viernes, 28 de febrero de 2014

MIS AYUDANTES EN LA COCINA. EL PELA TOMATES.




A lo mejor tú opinas que pelar los tomates es una tontería que no lleva a ninguna parte. Estás en tu derecho de pensar así, es más, te entiendo puesto que hace muchos años, yo pensaba lo mismo. Pero te digo una cosa, en el momento que tomas una ensalada con el tomate pelado, no quieres volver a comer el tomate con piel.
 
Fue mi marido el que me descubrió las bondades del tomate pelado. En su familia tenían costumbre de pelarlos, yo no había visto nunca pelar un tomate para tomar una ensalada y por entonces, me llamó mucho la atención. Por supuesto que puedes utilizar un buen cuchillo afilado pero las cosas como son, por eso esta sección del blog se llama “mis ayudantes “, el pela tomate es un utensilio comodísimo y fácil de usar.

Pues sí, se trata de una especie de cuchillo con borde dentado que una vez que le coges el truquillo, pela el tomate igualito que pelaras una manzana. Es barato, unos 8 euros y lo puedes comprar en ferreterías y tiendas de menaje. No abulta nada, lava estupendamente y lo puedes guardar en el cajón de  los cubiertos.

Lo utilizo especialmente para hacer mermelada de tomate ( prometo publicar la receta ), para la ensalada a base de lonchas de tomate con jamón o cecina, para los sofritos, para los guisos que llevan trocitos de tomate natural, para hacer la salsa de tomate casera y por supuesto para todas las  ensaladas habidas y por haber que llevan tomate.




Si te apetece probar el pela tomates, solo tienes que dejar un comentario en esta entrada y participar en el sorteo de uno como el que ves en la foto. Dime en que recetas con tomates te gustaría probar el aparatejo y no olvides dejar tu correo electrónico. Fecha límite para dejar comentarios ( solo territorio español ) el martes 4 de marzo a las 20:00h.


martes, 25 de febrero de 2014

SOPA DE TOMATE




En realidad esta  receta no es una sopa. Es más bien una crema espesa de tomate. La receta es inglesa, me la dio Sheilla hace muchos años. En el Reino Unido no tienen el concepto de sopa que tenemos nosotros. Allí casi todas las cremas, purés y recetas “del cuchareo” que se sirven en cuencos, se llaman sopas. Se llame como se llame, te la presento y te animo a tomarla porque su sabor es delicioso.

Es una sopa que me gusta tomar en todas la épocas del año aunque reconozco que en invierno con el frío parece que apetece mucho más. La puedes hacer con tomates naturales pero lo cierto es que con una lata de tomate natural pelado de calidad, la sopa queda perfecta. Lo que si es primordial es hacerla con un buen pimiento rojo asado que junto al trocito de apio, va a ser la base de este sabor que a mí tanto me gusta. Ojo, no te pases, porque si se te va la mano con el apio, éste anulará el sabor del pimiento por completo.

Respecto a la textura, puedes adaptarla a tus gustos, si te gusta la sopa más espesa la dejarás  al fuego más tiempo. Si por el contrario te gusta más clarita, puedes añadir un poco más de agua.

Para acompañarla, a mí me gusta tomarla con cebollita roja picada pero unas hojitas de albahaca, también le va fenomenal.

         


 SOPA DE TOMATE

Ingredientes:

·       50 g. aceite de oliva
·       100 g. cebolla
·       2 dientes de ajo
·       Media barrita de apio
·       1 pimiento rojo asado 
·       400 g. agua
·       Sal
·       1 lata de tomate natural  entero y pelado de 850 g.

  Así lo hago yo:

Método tradicional
- Echamos el aceite en la cazuela. Cuando esté caliente, añadimos la cebolla picadita junto con el apio y el ajo en trocitos pequeños. Rehogamos.
- Pasados unos minutos,  añadimos el agua , el pimiento asado  cortado en tiras , la sal y el tomate.
- Dejamos a fuego medio durante 20 minutos.
- Batimos todo el conjunto.
- Servimos con cebollita o albahaca picada.

Con Thermomix
- En el vaso de la Thermomix ponemos el aceite y calentamos 3 m-T. Varoma-Vel. 1.
- Añadimos la cebolla, el ajo y el apio. Trituramos 4s-Vel. 4.
- Incorporamos el pimiento asado en tiras. Programamos 5m-T.Varoma-Vel.1.
- Añadimos el tomate. Trituramos 10 s.-Vel. 8. De esta manera nos queda la sopa un poco "gruesa", si te gusta más fina, programa más segundos más a vel. 9-10.
- Echamos el agua y la sal. Programamos 20m-T.Varoma-Vel.1.Ponemos el cestillo en vez del cubilete para que se evapore el agua.
- Servimos con cebollita o albahaca picada.

