domingo, 27 de marzo de 2016

"PETIS" DE FRESA.


 

En plena temporada de fresas no podía dejar de publicar este  postre. Últimamente compramos cajas de 2 kilos. Parecen muchas pero entre los batidos , los cuencos con nata que se toman mis hijos , la mermelada, y la tarta del fin de semana , desaparecen en un plis-plas. El postre que te presento, el peti de fresa,   puede parecer infantil pero te aseguro que gusta tanto a  peques como a  mayores. Ya lo verás….

El vasito es la versión casera del clásico de Danone, el Petit Suisse, ( aunque yo creo que en cada casa lo hemos llamado de una manera, piti, peti, peti suis… ) Si buscas en la red, verás  que hay numerosas recetas de este lácteo. Todas te dirán que es un postre muy facilito y que cunde mucho. La diferencia que yo te muestro respecto a otras rectas es que éste no lleva gelatina de fresa, sino fresas naturales lo que hace que su sabor sea más natural y  marcado. Lo único que tienes que tener en cuenta es conseguir un puré de fruta muy fino, muy batido para luego no encontrar pepitas en la crema. Por lo demás, coser y cantar.

La gracia de la presentación consiste en servir la crema de queso en vasitos individuales, lo más parecido a los vasitos de la marca original. Yo había visto en Facebook que Begoña los tenía y le pregunté , ella los había comprado de cerámica, con tapa en Amazon pero como yo necesitaba muchos y salía caro, así que al final los compré aquí. Los vasitos son de plástico duro y resistentes. Estoy encantada con ellos, se lavan muy bien incluso en el lavavajillas y hacen que tus postres luzcan más , especialmente si te gustan como a mí, las versiones individuales. Ni que decir tiene que  si no  tienes los vasitos, puedes presentar el postre en cualquier cuenco individual que no sea muy grande .

El postre no necesita mucha decoración. Como ves, yo he añadido unas chuches pero con una simple cucharadita de mermelada de  fresa, también quedan muy lindos.




“PETIS” DE FRESA.

Ingredientes: 

·       200 g nata de montar
·       1 sobre de gelatina neutra 
·       400 g fresas 
·       150 g azúcar 
·       200 g queso cremoso 

Así lo hago yo: 

Método tradicional: 
- Calentamos la nata 2 minutos en el microondas . 
- Disolvemos la gelatina en la nata. Removemos bien para que no se formen grumos. Dejamos templar, 
- Trituramos las fresas junto con el azúcar hasta formar un puré fino, semilíquido. 
- Añadimos el queso y batimos de nuevo. 
- Incorporamos la nata con la gelatina disuelta. Batimos hasta conseguir un batido sin grumos
- Repartimos la preparación en los vasitos. 
- Dejamos enfriar y guardamos en el frigorífico. 

Con Thermomix: 
- Trituramos las fresas junto con el azúcar hasta formar un puré semilíquido. Programamos 2m-Vel. 7 
- Añadimos el queso y batimos de nuevo, 1m-Vel. 7 
- Reservamos. 
- Sin limpiar el vaso, calentamos la nata 3 m-T.100ºC-Vel.1 
- Disolvemos la gelatina en la nata. Batimos 2m-Vel. 3. 
- Incorporamos el batido de fresa reservado. Mezclamos 20 s-Vel 7. 
- Repartimos la preparación en los vasitos. 
- Dejamos enfriar y guardamos en el frigorífico 

¡ Qué te aproveche !


sábado, 19 de marzo de 2016

TATÍN DE PIÑA.




En general, el término tatín se ha extendido para todas aquellas tartas que llevan fruta en la base y al darle la vuelta, dicha fruta queda en la superficie de la tarta. La tatín original es la de manzana pero yo hoy os presento la versión piña, mi  adaptación personal de la receta de GoodFood, enero 2014, una tarta un poco distinta con una presentación final que hace que luzca todavía más.

La receta lleva piña natural. A mí me gusta comprarla cuando está un poco dura, la dejo madurar en casa y cuando está en su punto, la pelo y la parto con un cuchillo afilado. Otra opción es comprar la piña natural ya descorazonada y limpia. Yo la he comprado de esta manera varias veces tanto en Mercadona como en Carrefour. He de decir que en general, salen buenas aunque hay que tener cuidado porque algunas son duras y hebrosas y esto puede arruinar nuestra tarta.

