla que iremos deshaciendo poco a poco incorporando un poco de leche. 
- Echamos sal y seguimos añadiendo leche a la vez que movemos la masa. 
- Tenemos que conseguir una masa sin grumos. 
- Cuando ya hemos terminado de añadir toda la leche y nuestra masa es homogénea,  incorporamos el queso. 
- Después de unos minutos moviendo la bechamel,  incorporamos el huevo duro picadito y las nueces troceadas. 
- Mezclamos para que las nueces se distribuyan bien por toda la masa. 
- Volcamos la bechamel en una fuente tipo pirex o en una manga pastelera, tal y como te comento en la  introducción, para dejarla enfriar. Si utilizas la fuente, acuérdate de poner un poco de papel film directamente sobre la superficie para que al enfriar no se forme una costra. 
- Una vez la bechamel está bien fría, formamos las croquetas como tengamos costumbre , las pasamos por huevo y pan rallado y las freímos en abundante aceite de oliva caliente. 
- Las servimos acompañadas de la salsa de membrillo. 

Para hacer la salsa de membrillo ponemos a calentar 100 ml. de agua y cuando está rompa a hervir, añadimos 100 g. de membrillo troceadito. Removemos con unas varillas para que el membrillo se deshaga y forme una única crema. A los 5 minutos, tendremos una salsita sin grumos,  apagamos y retiramos del fuego. Cuando la salsa enfríe, espesará un poco. Si cuando la vamos a tomar, está muy sólida, la damos un golpe de microondas. 

Con Thermomix: 

- Picamos el  huevo duro 2s-Vel.4 y reservamos 
- En el vaso ponemos la cebolla y picamos 6 s-Vel.4 
- Añadimos el aceite y programamos 9 m-T.varoma-V.cuchara. 
- Incorporamos la harina y programamos  2m-T.100ºC-Vel.2 
- Añadimos la leche y la sal. Mezclamos 10s-V6 
- Programamos 12m-T.100ºC-V4 
- Cuando faltan 4 minutos para el final, echamos por el bocal el queso desmigado. 
- Cuando haya terminado echamos el  huevo duro reservado y las nueces picadas, 
- Mezclamos con la espátula  para que las nueces se distribuyan bien por toda la masa 
- Volcamos la bechamel en una fuente tipo pirex o en una manga pastelera, tal y como te comento en la introducción, para dejarla enfriar. Si utilizas la fuente, acuérdate de poner un poco de papel film directamente sobre la superficie para que al enfriar no se forme una costra.
-  Una vez la bechamel está bien fría, formamos las croquetas como tengamos costumbre , las pasamos por huevo y pan rallado y las freímos en abundante aceite de oliva caliente. 
- Las servimos acompañadas de la salsa de membrillo 

Para hacer la salsa de membrillo ( revista Thermomix Nº26 ). Ponemos en el vaso  100 g. de membrillo troceadito  con 100 ml. de agua , trituramos 4s-Vel.4 y programamos 4m- T.Varoma. Vel.1. Sacamos del vaso la salsa y la vertemos en un cuenco. Cuando la salsa enfríe, espesará un poco. Si cuando la vamos a tomar, está muy sólida, la damos un golpe de microondas. 

¡ Que te aproveche !



miércoles, 5 de junio de 2013

CAKE DE ARÁNDANOS



Os comentaba hace poco cuando publiqué el Lemon curd que lo íbamos a necesitar para un par de recetas, vamos con la primera.

Este cake lo descubrí gracias a  Lakeland. Las tiendas de esta cadena británica se encuentran repartidas por todo el Reino Unido. Si tenéis la posibilidad de visitar una de ellas, no dejéis de hacerlo. La sección de moldes y cacharros de cocina, es todo un paraíso para los que nos gusta este mundillo. Dentro de poco os enseñaré mis últimas compras….

Como os digo, la receta llegó a mi correo. Al principio no presté mucha atención, pues la verdad, los arándanos no terminan de triunfar en casa, pero me acordé de una amiga a la que le entusiasman y probé la receta para darle una sorpresa. Como su elaboración es muy sencilla, lo he hecho varias veces y pienso que a muchos de vosotros os puede interesar la receta para alguna merienda un poco especial, sin grandes esfuerzos.

El bizcocho tiene dos características fundamentales: el saborcito a limón que le da el lemon curd y la textura húmeda y jugosa que aportan los arándanos. Lo podéis hacer sin la cobertura pero la verdad es que ésta le da un toque impresionante. La receta original lleva una capa de glasa pero sinceramente nada que ver con esta crema. Como ves en la foto, yo suelo servir el cake en trocitos acompañados de un cuenco con un poco más de crema,  por si alguien se quiere servir un poco más. Hay quien directamente mete el dedo en la crema…




CAKE DE ARÁNDANOS


Ingredientes: 

- 175 g. mantequilla
100 g. yogur griego
- 3 cucharadas de lemon curd 
- 3 huevos
- 200 g. harina con levadura incorporada
- 175 g. de azúcar moreno
- Ralladura de un limón
- 90 g. arándanos
Para la crema
- 125 g. de queso cremoso
- 75 g. de azúcar glas 
- 100 g. de yogur griego
- Ralladura de limón 

Así lo hago yo: 

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos un molde de cake ( o lo forramos con papel de hornear 
- En un bol grande ponemos todos los ingredientes menos los arándanos y un poco de la ralladura de limón que reservamos para la decoración.
- Batimos hasta obtener una única masa sin grumos.
- Vertemos la mitad de la masa al molde.
- Colocamos la mitad de los arándanos sobre la masa.
- Cubrimos éstos con el resto de la masa.
- Esparcimos sobre la superficie el resto de los arándanos.
- Horneamos 65 minutos. Cuando lleve 50 minutos, cubrimos con papel de aluminio para que la superficie no se queme.
- Pinchamos con una aguja para asegurarnos que el cake está hecho del todo.
- Sacamos del horno, dejamos templar y desmoldamos para que termine de enfriar sobre una rejilla.
- Para hacer la crema, batimos el queso con el azúcar glas. Añadimos el yogur y mezclamos suavemente con una espátula
- Cubrimos el cake con crema de queso y un poco de  la ralladura de limón reservada. 

¡ Que te aproveche !



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...