¡ Que te aproveche !

domingo, 23 de febrero de 2014

LAS FOTOS DE LOS LECTORES. Febrero 2014


Otro mes más compartiendo con todos vosotros las fotos de vuestras recetas favoritas. Esta vez,  tres recetas dulces y una salada.
Como siempre, os animo a sacar la cámara de fotos y mandarme la foto de esa receta que te gustó y has puesto en práctica. Lo de menos es la calidad de la foto, lo importante es compartir con todos nosotros tu experiencia.




Mi tocaya Mª José hizo la Tarta balón para celebrar que su hijo Iván cumplía 11 añazos. El éxito de la tarta fue rotundo, una vez más, lo mejor fue la cara de los niños al ver “el balón “. Mª José me comentaba su miedo al dar la vuelta a la tarta pero….¡ prueba superada !

Nuria me mando la foto del Solomillo a la antigua. Ésta es una de las receta más fáciles y con mayor éxito de esta cocina. Siempre sale bien y como dice Nuria, “está buenísimo “.

El flan de queso es uno de los flanes de mayor éxito de mi recetario porque cunde mucho y apenas lleva trabajo. A Lorenzo no solo le gusto sino que quedo como un rey.

Mi paisana Ana, me contaba que ha perdido el miedo a las masas y que ahora se atreve con todo. En este caso Ana hizo la Tarta millonaria. La próxima vez le va aponer más leche condensada cocida, para poder disfrutar bien de todo su sabor. Para hacer la tarta Ana contó con una gran  ayuda, su hijo mayor , que se encargó de la decoración.

Muchas gracias a todos. Hasta el mes que viene….

lunes, 17 de febrero de 2014

GALLETAS BLANCO Y NEGRO




Si sois de los que lleváis tiempo en este mundillo de la blogosfera, reconoceréis estas galletas enseguida, pues estuvieron de moda hace unos años. Mary Mary, Clemenvilla o Canelona fueron algunas de las muchas personas que publicaron esta receta original de Nancy Baggett, en sus respectivos blogs. Yo  recupero ahora la receta pues supongo que aquellos que lleváis poco tiempo detrás de la pantalla , no la conozcáis  y es una pena, porque realmente estas galletas son un bocado maravilloso y vais a ver que con un grado de dificultad “cero patatero”.




Tres cosillas importantes:
- Cuando  termines de integrar los ingredientes, el aspecto de la masa será de pocos amigos, te  parecerá imposible creer que de esa masa tan fluida podremos hacer unas bolitas en condiciones pero tened fe, en cuanto haya pasado una hora en el frigo, endurecerá y como veis en la foto será perfectamente maleable.
- Las galletas quedarán igual de ricas independientemente del azúcar glas que emplees para cubrirlas pero si quieres que te queden con el aspecto craquelado y blanquitas , tendrás que usar azúcar glas comercial. Mi experiencia me dice el azúcar glas hecho en casa, es absorbido por la masa y éste apenas se nota, no quedan tan blancas.
- Intenta hacer todas la bolitas de igual tamaño para que se horneen todas uniformemente. Procura no hacerlas muy grandes, el tamaño de un chupachús es el ideal. Como crecen un poco y se agrietan, colócalas en el bandeja del horno separadas un poco entre si.

La textura de la galleta es abizcochada, muy jugosa y con un marcado sabor a chocolate. Con esta cantidad de masa, tienes para más de 40 galletitas. Venga, cual va a ser tu excusa para hacerlas….




 GALLETAS BLANCO Y NEGRO

Ingredientes:

·       250 g. chocolate
·       55 g. mantequilla
·       100 g. azúcar
·       2 huevos
·       210 g. harina
·       Media cucharadita de levadura
·       Una pizca de sal
·       Una cucharadita de esencia de vainilla
·       Azúcar glas

Así lo hago yo:

Método tradicional
- Comenzamos fundiendo el chocolate en el microondas en varios periodos de pocos segundos.
- Cuando casi esté derretido, añadimos la mantequilla para se funda junto al chocolate. Mezclamos con una espátula y reservamos unos minutos.
- En un cuenco ponemos el azúcar junto con los huevos  y batimos durantes unos minutos, hasta que doble su volumen.
- Añadimos la vainilla junto con el chocolate y la mantequilla. Batimos unos segundos.
- Incorporamos la harina junto con la levadura y la sal tamizadas.
- Mezclamos hasta conseguir una masa uniforme y sin grumos.
- Tapamos la masa con film transparente y lo guardamos en el frigorífico durante una hora .
- Pasado el tiempo, sacamos la masa del frigorífico y hacemos bolitas.
- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Pasamos las bolitas por azúcar glas, bien cubiertas y las depositamos en la bandeja del horno sobre papel de hornear.
- Horneamos unos 13 minutos, en la parte intermedia del horno, hasta que craquelen.
- Sacamos del horno, dejamos enfriar.