Sobre la vainilla y sus usos te hablaba en esta entrada. Yo te recomiendo invertir en una buena  pasta de vainilla pero si no tienes, siempre puedes comprar vainas de vainilla y utilizar sus semillas.

Para servir os recomiendo poner la salsa tibia en una salsera para que cada uno se sirva a su gusto. Si a la hora de servir, la crema ha enfriado y solidificado, daremos un calentón rápido de varios segundos en el microondas.




TATÍN DE PIÑA.

Ingredientes:

Para la capa de piña:
·       350 g piña natural
·       100 g mantequilla
·       125 g azúcar moreno
·       1 cucharadita de canela en polvo
·       Media cuchadita de pasta de vainilla
Para la masa:
·       100 g mantequilla
·       140 azúcar moreno
·       2 huevos y una clara
·       1 cuchadita de pasta de vainilla
·       1 cucharadita de levadura química
·       Una pizca de sal
·       200 g harina
·       75 ml. de leche

Así lo hago yo:

- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Pelamos la piña y la cortamos en rodajas no muy gruesas para luego cortar trocitos pequeños que reservamos.
- Derretimos la mantequilla en una sartén a fuego medio.
- Cuando la mantequilla esté prácticamente derretida, añadimos el azúcar y la canela. Removemos bien.
- A los 2 minutos se habrá formado una crema dorada, es el momento de incorporar los trocitos de piña.
- Dejamos que ésta se haga en la mantequilla durante unos 5 minutos.
- Mientras se hace la piña, preparamos la masa.
- Para ello, batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta formar una crema homogénea.
- Añadimos los huevos y la clara y seguimos batiendo.
- Incorporamos la vainilla, la levadura , la pizca de sal y la harina. Batimos.
- Por último incorporamos la leche. Volvemos a batir.
- Colocamos los trozos de piña, bien escurridos, sobre la base  de nuestro molde procurando no dejar huecos. Guardamos la salsa restante para la presentación final.
- Sobre la capa de piña, vertemos la masa.
- Alisamos la superficie y horneamos una hora.
- Sacamos del horno, dejamos enfriar.
- Pasamos un cuchillo afilado por los bordes  del molde, damos la vuelta a la tarta  y servimos con  la salsa que hemos reservado.

¡ Qué te aproveche !


domingo, 13 de marzo de 2016

CREMA DE LENTEJAS ROJAS CON CHORIZO.


 


Ya os he explicado más veces que en el Reino Unido se denominan sopas a muchos de nuestros platos de cuchara: purés, cremas, legumbre…por eso esta receta de sopa de lentejas ( Goodfood, abril 2013 ) para nosotros no es una sopa sino una crema de lentejas con un matiz especial, la crema es un poco especiada, lo que le da al plato un sabor muy característico que te recomiendo probar.

Las lentejas rojas, en este caso, su color es más bien anaranjado, no son muy habituales en nuestra gastronomía. La verdad es que su sabor es prácticamente el mismo que el de la lenteja pardina a las que sí estamos acostumbrados. Lo que realmente hace que sean distintas es que carecen de piel por eso son ideales para las personas con problemas digestivos. Al no tener piel, no necesitan remojo y se hacen en menos tiempo.
Su precio es similar al de las lentejas “normales”. Las que veis en la foto son ambas de la marca Luengo, la pardina cuesta a 3,10 el kilo y la roja a 3,08. Las podéis comprar en cualquier supermercado un poco grande. Si tenéis oportunidad, compradlas puesto que son ideales para las cremas como la que te presento hoy.

Respecto a la receta en sí, poco que decir. Podrás hacer la crema
más o menos espesa, según sea tu gusto. Con un litro de caldo, la crema queda espesa, si te gusta más clarita, añade un poco más de caldo. Si estás acostumbrado el sabor a comino, la crema te va a encantar, pero si no es así,  pon un poco menos o directamente, no lo pongas, pero no te quedes sin probar esta maravilla. 




