jueves, 31 de octubre de 2013

PERAS AL VINO




No soy yo una gran entusiasta de las peras la vino, me gustan más las peras en almíbar ( prometo publicar la receta ) pero lo cierto es que de vez en cuando utilizo esta receta como postre comodín pues se hace mientras Antena 3 pone una tanda de anuncios nocturnos, es barato y si lo sirves con esta crema de queso a la naranja, tiene una presentación muy  aparente.

Apenas tengo nada que explicar pues es una receta muy sencilla, con un grado de dificultad cero. Procura cocer las peras en una cazuela pequeña para que el vino las cubra y si puedes hacerlo la víspera, mucho mejor así la naranja y la canela se asientan del todo.

¿ Tienes 2 o 3 peras perdidas en el frutero ? Ya tienes postre,

PERAS AL VINO

Ingredientes:

Para las peras:
·       4-6 peras
·       1 botella de vino tinto
·       150 g. de azúcar
·       1 ramita de canela
·       La piel de una naranja
Para la crema:
·       Una naranja
·       75 azúcar glas
·       100 ml. nata para montar
·       125 g. de queso de untar

Así lo hago yo:

Las peras.
- Ponemos a calentar el vino junto con el azúcar, la canela y la piel de naranja.
- Mientras se calienta el vino, pelamos las peras, dejando el rabito.
- Antes de que el vino comience a  hervir, introducimos las peras en la cazuela y bajamos el fuego.
- Dejamos que se hagan durante una  media hora.
- Apagamos el fuego y las dejamos en la cazuela, varias horas, mejor  toda la noche.
- Al día siguiente, sacamos las peras de la cazuela y dejamos reducir el líquido unos 10 minutos  a fuego vivo.

La crema de queso a la naranja
Método tradicional
- Rallamos la piel de la naranja.
- Montamos la nata.
- Batimos el queso con el azúcar glas y la ralladura de la naranja.
- Incorporamos la nata montada a la crema de queso. Mezclamos con la ayuda de una espátula y lo ponemos en un cuenco. Si lo  vamos a tomar en el momento, lo guardamos en el frigorífico.

Con Thermomix
- Utilizaremos azúcar común y la aromatizaremos con la piel de la naranja para ello pondremos el azúcar en el vaso de la Thermomix y pulverizaremos durante unos segundos a la máxima velocidad.
- Añadimos la piel de la naranja y hacemos lo mismo. Reservamos.
- Sin lavar el vaso, ponemos la mariposa y montamos la nata a Vel. 3 y media durante unos segundos. Sacamos la nata montada e introducimos el queso en el vaso.
- Batimos unos segundos, añadimos el azúcar aromatizado y batimos otros segundos.
- Incorporamos la nata montada a la crema de queso con la ayuda de una espátula. Mezclamos y lo ponemos en un cuenco. Si lo  vamos a tomar en el momento, lo guardamos en el frigorífico.

Para servir.
- Ponemos un poco de la salsa de vino en el fondo de un cuenco, junto con un poco de la crema de queso y sobre ésta, una pera. Así de fácil.

¡ Que te aproveche !



domingo, 27 de octubre de 2013

ALBÓNDIGAS DE RAPE




Siempre me da pereza hacer  albóndigas pero luego la verdad sea dicha, son muy agradecidas, cunden mucho y los míos disfrutan con ellas un montón. Las preferidas de mis hijos sin dudarlo , son las albóndigas de ternera, las mías las de bonito , pero ojo, que las de hoy no se quedan atrás en el ranking

Es una receta pelín elaborada no por su grado de dificultad sino porque para que la salsa sea sabrosa, hay que hacerla con un buen caldo o fumet y esto conlleva, un poco más de trabajo. Yo te aconsejo hacerlo la víspera así como cocer la cola de rape. Con estas cantidades te sobrará fumet, guarda lo que sobre por si al día siguiente hay que añadir caldo a la salsa. Si no te hace falta, lo puedes congelar para hacer otro día un arrocito.

