viernes, 28 de octubre de 2016

TARTA DE BAILEYS®




Hoy os presento un postre que nada tiene que ver con los monstruos y brujas tan habituales por estas fechas, aunque eso sí, la tarta, todo hay que decirlo, está de miedo….

El aroma a café está presente en cada porción, no es un sabor marcado pero está ahí. Si eres del club de los cafeteros, como yo, estás de suerte, si no es así….ésta no es tu tarta.

La receta, adaptación de la revista Goodfood, julio 2010, la he puesto en práctica un montón de veces. Puede parecer que es una tarta de verano pero en casa la tomamos todo el año puesto que no la tomamos helada sino semifría. Para lograr ese punto, tendrás que sacar la tarta del congelador y meterla al frigorífico el tiempo justo para que sin deshacerse, no esté congelada.

Algunas cosillas:
-         En esta presentación una  buena  base de galleta es primordial. Utiliza tus galletas favoritas pero que sean de calidad. Yo te recomiendo las Digestive.
-         Aunque te de pereza encender el horno solo para hornear la base de la tarta, no dejes de hacerlo. El crujiente y tostado del horneado aporta a la tarta un toque estupendo.
-         La gelatina aporta estabilidad a la tarta cuando empieza a descongelarse. Es en ese punto cuando yo te recomiendo tomar la tarta.
-         Café y Baileys….evidentemente, esta tarta no es para niños.
-         Un buen chocolate negro para hacer las virutas va fenomenal pero puedes cambiar la decoración, como más te guste.
-         Puede que no acostumbres a tener en casa Baileys y no te apetezca gastarte el dinero en una botella pero en cambio quieres hacer la tarta. La solución es fácil, puedes comprar una mini botella de 50 ml , (como las que dan en los aviones ). Proporcionalmente son más caras que la botella grande, pero nos sacan del apuro.

Lo mismo este fin de semana tan largo tienes algún encuentro con familiares y amigos y te apetece presentarte con una tarta  de café y Baileys…




TARTA HELADA DE BAILEYS®

Ingredientes:

Para la base.
·       200 g galletas tipo Digestive
·       100g mantequilla
     Para la crema:
·       200 ml. Nata
·       1 sobre de gelatina neutra
·       500g queso tipo Philadelphia
·       100 g azúcar
·       100 ml Baileys
·       50 ml café
·       500 g helado de vainilla
    Para decorar:
·       Chocolate

Así lo hago yo:

La base:
-         Para hacer la base comenzamos precalentando el horno a 180ºC.
-         Trituramos las galletas con cualquier robot de cocina ( o metemos las galletas en una bolsa de congelar y las machacamos hasta hacerlas miguitas con un rodillo o similar )
-         Mezclamos las galletas trituradas con la mantequilla hasta obtener una especie de arena de la playa mojada.
-         Volcamos la mezcla en el molde.
-         Comenzamos formando las paredes presionando con los dedos contra el lateral del molde.
-         Para formar la base, presionamos la galleta con el dorso de una cuchara hasta conseguir una superficie lisa.
-         Horneamos 10 minutos.
-         Sacamos del horno y dejamos enfriar.

La crema:
-         Calentamos ligeramente 100 ml. de nata en el microondas para disolver en ella el sobre de gelatina. Revolvemos bien y dejamos templar.
-         Batimos el queso junto el resto de la nata y el azúcar.
-         Incorporamos el Baileys y el café. Batimos para que los líquidos se integren.
-         Por último, vamos añadiendo el helado poco a poco a nuestra mezcla, hasta que se forme una única crema homogénea. (Habremos tenido la precaución de sacar del congelador el helado un rato antes).
-         Volcamos sobre la base horneada.
-         Guardamos en el congelador por lo menos 8 horas.
-         Sacamos del congelador y guardamos la tarta en el frigorífico 1 hora.
-         Para decorar, rallamos virutas de chocolate negro.
-         Servimos y … ¡ A disfrutar!

¡Qué te aproveche !

domingo, 23 de octubre de 2016

POLLO A LA CAZUELA.




Son varios los guisos con pollo que he ido publicado a lo largo de los años y ¡ los que quedan por delante !.En casa es una carne que nos gusta mucho y es precisamente por esto, por la variedad de sus recetas, que no nos cansamos nunca y siempre estamos dispuestos a probar nuevas versiones.

El pollo a la cazuela es una receta tradicional que varía de casa en casa puesto que cada uno le damos un toque particular: con o sin vino blanco, variando las verduras o la presentación. Particularmente como otros tantos guisos, me gusta hacerlo en la cocotte, queda con una salsita melosa para empezar a mojar pan y no parar.

Ni que decir tiene que si el guiso lo riegas con un buen vino blanco de solera y lo haces con un buen pollo de corral, el plato gana una barbaridad. 

Me gusta también porque de un día para otro el pollo gana en sabor, la salsa se asienta y la carne no se reseca. Lo ideal es calentarlo a fuego lento en la cazuela y sentarse toda la familia a comer a la vez pero en mi caso, entre semana, comemos “por turnos” .Esto no es problema puesto que este guiso va fenomenal para que cada uno se sirva su ración y calentarla en el microondas sin tener que recalentar todo el guiso.

¿ Tienes un pollo en el frigorífico ? Te dejo otras recetas con pollo para que eches un vistazo.