CREMA  DE LENTEJAS ROJAS CON CHORIZO

Ingredientes:

·       100 g chorizo
·       Aceite de oliva
·       1 cebolla
·       2 zanahorias
·       1 cucharadita de comino en polvo
·       3 dientes de ajo,
·       1 cucharadita de pimentón
·       1 cucharada de vinagre
·       250 lentejas rojas
·       sal
·       1 lata de tomate entero pelado
·       1 l de caldo de pollo
Para servir:
·       Yogur griego
·       Pimentón

Así lo hago yo:

- Comenzamos partiendo el chorizo en cachitos pequeños.
- Ponemos un poco de aceite en una cazuela y sofreímos el chorizo un  minuto
- Sacamos el chorizo con la ayuda de una espumadera y lo dejamos sobre papel de cocina para que éste absorba el aceite sobrante.
- En el aceite de la cazuela ( a lo mejor tienes que añadir un poco más ) doramos la cebolla bien picadita y las zanahorias, peladas y en ruedas.
- A los 5 minutos, incorporamos el comino, los dientes de ajo machacados en el mortero y el pimentón.
- Rehogamos un minuto y añadimos el vinagre y las lentejas que habremos lavado previamente.
- Removemos bien, añadimos sal y vertemos el caldo de pollo y el tomate.
- Dejamos al cazuela a fuego medio 25 minutos.
- Pasado el tiempo, batimos bien hasta obtener una crema fina y sin grumos.
- Rectificamos de sal.
- Para servir, ponemos sobre la crema un poco de yogur, los tropezones de chorizo reservados desde el principio y un poco de pimentón espolvoreado.

¡Qué te aproveche!


domingo, 6 de marzo de 2016

BIZCOCHITOS DE AMARETTO.




Preparo estos bizcochos cada vez que tengo una merienda un poco especial. Su textura húmeda y jugosa hace que sean siempre un éxito y gusten a todo el mundo.

La combinación de almendra y amaretto da mucho juego a la hora de preparar un postre. Hace un año te presentaba la Torta de chocolate y hoy, en vez de chocolate, le damos a la masa un ligero sabor a limón que hace que cada bocado sea delicioso.

La presentación individual de los bizcochitos es parte del encanto de este postre. Yo compré las cápsulas de papel en una feria de repostería pero las puedes encontrar fácilmente en tiendas on line como  LaTartienda u hornear la masa en un solo molde con varias cavidades como el de Wilton.

La receta, GoodFood, enero 2012, puede parecer larga pero realmente la masa no tiene ninguna complicación y mientras se hornean puedes hacer el almíbar y el glaseado. En total, la receta no te llevará más de una hora y el resultado bien merece la pena.

¿ Tienes alguna merienda a la vista ?




BIZCOCHITOS DE AMARETTO

Ingredientes:

Para la masa:
·       200 g mantequilla
·       260 g azúcar
·       4 huevos L
·       120 harina con levadura incorporada
·       120 g almendra molida
·       160 g yogur natural
·       Ralladura de 4 limones
Para el almíbar
·       Zumo de 2 limones
·       60 ml amaretto
·       1 cucharada de azúcar
Para el glaseado
·       160 g azúcar glas
·       1 cucharada de zumo de limón
Para decorar
·       Almendras laminadas


Así lo hago yo:

Los bizcochos:
- Precalentamos el horno a 180º y engrasamos nuestro molde en el caso de hacerlo en un único molde.
- Batimos la mantequilla con el azúcar durante 3 minutos.
- Añadimos los huevos, uno por uno. No añadimos el siguiente hasta que el anterior no se haya integrado en la masa.
- Incorporamos el resto de los ingredientes de la masa: la harina, la almendra molida, el yogur y la ralladura de limón.
- Batimos lo justo para conseguir una única masa homogénea y sin grumos.
- Rellenamos las cavidades de la bandeja o nuestras cápsulas individuales con la masa. No más de 3 tercios de su capacidad.
- Horneamos 25 minutos.
- Mientras se hornean, hacemos el almíbar.
- Una vez horneados, los sacamos del horno y los dejamos templar unos minutos.
- Todavía calientes, pinchamos varias veces cada bizcochito con una brocheta.
- Con la ayuda de una brocha o pincel de cocina, pintamos la superficie de cada bizcochito con el almíbar que acabamos de hacer. Somos generosos pero sin pasarnos. No se trata de encharcar los bizcochos.
- Dejamos enfriar del todo.
- Cuando ya estén fríos hacemos el glaseado.
- Lo esparcimos con la ayuda de una cucharilla y decoramos con almendras fileteadas.