El rape es un pescado caro. Yo te propongo hacer las albóndigas con una cola de rape fresco pero si el precio te echa "patrás", compra una buena cola congelada. Dentro de la variedad de pescados congelados también los hay de mayor y menor calidad y para esta ocasión, merece la pena hacer un esfuerzo. Ya verás que sabor…


ALBÓNDIGAS DE RAPE

Ingredientes:

Para el fumet de pescado:
·       Huesos de rape
·       250 g. langostinos ( solo las cabezas )
·       1 puerro
·       25 g. aceite de oliva
·       800 ml. agua
·       Sal
Para las albóndigas:
·       Una cola de rape de unos 700 g.
·       Agua y sal
·       250 g. langostinos ( los cuerpos )
·       Miga de pan
·       Leche
·       Sal
·       Harina
·       2 huevos batidos
Para la salsa:
·       Aceite de oliva
·       Harina
·       Salsa de tomate
·       Vino blanco
·       Fumet de pescado

Así lo hago yo:

El fumet.
 Método tradicional.
- Ponemos un poco de aceite en una cazuela y sofreímos ligeramente las cabezas de los langostinos junto con los huesos de rape y el puerro picadito.
- Añadimos el agua y la sal y lo dejamos a fuego medio durante unos 20 minutos.
- Colamos con un colador fino y reservamos.
Con Thermomix:
- Ponemos en el vaso las cabezas de los langostinos, el puerro troceado y el aceite y programamos 3m-T.Varoma-Vel.4
- Incorporamos el agua, los huesos de rape y la sal. Programamos 8m-T.100Cº-V2
- Colamos con un colador fino y reservamos.

Las albóndigas.
- Para empezar , coceremos la cola de rape en agua con sal durante unos 10-12 minutos.
- Cuando falten cinco minutos, incorporamos los cuerpos de los langostinos pelados.
- Sacamos el pescado del agua, lo dejamos enfriar y  limpiamos la cola de rape sacando la carne y retirando la espina central y las espinas pequeñas.
- Desmenuzamos bien el pescado teniendo cuidado de no dejar ninguna espina.
- Hacemos lo mismo con los langostinos, los picamos en trocitos pequeños.
- En un cuenco pequeño ponemos un poco de leche y un trozo de miga de pan para que ésta absorba el líquido.
- En otro cuenco más amplio, ponemos el rape y los langostinos desmenuzados, junto con un huevo, un poco de sal y la miga de pan escurrida.
- Mezclamos bien con las manos y formamos las pelotillas.
- Ponemos aceite de oliva en un sartén y mientras se calienta, pasamos las albóndigas primero por harina y luego por huevo batido.
- Freímos las albóndigas. Es una fritura superficial pues en realidad el guiso se termina de hacer en la cazuela. En cuanto las albóndigas estén ligeramente doradas, las sacamos de la sartén y las dejamos escurrir sobre papel de cocina.

La salsa.
- Retiramos un poco del aceite de haber frito las albóndigas y dejamos el resto en la sartén pues lo vamos a utilizar para hacer la salsa.
- Ponemos la sartén al fuego con un poco de este aceite ( habremos quitado los restillos que hayan podido quedar de las albóndigas ) y cuando vuelva a estar caliente , añadimos una cucharada sopera de harina y un poco de salsa de tomate casero o en su defecto 2 cucharadas de un buen tomate frito.
- Removemos bien para que la harina y el tomate se mezclen  con el aceite, incorporamos un vasito de vino blanco  y comenzamos a añadir poco a poco, parte del fumet que teníamos reservado.
- Con la ayuda de unas varillas, removemos el conjunto hasta obtener una única salsa ligada.
- Según la salsa coja temperatura , irá engordando e iremos añadiendo más fumet hasta obtener el grado de espesor correcto.
- Añadimos un poco de sal y tenemos en cuenta que la salsa tendrá que quedar tirando a clarita pues con el reposo , coge cuerpo.
- Ponemos las albóndigas en una cazuela y las cubrimos con la salsa.
- El fuego lo pondremos a baja temperatura para que las albóndigas se terminen de hacer poco a poco.
- A los 10 minutos, retiramos la cazuela del fuego. Ya tenemos guisadas nuestras albóndigas de rape. Ya verás qué buenas…

¡ Que te aproveche !


sábado, 26 de octubre de 2013

LAS FOTOS DE LOS LECTORES. Octubre 2013


De lleno en el otoño aunque con unas temperaturas estupendas, damos paso a otro capítulo de “Las fotos de los lectores”. Este mes todas las recetas son dulces. Me encanta saber que os gustan las tartas que publico y que en muchos casos forman parte de vuestros cumpleaños familiares. Lo diré siempre, donde se ponga una tarta cumpleañera casera…

Vamos con vuestras tartas favoritas de este mes.




