domingo, 25 de noviembre de 2018

CALLOS DE BACALAO.




Tenía muchas ganas de probar los callos de bacalao por eso cuando Yolanda publicó esta receta en su blog “Cocido de sopa” supe que era mi oportunidad para hacer en casa este plato del que hasta hace  nada, poco se sabía. 

Los callos de bacalao se llaman así por su similitud gelatinosa con los callos de los animales terrestres. En realidad son la vejiga natatoria del bacalao. Si te interesa, puedes saber más cosas sobre estos callos aquí, pero vamos, quédate con lo importante: este es un guiso de toma pan y moja y nunca mejor dicho porque los callos aportan una gelatina y melosidad al plato, que los tuyos nunca adivinarán que están comiendo bacalao y te pedirán más pan para mojar en la salsita…

Yo compro los callos en la Tienda del Bacalao en la C/Amos de Escalante en Santander. Allí Maite os dará todo tipo de explicaciones sobre el bacalao, cómo desalarlo y conservarlo. En los comentarios nos puedes decir  dónde los compras tú.

Como siempre, te dejo unas notas:
-         El laurel es opcional, dependerá si os gusta o no su sabor marcado.
-        Lo mismo ocurre con el picante. Si os gusta el picante, las guindillas (enteras o en trocitos)  y el pimentón picante le van fenomenal a este guiso. Si no queréis,  no las pongáis y utilizad pimentón dulce.
-         Yolanda utiliza boletus, yo en ese momento no tenía y utilicé un surtido de setas. Lo importante es respetar las cantidades para guardar la proporción con los callos.
-         El desalado de los callos es muy importante. Déjate aconsejar por tu vendedor. Los que yo compro vienen muy  limpios y con 24 horas y dos cambios de agua es suficiente.




CALLOS DE BACALAO

Ingredientes:

Para cocer los callos:
-         Medio kilo de callos de bacalao
-         2 dientes de ajo
-         10 granos de pimienta
-         1 hojita de laurel ( opcional )
-         100 g de cebolla
-         Agua

Para hacer el guiso:
-         Aceite de oliva
-         300 g se setas
-         250 g panceta fresca
-         100 g cebolla
-         2-3 guindillas ( opcional )
-         1 cucharadita de pimentón
-         1 cucharadita de carne de ñora
-         1 cucharadita de harina
-         100 ml vino blanco
-         Sal

Así lo hago yo:

Para desalar  los callos:
-         En mi caso, he comprado unos callos de bacalao que vienen muy limpios. Si los tuyos no están limpios del todo, procura retirar la telilla negra que los cubre.
-         Los lavamos muy bien bajo el grifo y los ponemos a remojo cubiertos de agua en un recipiente con tapa.
-         Guardamos el recipiente en el frigorífico 24 horas y cambiamos el agua dos  veces ( o como te haya indicado tu vendedor )
-          
Para cocer los callos:
-         Cortamos los callos en tamaño bocado pero teniendo en cuenta que en la cocción merman un poco.
-         Los ponemos en el olla junto con  los ajos, las bolitas de pimienta, la hojita de laurel ( si la vamos a emplear ) y la cebolla partida en trozos grandes.
-         Cubrimos con agua. Cerramos a olla y esperamos a que suba el “pitorrillo” o arandela.
-         Contamos unos 12 minutos.
-         Pasado el tiempo, esperamos a  poder abrir la olla, retiramos los callos y guardamos el agua de la cocción.

Para hacer el guiso:
-         Cortamos en trocitos pequeños la cebolla y el ajo.
-         Ponemos una cazuela a fuego medio con un poco de aceite de oliva.
-       Cuando el aceite esté caliente, añadimos la cebolla y el ajo para que se hagan durante unos 5 minutos.
-         Si vamos a utilizar guindillas, las añadimos.
-         Limpiamos las setas con papel de cocina, las cortamos y las añadimos al sofrito.
-         Dejamos que la verdura se vaya haciendo y mientras tanto cortamos la panceta en daditos.
-         Añadimos la panceta, removemos y esperamos otros 3 minutos para incorporar la harina, la carne de la ñora y el pimentón.
-         Removemos bien y añadimos el vino blanco.
-         Dejamos que se evapore el alcohol y vertemos agua de la cocción, justo para cubrir la verdura.
-         Dejamos la cazuela al fuego unos 10 minutos para incorporar los callos y rectificar de sal.
-         El guiso se terminará de hacer en unos 15 minutos. Es el momento de añadir o no más agua de la cocción.
-         Servimos espolvoreando un poco de perejil picadito.

