jueves, 21 de septiembre de 2017

MEJILLONES EN ESCABECHE.




Ya os he contado más veces que en casa somos incondicionales del vermú dominguero. Una buenas patatas fritas, aceitunas, rabas y como no, unos buenos mejillones en escabeche suelen acompañar a nuestro vermú, vino blanco o cerveza. Por eso, cuando en abril descubrí la receta de los mejillones en escabeche en la Revista Thermomix, me picó el gusanillo y quise probar la conserva casera adaptándola un poco a nuestros gustos.

El resultado me sorprendió mucho. Así como el sabor está muy conseguido, es prácticamente el mismo, he de decir que la textura es ligeramente distinta a los mejillones en conserva. Es bastante más firme lo que puede sorprender y no gustar tanto pues estamos acostumbrados a un bocado más tierno. 

La clave de la receta no es otra que conseguir un buen mejillón pues la elaboración es muy sencilla. Los puedes abrir al vapor con agua o con un poco de vino blanco, como tú tengas costumbre.
Lo laborioso de la receta es limpiar los mejillones. Yo tengo la suerte de tener ayuda y esa faena siempre la hace  el “pater familias”. Tenemos un estropajo de niquel, “el Nanas de toda la vida”, guardado expresamente para limpiar mejillones. Si todavía no tienes el tuyo, te recomiendo comprar uno, son baratos y  limpian las conchas de los mejillones  de maravilla.

¿Te apuntas al vermú de este domingo?




MEJILLONES EN ESCABECHE

Ingredientes:

·       1´5 k mejillones
·       150 g aceite de oliva
·       2 dientes de ajo
·       1 cucharadita de granos de pimienta negra
·       1 cucharadita de pimentón dulce
·       Media cucharadita de pimentón picante
·       2 hojas de laurel
·       1 cucharadita de sal
·       60 ml de vinagre de Jerez

Así lo hago yo:

Método tradicional
-         Comenzamos limpiando los mejillones y abriéndolos al vapor como tengas costumbre. Yo los pongo en una cazuela con un pelín de agua, pongo la tapa y espero lo justo a que abran.
-         Esperamos a que templen un poco, sacamos los mejillones de las conchas y con una tijera, cortamos las “barbas”. Reservamos en un recipiente amplio.
-         Para hacer el escabeche, ponemos el aceite, a fuego bajo-medio,  en una cazuela junto con los ajos pelados y chafados, las bolitas de pimienta y el laurel. Esperamos unos  10 m para dejar que el aceite se aromatice bien.
-         Pasado el tiempo, retiramos la cazuela del fuego un minuto para  añadir el pimentón, la sal y el vinagre. Removemos bien y esperamos otro minuto a fuego suave.
-         Apagamos el fuego.
-         Volcamos el escabeche sobre los mejillones reservados.
-         Dejamos enfriar y guardamos en el frigorífico.
-         Pasadas 24 horas, ya podemos tomar nuestro aperitivo.

Con Thermomix
-         Comenzamos limpiando los mejillones para ponemos en el recipiente Varoma.
-         Ponemos en el vaso 150 ml de agua, ponemos el varoma en su posición  y programamos 15 m-T. Varoma-Vel.1.
-         Pasado el tiempo, esperamos a que templen un poco, sacamos los mejillones de las conchas, con una tijera, cortamos las “barbas”. Reservamos en un recipiente amplio.
-         Limpiamos el vaso y  ponemos el aceite, los ajos chafados, las bolitas de pimienta y el laurel. Programamos  10 m-T.100ºC-Giro a la izq-Vel.1
-         Añadimos el pimentón, la sal y el vinagre. Programamos, 2 m-T.100ºC-Giro a la izq-Vel.1
-         Volcamos el escabeche sobre los mejillones reservados.
-         Dejamos enfriar y guardamos en el frigorífico.
-         Pasadas 24 horas, ya podemos tomar nuestro aperitivo.

¡Qué te aproveche!


4 comentarios:

  1. No puedo con los mejillones, pero con lo que me gustan los escabeches!!!! Te han quedado de lujo. Y yo, al vermú de los domingos, me apunto siempre!!
    Un abrazo familia, Begoña

    ResponderEliminar
  2. Qué buenos están, es que una vez que los pruebas caseros ya no quieres los cmprados de lata. Te han quedado que se salen de la pantalla. Un beso

    ResponderEliminar
  3. que rico el vermú de los domingos, me trae recuerdos de la niñez, los mejillones de lujo, los voy a preparar, saludos, Amelia

    ResponderEliminar
  4. La textura es cierto que es diferente, pero al final engancha por su naturalidad. No entendemos como consiguen esa textura pastosa comercial, es exquisita sin duda, pero la tienen desde el primer día de conserva, de eso doy fe. Solo se le puede achacar a una breve cocción o confitado, pero claro, brevísima porque si se cuecen, ya sabes, encogen y mucho y en verdad tampoco están tan pastosos.
    Queremos volver a hacerlos, nos encantaron.
    Un lujo!

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un minuto de vuestro tiempo . Gracias a todos, a los que venís con frecuencia y los que lo hacéis por primera vez.

Mi correo está a vuestra disposición para cualquier duda,comentario o sugerencia: pasenydegusten(arroba)gmail.com
¡ Que te aproveche ¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...