-         Pollo gratinado
-         Pollo a la miel con mostaza
-         Fiambre de pollo




POLLO A LA CAZUELA 

Ingredientes:

·       1 pollo troceado
·       Sal
·       Pimienta negra
·       Harina
·       Aceite
·       2 zanahorias
·       1 pimiento verde
·       1 pimiento rojo
·       1 cebolla hermosa
·       Un vasito de vino blanco

Así lo hago yo:

-         Comenzamos limpiando el pollo de posibles  restos de sangre y plumas.
-         Salpimentamos y pasamos cada trozo por harina.
-         Ponemos aceite en una cazuela y cuando esté caliente, sacudimos el exceso de harina y doramos ligeramente el pollo.
-         Mientras se dora, pelamos las zanahorias y cebolla y lavamos los pimientos.
-         Cortamos la verdura: la cebolla en trozos pequeños y las zanahorias y pimientos en tiras o bastones.
-         Una vez dorado el pollo, lo retiramos de la cazuela.
-         En ese mismo aceite, sofreímos la verdura hasta que esté tierna. Añadimos un pelín de sal.
-         Volvemos a poner el pollo reservado en la cazuela junto con la verdura .
-         Añadimos el vino blanco  y medio vaso de agua,  bajamos el fuego y dejamos que el guiso se haga durante una media hora.
-         Apagamos el fuego y dejamos reposar.
-         Servimos con patatas fritas.

¡ Qué te aproveche !


miércoles, 19 de octubre de 2016

COOKIES DE TOBLERONE®




Son varias las recetas que hemos hecho en esta cocina con las barritas de Toblerone. Quizás, la que más éxito tenga sea la mousse dechocolate que si no has probado, te recomiendo que lo hagas, pues es sencillamente maravillosa, pero ojo, que las cookies que te presento hoy, no se quedan atrás, son una opción fantástica para una merienda especial o tener un detalle con una persona amante del buen chocolate.

La receta es una adaptación de la revista Olive, septiembre 16, no es complicada y tampoco lleva ingredientes “raros”. Toblerone tiene varias presentaciones en el mercado, para hacer estas cookies necesitaremos comprar un paquete de tres barritas de 50 g. Es la opción más cómoda pues sus característicos prismas triangulares, son ideales  para el tamaño de las cookies.

Con las cantidades que te propongo salen unas 16 unidades. Tendrás que hornearlas en dos veces pues no caben todas en una misma bandeja , al hornear ensanchan un poco y solo se pueden poner 12 en cada tanda.

Si te gusta el chocolate, seguro que eres muy fan de Toblerone. Son varias las páginas en internet que muestran la historia de esta emblemática fábrica de chocolate suizo. ¿Sabías que la marca es un  acrónimo del apellido de Tobler, (fundador de la empresa), y la palabra italiana torrone , ( turrón ) ? 




COOKIES DE TOBLERONE®

Ingredientes:

·       150 g Toblerone®
·       100 g chocolate 70% cacao
·       50 g mantequilla
·       100 g azúcar moreno
·       1 huevo
·       Una cucharadita de extracto de vainilla
·       100 g harina de repostería
·       Una cucharadita de levadura química
·       Una pizca de sal
·       50 g almendra molida
·       1 cucharada de leche

Así lo hago yo:

La masa:
-         Comenzamos partiendo 8 triangulitos de una de las barras de Toblerone para cortar con un cuchillo  cada uno de estas piezas en 2. Las guardamos en el frigorífico.
-         El resto de Toblerone, lo que queda de la primera barrita y las 2 segundas, las picamos con un cuchillo hasta conseguir trocitos pequeños.
-         Partimos el chocolate y lo derretimos en un cuenco en el microondas en varios periodos de varios pocos segundos. Removemos bien y dejamos templar.
-         En un cuenco grande, batimos la mantequilla junto con el azúcar durante unos minutos.
-         Añadimos el huevo ligeramente batido junto con la vainilla y el chocolate derretido. Seguimos batiendo hasta conseguir una masa suave.
-         Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal y lo integramos en la masa de chocolate. Batimos de nuevo.
-         Por último incorporamos la almendra molida, la cucharada de leche y  los trocitos de Toblerone que habíamos picado al principio.
-         Removemos bien con una espátula para que los trocitos se integren bien. Será una masa muy firme y sólida.
-         Tapamos con film transparente y guardamos en el frigorífico mínimo 1 hora.

Formamos las cookies.
-         Pasado el tiempo, sacamos la masa del frigorífico. La mantequilla  habrá enfriado y hará que la masa esté muy dura y cueste un poco manejarla pero en cuestión de 1 minuto con la temperatura ambiente y el calor de nuestras manos, podremos manejarla sin problemas.
-         Con la ayuda de una cuchara, al principio costará un poco, dividimos la masa en 16 porciones de unos 30-35 g.
-         Precalentamos el horno a 180ºC y ponemos papel de hornear en una bandeja.
-         Formamos bolitas que pondremos separadas en la bandeja de hornear.
-         Una vez situadas las bolitas en la bandeja, no más de 12, las aplastamos ligeramente con el dorso de la mano y colocamos sobre cada una de ellas un triangulito de Toblerone que habíamos reservamos en el frigorífico.

Horneamos:
-         Metemos la bandeja al horno y horneamos a una altura media del horno, 14 minutos.
-         Sacamos del horno y dejamos enfriar.
-         Cuando las cookies estén todavía templadas pero se puedan coger, las trasladamos a una rejilla para que enfríen del todo.

¡ Qué te aproveche !



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...