Con Thermomix:
- Comenzamos fundiendo el chocolate en el microondas en varios periodos de pocos segundos.
- Cuando casi esté derretido, añadimos la mantequilla para se funda junto al chocolate. Mezclamos con una espátula y reservamos unos minutos.
- Ponemos la mariposa en el vaso y batimos el azúcar junto con los huevos durante 3 m 37ºC-Vel.3.
- Añadimos la vainilla junto con el chocolate y la mantequilla. Mezclamos unos segundos.
- Quitamos la mariposa e incorporamos la harina junto con la levadura y la sal tamizadas.
- Mezclamos hasta conseguir una masa uniforme y sin grumos.
- Trasladamos la masa a un bol, lo tapamos con film y lo guardamos en el frigorífico durante una hora.
- Pasado el tiempo, sacamos la masa del frigorífico y hacemos bolitas.
- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Pasamos las bolitas por azúcar glas, bien cubiertas y las depositamos en la bandeja del horno sobre papel de hornear.
- Horneamos unos 13 minutos, en la zona intermedia del horno hasta que craquelen.
- Sacamos del horno, dejamos enfriar.

¡ Que te aproveche !



miércoles, 12 de febrero de 2014

MERLUZA AL CAVA




La merluza y yo nos hemos reconciliado hace relativamente poco. Después de haberme pasado toda mi infancia protestando cuando la veía en la mesa, ha sido bien de mayor cuando he descubierto las bondades de este pescado blanco. Por eso, no pierdo la esperanza de que a mis hijos, que reniegan de la merluza, día sí, día también, cuando sean mayores , les guste tanto a como a mí.

Mi receta favorita, sin lugar a dudas, es la merluza rellena que tantos habéis probado pero esa es una receta más elaborada y requiere su preparación. La receta de hoy es mucho más sencilla, en poco más de media hora, tienes un plato de pescado con un sabor a cava muy sutil que lo hace muy especial.

Puedes elaborar el plato con la merluza abierta a la espalda, solo con los lomos o en rodajas, o como más os guste. En casa no somos entusiastas del cava. Somos de los que en las grandes ocasiones brindamos con sidra, por eso las botellas de cava que guardamos en el botellero  suelen ser para hacer agua de Valencia o sorbete de limón pero en cambio, para este estilo de recetas, nos gusta mucho, pues el sabor no es muy marcado.

Respecto al caldo que vamos a preparar para hacer la salsita, es prácticamente el mismo que hago para hacer la sopa de andar por casa. Te lo digo por si quieres hacer un poco más y de paso, tener hecha una sopita para las cenas de esta semana.




MERLUZA AL CAVA

Ingredientes:

·       1 merluza de 2 kilos
·       Sal y pimienta
·       Aceite de oliva
·       Guisantes
·       Puntas de espárragos
Para el caldo
·       La cabeza y espina de la merluza
·       1 puerro hermoso
·       Sal
·       1 litro de agua
Para la salsa
·       75 g. puerro picadito
·       Aceite de oliva
·       2 cucharadas de harina
·       200 ml de cava
·       200 ml del caldo de pescado
·       sal

Así lo hago yo:

- Comenzamos haciendo el caldo de pescado. Para ello ponemos la cabeza y espina de la merluza en una cazuela junto con un puerro bien lavado y cortado a la mitad, un poco de sal y un litro de agua. Lo tenemos a fuego medio durante una media hora.
- Durante los 10 primeros minutos de la cocción vamos retirando la espuma que se forma en la superficie.
- Pasado el tiempo, colamos el caldo y lo reservamos
- Una vez que ya tenemos el caldo, vamos encendiendo al horno a 200ºC.
- Salpimentamos cada trozo de merluza. En este caso, en ruedas.
- Pincelamos con aceite una fuente apta para el horno para colocar los trozos de merluza en ella.
- Regamos con un hilo fino de aceite la merluza y horneamos 15 minutos.
- Mientras se hace la merluza, preparamos la salsa, para ello ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén.
- Picamos muy finito el puerro y cuando el aceite esté caliente lo incorporamos a la sartén teniendo especial cuidado de tener el fuego a baja temperatura para que el puerro no se queme.
- Cuando el puerro este bien pochado incorporamos la harina para que ésta se tueste un poco, removemos bien con la ayuda de una cuchara de madera y añadimos el cava y el caldo. Ligamos la salsa con unas varillas y dejamos que ésta coja consistencia.
- En este momento incorporamos unos cuantos guisantes y un poco de sal.
- Cuando la salsa haya espesado a nuestro gusto, retiramos la sartén del fuego y volcamos la salsa sobre la merluza.
- Horneamos otros 10 minutos.
- Sacamos del horno y servimos acompañando la  merluza de unas puntas de espárrago.