El almíbar de amaretto.
- Mientras se hornean los bizcochos, hacemos el almíbar para ello, exprimimos el zumo de limón ( guardamos una cucharada para luego hacer el glaseado ) y lo ponemos junto al azúcar y el amaretto  en un cazo a fuego vivo.
- Cuando coja temperatura, bajamos el fuego y removemos para que se disuelva bien el azúcar. 
- Lo dejamos 2 minutos y retiramos del fuego. 
- Dejamos templar.

El glaseado.
- Ponemos el azúcar glas en un cuenco junto con la cucharada de zumo de limón que habíamos reservado. 
- Removemos bien hasta formar un glaseado liso y sin grumos.

¡ Qué te aproveche !


miércoles, 2 de marzo de 2016

RAPE EN SALSA VERDE.




Hace unas semanas mi padre apareció en casa con esta hermosura que veis en la foto, un rape fresco prácticamente recién pescado. De todas las posibilidades que este pescado ofrece, que son muchas, me decanté por la salsa verde, un clásico de la cocina del norte que mi madre bordaba y de la que aprendí la receta que hoy te muestro.

La clave del plato reside por una parte en la calidad del pescado y por otro lado en el sabor y textura de la salsa. Respecto a lo primero, está claro que el rape es un pescado caro, en casa lo tomamos  solo en las ocasiones especiales, pero con otro pescado blanco más económico el guiso es igualmente bueno. Respecto a la salsa, obligatorio: un buen vino blanco y perejil fresco sí o sí. Lo demás es sencillo.

EL  único acompañamiento que este tipo de guiso necesita es una buena torta de pan para mojar en la salsa.Se puede servir con guisantes y huevo duro como te muestro en la foto  y ya para nota, con unas almejas y unas puntas de espárragos.




RAPE EN SALSA VERDE

Ingredientes:

·       huevos de codorniz
·       5 dientes de ajo
·       perejil fresco.
·       aceite de oliva.
·       un rape cortado en rodajas
·       sal
·       harina.
·       agua .
·       un vaso pequeño de vino blanco de calidad
·       guisantes

Así lo hago yo :

- Comenzamos poniendo agua en una cazuela para cocer los huevos de codorniz. Una vez cocidos los pelamos y reservamos hasta casi el final del guiso.
- En el mortero ponemos los ajos y bastante perejil picado. Tenemos que conseguir machacar el ajo y el perejil de tal manera que hagamos un puré. No pueden quedar trozos. Nos costará un poco pero merece la pena , así el ajo y el perejil desprenden todo su aroma y no nos encontramos cachitos en la salsa.
-Mientras machacamos el ajo y el perejil, ponemos aceite en una cazuela para que se vaya calentando.
- Salamos las rodajas de rape y las pasamos por harina.
- Cuando el aceite esté templado, echamos el ajo y el perejil machacado. Removemos con una cuchara de palo. Añadimos un poco de  sal , una primera cucharada de harina y un poco del agua.
- Removemos constantemente para que no se formen grumos.
- Incorporamos el vino y una segunda cucharada de harina. Seguimos removiendo. Echaremos más vino, o agua en función de cómo nos guste la salsa. Tiene que quedar todo muy ligado.
- Cuando tengamos la salsa a nuestro gusto, sacudimos el exceso de harina de las  rodajas de rape y las incorporamos a la salsa.
- Ten en cuenta que la salsa tiende a espesar  cuando enfría por lo que te aconsejo que la dejes tirando a clarita para que así cuando vayas a comer el guiso haya espesado un pelín y esté en su punto.
- Añadimos unas cucharadas de guisantes y los huevos de codorniz partidos a la mitad.
- Dejamos la cazuela a fuego medio unos 10-12  minutos, como las rodajas de rape no son muy gruesas, se hacen en poco tiempo.
- Apagamos el fuego , dejamos templar y servimos.

¡ Qué te aproveche !


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...