Tamara había pensado hacer para su cumpleaños una tarta de chocolate pero al final su familia le pidió una tarta que llevara nata .Se decantó por la Tarta de nata y fresa. Les encantó , sobre todo la textura que consiguió darle a la nata. Tamara me contaba su miedo a la hora de partir la tarta creo que es general, nos pasa a todos. Dura solo unos segundos, justo hasta que pruebas el primer bocado y sabes que la tarta está deliciosa.

Inma es amiga de la familia y aunque viva en Oviedo sigue estando cerca de todos nosotros. Es una incondicional de esta cocina y ya ha participado otras veces en esta sección del blog. Para el cumple de su hijo Ethan, ¡ 11 años ya....! eligió la Tarta Colibrí . Así pudo  combinar la pasión del niño por el chocolate con la de las frambuesas. Inma, no hay receta que se te resista….

En el caso de Nuria,  el cumpleañero cumplía 8 años y pidió la Tarta de queso de limón. Nuria me comentaba que fue un exitazo y que como su molde era un poco más grande tuvo que  incrementar las cantidades. Esas margaritas ya las tengo yo fichadas...

Marta es santanderina pero vive en Barcelona. Según ella misma, sigue el blog en la sombra pero poniendo en práctica las recetas, que es lo verdaderamente importante. En este caso nos ha mandado al igual que Inma, la Tarta Colibrí con la que tuvo un rotundo éxito. ¡ Bien !

Espero tus fotos. No te preocupes si no son de buena calidad, lo importante es compartir con todos tu experiencia.
Tamara, Inma, Nuria y Marta, Muchas gracias….

lunes, 21 de octubre de 2013

TARTA DE SANTIAGO





La tarta de Santiago es una tarta increíble, parece mentira como,  con tan solo 4 ingredientes, se puede conseguir un bocado tan exquisito.

Para una entusiasta de esta tarta como yo, la visita a Santiago de Compostela tiene un aliciente muy especial, probar la tarta “in situ”. El año pasado tuve la suerte de visitar Santiago unos días. No os voy a  contar todas las cosas ricas que probamos, que fueron muchas, pero si os voy a recomendar que si tenéis la posibilidad, os acerquéis a dos sitios donde tomé  unas tartas muy buenas.

Parador de los Reyes Católicos.
C./ Plaza do Obradoiro
La tarta del parador me gustó mucho. Fuimos a tomar café y no pude resistirme a pedir un trocito de tarta. Nos sentamos en la terraza. Verano, de vacaciones, sin prisa, con la fachada del Obradoiro justo en frente….¡La gloria!.Eché en falta el saborcito a limón que a mí tanto me gusta. El camarero me comentó que era la receta que hacían en el parador de toda la vida. Al morder, se notaba algún que otro trocillo de almendra. En mi opinión, un tarta casera, muy recomendable.

Casa Mora
C/ Rúa do Vilar , 50
La tarta de la pastelería Mora, me sorprendió pues siendo una tarta hecha a gran escala, no sé las que podrán hacer cada día…. , es la tarta que más se parece, de todas las que probé,  a la receta que te presento hoy. Esta pastelería es muy famosa en Santiago pues fue José Mora, su fundador,  el que en 1924 decoró por primera vez la tarta con la famosa cruz.