¡ Que te aproveche !

jueves, 6 de febrero de 2014

TARTA CAPUCHINA




No es la primera tarta capuchina que os presento, de hecho en el 2010 publiqué otra Tarta capuchina con un maravilloso crumble que si todavía no habéis probado, os animo a hacerlo. Lo cierto es que las dos tartas no tienen nada que ver aunque evidentemente , las dos comparten el aroma a café.

Te decía hace unos meses, cuando te hablaba del Victoria sponge cake, lo fácil y cómodo que resulta utilizar para este tipo de tartas rellenas , los moldes desmoldables de 20 cm de diámetro. Si no los tienes, puedes hornear un solo bizcocho ( aumentando el tiempo de cocción ) y cortarlo a la mitad o utilizar moldes desechables de papel de aluminio. El caso es que puedas hornear los dos bizcochos a la vez.

De la receta original, GoodFood mayo 2006, poco queda, pues en realidad la he adaptado a mis gustos por eso yo siempre la hago con avellanas aunque tú la puedes hacer con 50 g. de nueces como indica la revista. Otra cosa, si no eres del “Club de la Nespresso“, no te preocupes, puedes suprimir el café , no pasa nada. La tarta quedará con el saborcito rico a mantequilla y avellanas, vamos, una delicia.

Venga, a merendar….


TARTA CAPUCHINA

Ingredientes:

Para los bizcochos:
·       250 g. mantequilla
·       250 g. azúcar moreno + 2 cucharadas
·       300 g. harina con levadura incorporada
·       4 huevos
·       150 ml. café
·       100 g. avellanas
Para la crema:
·       200 ml. nata
·       350 g. Mascarpone
·       250 g. azúcar gas
·       1 cucharada de café soluble
Para decorar:
·       Cacao en polvo


Así lo hago yo:

Los bizcochos.
- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos los dos moldes de 20 cm de diámetro.
- En un bol amplio, batimos la mantequilla con el azúcar.
- Añadimos la harina junto con los 4 huevos y batimos hasta que todos los ingredientes estén integrados.
- Incorporamos 100 ml. del café que previamente hemos preparado y batimos de nuevo a una velocidad media hasta conseguir una única masa.
- Por último, añadimos  las avellanas partidas toscamente, las integramos con la ayuda de una espátula.
- Repartimos la masa en los dos moldes, alisamos la superficie y horneamos unos 35 minutos.
- Una vez horneados los dos bizcochos los sacamos del horno , dejamos enfriar 5 minutos y los desmoldamos sobre una rejilla.
- Disolvemos dos cucharas de azúcar moreno en el resto del café.
- Damos la vuelta a los bizcochos y los emborrachamos ligeramente con el café sobrante ( 2 o 3 cucharadas sobre cada bizcocho). Los dejamos enfriar completamente.

La crema
- Mientras se enfrían los bizcochos, preparamos la crema para rellenar la tarta.
- Comenzamos montamos la nata.
- En otro bol batimos el queso con el azúcar glas y el café soluble.
- Incorporamos la nata montada a la crema capuchina, la integramos con la ayuda de una espátula.
- Ya tenemos preparada nuestra crema. La podemos guardar en el frigorífico tapada con film transparente hasta que los  bizcochos hayan enfriado del todo.

Montamos la tarta.
- Ponemos el primer bizcocho sobre la fuente o plato donde vamos a servir la tarta.
- Sobre el primer bizcocho ponemos una porción muy generosa de crema que esparciremos sobre toda la superficie sin llegar a los bordes.
- Colocamos sobre la crema el otro bizcocho. Hacemos una ligera presión para hacer que la crema salga un poquito por los laterales.
- Cubrimos de nuevo con el resto de la crema toda la superficie del segundo bizcocho.
- Esparcimos con la ayuda de un maletín sin pretender que quede del todo liso pues el aspecto “rústico-casero” es parte del encanto.
- Espolvoreamos con un poco de cacao en polvo sin azúcar.

¡ Que te aproveche !


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...