lunes, 25 de septiembre de 2017

TARTA DE ALMENDRA, COCO Y MERMELADA DE NARANJA.




La receta que os presento hoy es una de mis preferidas. Cuando quiero preparar un dulce para una ocasión especial, esta tarta es una de mis opciones favoritas porque lo tiene todo: tiene un bocado crujiente con sabor a naranja y coco muy delicado, es fácil de transportar y cortar, no lleva una elaboración muy complicada y admite varias presentaciones, el formato familiar o tartaletas individuales.

La receta, adaptación de la versión original de la revista Delicious , enero 2015, puede parecer laboriosa pero en realidad no lo es, no te llevará más tiempo que cualquier quiche o tarta de este estilo que lleve una base horneada y luego un relleno. Así todo, si no lo ves del todo claro y vives en Santander, estás de suerte , puedes encargar la tarta a mi amiga Ana , la repostera de LaBalanza, ella borda está tarta y se la puedes encargar en el formato que tu prefieras.

La mermelada de naranja aporta a la tarta un toque maravilloso, es la clave de la receta. Si te gusta hacer mermeladas caseras ahora tienes la oportunidad de hacer la de naranja. Si no dispones de una buena mermelada  casera, procura comprar una de calidad, merece la pena. Respecto al resto de ingredientes, a mí me gusta moler la almendra pero la encuentras sin problema ya molida en la zona de repostería de cualquier supermercado. Allí mismo vas a encontrar también el coco, el agua de azahar y la almendra laminada.

¿ Tienes una celebración especial y no quieres preparar lo mismo de siempre ? Ésta es tu receta.


TARTA DE ALMENDRA, COCO Y MERMELADA  DE NARANJA.

Ingredientes:

Para la base:
·       300 g. harina
·       70 g azúcar
·       1 yema de huevo
·       125 g mantequilla
·       Ralladura de una naranja
·       2 cucharadas de zumo de naranja
Para la masa:
·       125 g. mantequilla
·       125 g. azúcar
·       2 huevos
·       25 g. harina
·       125g. almendra molida
·       25 g. coco rallado
·       1 cucharada de agua de azahar
·       Mermelada de naranja
Para decorar:
·       Coco rallado
·       Almendras laminadas

Así lo hago yo:

La base:

Método tradicional
- Ponemos la harina junto con el azúcar en un cuenco. Mezclamos y hacemos un hueco en el centro para poner la mantequilla cortada en trocitos , la yema de huevo, la ralladura y el zumo de naranja.
- Mezclamos con las manos hasta obtener una bola. 
- Pasamos la masa a la superficie de trabajo ligeramente enharinada.
- Amasamos hasta conseguir  que no se nos pegue a las manos.
- Envolvemos con film transparente y dejamos reposar en el frigorífico una media hora.

Con Thermomix.
- Ponemos todos los ingredientes en el vaso y programamos 20 s-Vel.6.
- Envolvemos la masa con film transparente y dejamos reposar en el frigorífico una media hora.

Horneamos la base:

- Precalentamos el horno a 200ºC.
- Sacamos la masa del frigorífico y la estiramos en la superficie de trabajo con la ayuda de un rodillo.
- Procuramos dar la forma alargada del molde.  Es muy útil estirar la masa entre dos láminas de film para así luego poder retirar una lámina y situar la masa sobre el molde. Con esta masa podemos hacer una tarta grande y 2 tartaletas pequeñas.
- Colocamos la masa en el molde y presionamos bien en las paredes.
- Forramos la base con papel de hornear y ponemos  las pesas de hornear.
- Horneamos 15 minutos.
- Sacamos el molde del horno y retiramos con cuidado las pesas.
- Dejamos enfriar.

El relleno.

- Para preparar el relleno de nuestra tarta batimos la mantequilla junto con el azúcar durante unos minutos.
- Añadimos los huevos, uno por uno. No añadimos el segundo hasta que el primero no se haya integrado.
- Incorporamos la harina y la almendra molida. Seguimos batiendo.
- Por último añadimos el coco rallado y el agua de azahar y terminamos de batir.
- Programamos la temperatura del horno a 180ºC.
- Sobre la base ya horneada y fría, ponemos una capa generosa de mermelada de naranja y sobre ésta, la masa que acabamos de batir.
- Con la ayuda de un paletín o el dorso de una cuchara, repartimos la masa y alisamos la superficie.
- Horneamos 30 minutos.
- Sacamos del horno y dejamos enfriar.

La decoración.

- En una sartén antiadherente, ponemos unas cuantas almendras fileteadas a fuego medio para que no se quemen. Movemos constantemente. En cuanto tomen un ligero tono tostado, apagamos el fuego.
- Espolvoreamos la superficie de la tarta con láminas de almendra y coco rallado.

¡ Qué te aproveche !


jueves, 21 de septiembre de 2017

MEJILLONES EN ESCABECHE.




Ya os he contado más veces que en casa somos incondicionales del vermú dominguero. Una buenas patatas fritas, aceitunas, rabas y como no, unos buenos mejillones en escabeche suelen acompañar a nuestro vermú, vino blanco o cerveza. Por eso, cuando en abril descubrí la receta de los mejillones en escabeche en la Revista Thermomix, me picó el gusanillo y quise probar la conserva casera adaptándola un poco a nuestros gustos.