La elaboración de la tarta es realmente sencilla. Lo único a tener en cuenta es la calidad de la almendra. Al precio que está la almendra, desconfiad de las tartas baratas. Aunque sea carilla, procura comprar almendra cruda Marcona y tritúrala tú mismo en casa. No te preocupes si no la mueles del todo, no es necesario pulverizarla completamente. A mí, personalmente me gusta encontrar trocillos al morder. Si andas con prisas o no encuentras una almendra de calidad, puedes comprar la almendra ya molida, la de  la marca Vahiné la encuentras en cualquier “super” un poco grande. No es lo mismo, pero no quiero que nadie se quede sin preparar su tarta por tener que moler la almendra en cuestión.

El molde que yo uso es de 23 cm de diámetro. Ten en cuenta que si utilizas otro más pequeño, la tarta te quedará más gordita.

La tarta es solo una de las muchas cosas que Santiago ofrece a sus visitantes y por fortuna, la podemos disfrutar en casa, pues la receta está al alcance de todos, pero de la magia de Santiago, solo se puede disfrutar allí mismo. Tengo que volver.




TARTA DE SANTIAGO

Ingredientes:

·       250 g. almendra cruda
·       200 g. azúcar
·       1 limón
·       4 huevos
·       Azúcar glas para espolvorear

Así lo hayo yo:

Método tradicional
- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Trituramos las almendras con cualquier robot de cocina o con un poco de paciencia en un mortero de los de toda la vida. Particularmente no me importa que la almendra no quede muy triturada. Reservamos un momento.
- Ponemos el azúcar y la ralladura de un limón en un cuenco amplio. Mezclamos con la ayuda de una cuchara de madera o espátula.
- Incorporamos los huevos uno a uno y vamos batiendo hasta conseguir que los huevos hayan blanqueado.
- Añadimos la almendra molida  y mezclamos con la espátula.
- Volcamos la masa en un molde engrasado.
- Horneamos 30 minutos.
- Sacamos del horno y dejamos enfriar.
- Colocamos la cruz de Santiago,  espolvoreamos con abundante azúcar glas, retiramos la cruz con mucho cuidado y ya tenemos lista nuestra tarta .

Con Thermomix
- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Trituramos las almendras en varios periodos a Vel.V5 Particularmente no me importa que la almendra no quede muy triturada. Reservamos un momento.
- Sin limpiar el vaso echamos el azúcar y la piel del limón para obtener un azúcar glas aromatizada. Programamos 10s-Vel. 7-9-10
- Incorporamos los huevos y mezclamos unos segundos aVel. 4.
- Añadimos las almendras y mezclamos con la ayuda de una espátula
- Volcamos la masa en un molde engrasado.
- Horneamos 30 minutos.
- Sacamos del horno y dejamos enfriar.
- Colocamos la cruz de Santiago,  espolvoreamos con abundante azúcar glas, retiramos la cruz con mucho cuidado y ya tenemos lista nuestra tarta .

¡ Que te aproveche !



miércoles, 16 de octubre de 2013

MEDALLONES DE SOLOMILLO DE CERDO RELLENOS CON SALSA DE PEDRO XIMENEZ




Es cierto que este plato no se improvisa en un momento, pero para compensar el tiempo invertido, os diré que cunde mucho y que es estupendo como plato fuerte para una comida un poco especial de encuentro con familiares o amigos.

Ya hemos hablado en varias ocasiones del juego que nos da el solomillo de cerdo. Hoy lo vamos a partir en medallones y lo vamos a rellenar con un buen queso y un poco de  foie y para rematar, lo vamos a acompañar de una salsa muy melosita. Ya veréis qué ricura .
Te presento dos maneras de servir los medallones: con la salsa aparte en una salsera para que cada uno se sirva a su gusto , o bien servidos en la misma fuente. Si decides la segunda opción, a la hora de freírlos, recuerda que tendrás que freírlos vuelta y vuelta pues se terminarán de hacer en la cazuela con la salsa.




Hace años, cuando los abuelos de mi marido tenían huerta, nos daban todos los años kilos y kilos de estas patatas que por su tamaño tan chiquitín apenas las sacaban partido y en cambio  para nosotros, hacían las delicias de este tipo de guisos. Si tienes la suerte de contar con patatas tan pequeñas, las cueces en agua con sal, las pelas y sigues la receta que te presento. Si no es así, como en mi caso, cómpralas ya cocidas y envasadas en frascos de cristal, de una marca que sea de tu confianza.
Eso sí, te aconsejo tomarlas recién hechas. He probado a hacerlas con antelación y darlas un golpe de micro y la verdad, pierden mucho.

