jueves, 14 de julio de 2016

TARTA DE QUESITOS.




Tenía esta receta sin publicar, ayer me llamó una amiga para preguntarme por una tarta que fuese muy,  pero que muy fácil y decidí cerrar esta temporada bloguera con la receta que te presento hoy, una tarta de quesitos tan sencilla que hasta la puedes hacer en vacaciones,  en tu parcela del camping….

Posiblemente muchos conocéis esta tarta, tiene varias versiones, todas ellas muy sencillas. Me gusta principalmente por su textura cremosa y lo rápida de su elaboración. Yo la he presentado con el crumble para darle una mejor presentación pero te dejo con otras propuestas:

-         Añadir una cucharadita de canela o de vainilla a la crema para dar mayor sabor a la tarta.
-         No hacer el crumble y presentar la tarta con una base de galletas.
-         Sustituir las galletas normales por las Napolitanas de canela.
-         No poner ni crumble ni base y echar un chorretón de caramelo líquido, a modo de flan de queso.

Con las cantidades de crumble que te presento, seguro que te sobrará. En mi casa eso no es un problema porque nos encanta. Lo que sobra, lo  tomamos para acompañar al yogur.

Con esta receta me despido de todos vosotros hasta septiembre. No actualizaré el blog pero os iré contando  en Facebook. Será por redes sociales…

Pasad un buen verano.




TARTA DE QUESITOS.

Ingredientes:

Para la tarta:
·       700 ml leche
·       8 quesitos
·       100 g azúcar
·       2 sobres de cuajada
·       3 huevos.

Para el crumble:
·       75 g galletas
·       50 g azúcar moreno
·       50 g avellanas
·       60 g mantequilla
·       Media cucharadita de canela

Así lo hago yo:

La tarta

Método tradicional.
-         Ponemos todos los ingredientes en un cuenco y batimos para obtener una crema lisa y sin grumos.
-         Vertemos la crema en una cazuela a fuego medio. Poco a poco irá espesando. Removemos de vez en cuando para que no se pegue.
-         Al cabo de unos minutos, cuando la crema tenga consistencia de unas natillas espesas, retiramos del fuego y volcamos en el molde elegido
-         Dejamos enfriar y guardamos en el frigorífico ( mínimo 5 horas) 

Con Thermomix:
-         Ponemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 8 m-T.90ºC-Vel.4.
-         Vertemos en el molde elegido, dejamos enfriar y guardamos en el frigorífico ( mínimo 5 horas ).

El crumble

Método tradicional
-         Ponemos las galletas en una bolsa de congelar y con un rodillo golpeamos las galletas para triturarlas.
-         Añadimos el resto de los ingredientes y con las manos deshacemos la mantequilla para que se integre con el resto de ingredientes hasta formar una masa parecida a la arena de la playa mojada.
-         Una vez que la tarta ha cuajado, la sacamos del frigorífico y repartimos el crumble por la superficie de la tarta.
-         Volvemos a guardar en el frigorífico hasta un ratito antes de consumirla.

Con Thermomix
-         Ponemos las galletas en el vaso y trituramos unos segundos a Vel.4-5.
-         Añadimos el resto de ingredientes y trituramos 12 s-Vel 5.
-         Una vez que la tarta ha cuajado, la sacamos del frigorífico y repartimos el crumble por la superficie de la tarta.
-         Volvemos a guardar en el frigorífico hasta un ratito antes de consumirla.

¡ Qué te aproveche ! 


martes, 5 de julio de 2016

BIZCOCHITOS DE MASCARPONE Y LIMÓN.




Descubrí esta receta cuando compré mi molde cuadrado extensible de la marca Städter. Nada más ver los bizcochitos que aparecían en el recetario supe que nos iban a gustar. Enseguida adapté un poco la receta. Aquí la tenéis, a ver si os gusta y la ponéis pronto en práctica.

El molde extensible es muy cómodo pues lo puedes adaptar a las medidas que necesites. Para este tipo de masas, la base se forra con papel film y se elige la medida, en este caso, puse 25x22 cm. Si no tienes este tipo de molde, lo puedes hacer en cualquier fuente o pirex rectangular que se pueda meter al horno. El desmoldado no quedará tan bonito pero estará igual de bueno.

Casi todas las marcas de gelatina funcionan de la misma manera. Yo he utilizado gelatina limón de la marca Royal. Cuando vayas a hacer esta capa, lee bien las instrucciones del fabricante y respeta los tiempos para que cuaje bien.

Para decorar puedes poner un poco de ralladura como he hecho yo o poner media rodajita de limón en cada bizcochito. La verdad es que no necesita de muchas florituras.




BIZCOCHITOS DE MASCARPONE Y LIMÓN

Ingredientes:

Capa de bizcocho 
3 huevos 
180 g harina
·       Medio sobrecito de levadura Royal
·       110 g azúcar
·       75 ml aceite de girasol
·       75 ml de zumo de limón
·       Ralladura de un limón

Capa de mascarpone
·       200 ml nata para montar
·       1 sobre de gelatina neutra
·       500 g mascarpone
·       100 g azúcar
·       Ralladura de un limón

Capa de gelatina
·       1 sobre de gelatina de limón
·       Agua

Así lo hago yo:

El bizcocho.
-         Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos nuestro molde.
-         Batimos los huevos junto con el azúcar hasta que éstos blanqueen y aumenten su volumen.
-         Incorporamos el aceite y el zumo de limón. Batimos.
-         En un cuenco tamizamos la harina junto con la levadura.
-         Añadimos la mezcla de harina y levadura tamizada junto con la ralladura de limón.
-         Batimos hasta obtener una masa homogénea y sin grumos.
-         Vertemos en el molde. Alisamos la superficie con la ayuda de un paletín o el dorso de una cuchara.
-         Horneamos 20 m.
-         Pasado el tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar.

La crema de mascarpone.
-         Calentamos la nata en el microondas lo justo para que coja temperatura.
-         Diluimos el sobre de gelatina en la nata caliente. Removemos bien para que no se formen grumos y dejamos templar.
-         Batimos el mascarpone con el azúcar y la ralladura de limón.
-         Incorporamos la gelatina disuelta en la nata. Batimos para que se integre.
-         Vertemos la crema sobre el bizcocho frío. Alisamos la superficie y metemos al frigorífico ( mínimo 4 horas )

Capa de gelatina.
-         Una vez cuajada la crema de mascarpone, ponemos a calentar 250 ml de agua junto con un sobre de gelatina de limón. Removemos bien.
-         Cuando comience a hervir, apagamos el fuego y ponemos otros 250 ml de agua. Removemos de nuevo y esperamos a que la gelatina temple un poco.
-         Volcamos con cuidado la gelatina sobre la tarta.
-         Esperamos a que enfríe un poco y guardamos de nuevo en la nevera ( mínimo 4 horas ).
-         Partimos en porciones y decoramos a nuestro gusto.

¡ Qué te aproveche !
                           

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...