El resultado me sorprendió mucho. Así como el sabor está muy conseguido, es prácticamente el mismo, he de decir que la textura es ligeramente distinta a los mejillones en conserva. Es bastante más firme lo que puede sorprender y no gustar tanto pues estamos acostumbrados a un bocado más tierno. 

La clave de la receta no es otra que conseguir un buen mejillón pues la elaboración es muy sencilla. Los puedes abrir al vapor con agua o con un poco de vino blanco, como tú tengas costumbre.
Lo laborioso de la receta es limpiar los mejillones. Yo tengo la suerte de tener ayuda y esa faena siempre la hace  el “pater familias”. Tenemos un estropajo de niquel, “el Nanas de toda la vida”, guardado expresamente para limpiar mejillones. Si todavía no tienes el tuyo, te recomiendo comprar uno, son baratos y  limpian las conchas de los mejillones  de maravilla.

¿Te apuntas al vermú de este domingo?




MEJILLONES EN ESCABECHE

Ingredientes:

·       1´5 k mejillones
·       150 g aceite de oliva
·       2 dientes de ajo
·       1 cucharadita de granos de pimienta negra
·       1 cucharadita de pimentón dulce
·       Media cucharadita de pimentón picante
·       2 hojas de laurel
·       1 cucharadita de sal
·       60 ml de vinagre de Jerez

Así lo hago yo:

Método tradicional
-         Comenzamos limpiando los mejillones y abriéndolos al vapor como tengas costumbre. Yo los pongo en una cazuela con un pelín de agua, pongo la tapa y espero lo justo a que abran.
-         Esperamos a que templen un poco, sacamos los mejillones de las conchas y con una tijera, cortamos las “barbas”. Reservamos en un recipiente amplio.
-         Para hacer el escabeche, ponemos el aceite, a fuego bajo-medio,  en una cazuela junto con los ajos pelados y chafados, las bolitas de pimienta y el laurel. Esperamos unos  10 m para dejar que el aceite se aromatice bien.
-         Pasado el tiempo, retiramos la cazuela del fuego un minuto para  añadir el pimentón, la sal y el vinagre. Removemos bien y esperamos otro minuto a fuego suave.
-         Apagamos el fuego.
-         Volcamos el escabeche sobre los mejillones reservados.
-         Dejamos enfriar y guardamos en el frigorífico.
-         Pasadas 24 horas, ya podemos tomar nuestro aperitivo.

Con Thermomix
-         Comenzamos limpiando los mejillones para ponemos en el recipiente Varoma.
-         Ponemos en el vaso 150 ml de agua, ponemos el varoma en su posición  y programamos 15 m-T. Varoma-Vel.1.
-         Pasado el tiempo, esperamos a que templen un poco, sacamos los mejillones de las conchas, con una tijera, cortamos las “barbas”. Reservamos en un recipiente amplio.
-         Limpiamos el vaso y  ponemos el aceite, los ajos chafados, las bolitas de pimienta y el laurel. Programamos  10 m-T.100ºC-Giro a la izq-Vel.1
-         Añadimos el pimentón, la sal y el vinagre. Programamos, 2 m-T.100ºC-Giro a la izq-Vel.1
-         Volcamos el escabeche sobre los mejillones reservados.
-         Dejamos enfriar y guardamos en el frigorífico.
-         Pasadas 24 horas, ya podemos tomar nuestro aperitivo.

¡Qué te aproveche!


domingo, 17 de septiembre de 2017

GELATINA DE CHOCOLATE Y BAILEYS®




Hoy os presento una receta dulce de esas que no da ninguna pereza preparar porque es muy, muy sencilla y que además tiene un acabado muy lucido. 

La receta original es de Cristina Lorenzo, más conocida por “Kanela y Limón”, el nombre de su blog. Cristina lleva  un  montón de tiempo publicando recetas pero fue hace unos meses cuando publicó su primer libro “Recetas de película”, un libro que os recomiendo pues tiene unas presentaciones muy atractivas como la gelatina que os presento hoy.

Para hacer este postre puedes utilizar un solo molde de unos 800 ml de capacidad, como yo he hecho, o presentar la gelatina en 6 flaneras o vasitos individuales. También puedes sustituir el Baileys por leche evaporada pero las cosas como son, le quitarías toda la gracia.

Como dice Cristina en su libro “No necesitas ni saber freír un huevo para hacer esta receta“. A  partir de ahora cuando te toque llevar el postre a casa de los amigos, ya no tienes excusa, se acabó comprar lo primero que pilles en la pastelería de la esquina, ahora el postre, lo haces tú.  




GELATINA DE CHOCOLATE Y BAILEYS®.

Ingredientes:

·       250 ml leche
·       1 sobre  de gelatina neutra
·       100 ml nata ( 35% MG )
·       100 ml Baileys
·       1 lata pequeña de leche condensada
·       1 cucharada de café soluble
·       30 g cacao
·       Una pizca de sal

Así lo hago yo:

- Ponemos en un cuenco 50 ml de leche fría junto con la gelatina para que ésta se hidrate. Removemos y reservamos.
-  Ponemos el resto de ingredientes en un cuenco apto para el microondas y calentamos  a la máxima potencia durante 2 minutos.
- Removemos bien la mezcla con unas varillas para que no queden grumos.
- Calentamos la leche con la gelatina unos segundos en el microondas y la incorporamos a la mezcla anterior.
- Removemos bien para que la gelatina se integre.
- Vertemos la mezcla en el molde y metemos al frigorífico para que cuaje. Mejor de un día para otro.

¡Qué te aproveche!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...