La salsa de Pedro Ximenez la tomé por primera vez en casa de mi prima Mari Carmen, todo un descubrimiento. Con estos medallones de solomillo queda perfecta pero estoy segura que tú le vas a sacar mucho partido y la  vas a emplear en otros platos. Ya verás como a partir de ahora, tienes siempre en casa una botellita de Pedro Ximenez….




MEDALLONES DE SOLOMILLO DE CERDO RELLENOS CON SALSA DE PEDRO XIMENEZ

Ingredientes:

Para la salsa de Pedro Ximenez:
·       350 ml de Pedro Ximenez
·       Zumo de una naranja
·       1 cucharadita de Maizena
·       200 ml. nata para cocinar
·       Pimienta negra
·       Sal
Para los medallones:
·       1 solomillo de cerdo
·       Sal y pimienta negra
·       Foie
·       Queso curado
·       Pan rallado
·       Huevo batido
·       Aceite de oliva
Para las patatas parisinas:
·       Un frasco de patatas cocidas
·       Un trozo de mantequilla
·       5 dientes de ajo muy picaditos
·       Unas ramitas de perejil
·       Sal y pimienta

Así lo hago yo:

La salsa de Pedro Ximenez.

Método tradicional:
- Ponemos el vino en un cazo a fuego medio durante una media hora.
- Mientras tanto diluimos la Maizena en el zumo de naranja.
- Pasada la media hora, añadimos la nata junto con un poco de sal y unas vueltas del molinillo de pimienta negra. Mezclamos con la ayuda de unas varillas.
- Por último, incorporamos el zumo de naranja junto con la Maizena, mezclamos bien y dejamos a fuego lento  otros 10 minutos.
Con Thermomix:
- Ponemos el vino en el vaso y programamos 20m-T.Varoma-Vel.2
- Pasados los 20 minutos, añadimos la nata junto con un poco de sal y unas vueltas del molinillo de pimienta negra, el zumo de naranja y la Maizena.
- Programamos 8m-T.Varoma-Vel.2

Los medallones.

- Comenzamos limpiando bien el solomillo de cerdo de nervios, telillas  y tendones.
- Partimos medallones de unos 3 cm de grosor.
- Abrimos cada medallón en forma de libro, es decir , sin llegar al final.
- Salpimentamos cada trozo.
- Ponemos un trocito de foie y de queso en cada porción.
- Cerramos y aplastamos ligeramente con la mano.
- Ponemos aceite de oliva en una sartén y mientras se calienta, pasamos cada medallón por huevo batido y pan rallado.
- Freímos cada trozo. Vuelta y vuelta si los vamos a terminar de guisar con la salsa o hasta que estén doraditos y bien hechos por dentro,  si los vamos a servir con la salsa a parte.
- Sacamos de la sartén y dejamos reposar cada medallón sobre papel de cocina.

Las patatas parisinas.

- Abrimos el frasco de conserva , lavamos y escurrimos muy bien las patatas
- Ponemos un trozo de mantequilla de unos 50 g. en una sartén a fuego medio.
- Cuando la mantequilla se haya fundido incorporamos los ajos muy picaditos.
- A los dos minutos, añadimos las patatas escurridas.
- Salpimentamos y espolvoreamos con el perejil picado.
- Movemos constantemente para que los ajillos no se quemen.
- Bajamos el fuego.
- Cuando las patatas comiencen a estar doraditas, tapamos la sartén pues los trocitos de ajos empezarán a saltar.
- Pasados unos 10 minutos, las patatas estarán doradas del todo. Retiramos la sartén del fuego y servimos las patatas.

El plato.

- ¡ Nada más sencillo ! Servimos los medallones en una fuente con un poquito de salsa.
- Cada comensal se servirá las patatas recién hechas que estarán en otro plato o fuente de servir junto con un poco de salsa que pondremos en una salsera.
- Que no se te olvide el pan….

¡ Que te aproveche !


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...