¡Qué te aproveche!



domingo, 18 de noviembre de 2018

COOKIES DE CHOCOLATE Y NUTELLA®




Cuando no existían redes sociales y los blogs de cocina comenzaban a hacer furor, hace unos 10 añitos...yo “conocí” a Esther Sánchez. Con el tiempo la perdí la pista, pero a través de Instagram, la volví a encontrar hace unos meses. Me hizo mucha ilusión poder saludarla de nuevo y ponerme al día de todas sus recetas en su blog “Chocolatísimo”. La receta que os presento hoy es suya y eso solo es sinónimo de una cosa: garantía de éxito.

Estas cookies que os presento son espectaculares. Las he hecho un montón de veces y siempre, siempre, triunfan. Tienen la peculiaridad de estar  rellenas de Nutella, lo que hace que sean no solo adictivas sino  muy húmedas y cremosas.  Su elaboración es sencilla. Te dejo unas notas importantes aunque lo mejor es que veas la video receta  de Esther, en su blog.

Cosillas importantes:

Utiliza 2 huevos pequeños o 1 L
La mantequilla deberá estar a punto pomada (blandita). Acuérdate de sacarla del frigorífico un buen rato antes, o meterla unos segundos al microondas.
El chocolate lo puedes comprar en pepitas o trocearlo tu mismo/a.
Si no encuentras azúcar muscovado, en España es difícil, puedes comprar la variedad moka, de azucarera española o utilizar azúcar moreno.
Otras versiones estupendas: rellenarlas de Nocilla blanca y añadir trocitos de chocolate blanco, o poner una onza de chocolate en la superficie, como propone Esther.

¿Vas  a poder resistirte sin probar estas cookies?




COOKIES DE CHOCOLATE Y NUTELLA

Ingredientes: 

1 huevo L
60 g mantequilla
100 g azúcar muscovado
50 g azúcar moreno
36 g caco en polvo
140 g harina de repostería
7 g levadura química
Una pizca de sal
80+ 20  g de chocolate picado 




Así lo hago yo: 

En un cuenco batimos el huevo.
Añadimos los 2 tipos de azúcar y batimos.
Incorporamos la mantequilla en pomada y batimos de nuevo.
Añadimos los ingredientes secos: cacao, harina, levadura y sal y batimos hasta que se integren todos los ingredientes.
Por último, incorporamos 80 g de trocitos de chocolate y los integramos con la ayuda de una espátula.
Envolvemos la masa en papel film y la guardamos en el frigorífico una hora
Pasado el tiempo, precalentamos el horno a 180ºC.



-         Forramos una bandeja con papel de hornear. 
          Cogemos la masa y hacemos  nueve bolitas de unos 25-30 g (nos tiene que sobrar masa para hacer las tapas de las cookies)
          Colocamos las 9 bolitas sobre el papel de hornear en la bandeja del horno.
          Con el dedo pulgar, presionamos en el centro de cada galleta  para hacer  un hoyito.
          Con la ayuda de 2 cucharillas, rellenamos el hoyito con Nutella.
         Dividimos el resto de masa, en 9 porciones que aplastaremos con nuestras manos a modo de tapa para colocar sobre la Nutella, en  las cookies.



-        Con cuidado cerramos cada galleta teniendo especial cuidado con los bordes para que no se salga la Nutella.
          Por último, colocamos los 20 g de trocitos de chocolate restante, sobre la superficie de las cookies
          Horneamos 25 minutos.
          Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.
    
          ¡Qué te aproveche!



domingo, 11 de noviembre de 2018

TOMATES SECOS EN ACEITE DE OLIVA.




Los tomates secos en aceite de oliva dan mucho juego en la cocina. La semana pasada me di cuenta que no tenía la receta , si es que se le puede llamar receta, publicada en el blog y como vamos a utilizarla muy pronto , he pensado poner remedio. Por eso, aquí tenéis la preparación.

Los tomates secos se pueden secar en casa pero yo siempre los compro ya deshidratados. Los podéis encontrar en cualquier supermercado grande. El proceso para hacer esta elaboración es muy sencillo. Te dejo una  serie de anotaciones importantes.

Utiliza tu mejor aceite de oliva virgen extra puesto que cuando los tomates se acaben ese aceite te va a servir también para aromatizar un montón de platos.

Es muy importante que los tomates, una vez hidratados, sequen bien y no aporten agua a la preparación.

Para aromatizar el aceite puedes añadir también guindillas cayenas y bolitas de pimienta negra.





Dentro de unas semanas veremos cómo se hace  el pesto rojo cuyo ingrediente fundamental son estos tomates secos en aceite de oliva pero además los podremos utilizar…
para ensaladas,
para  pizzas,
con  arroces y risottos
en numerosos platos de pasta
en deliciosos sándwiches….
en canapés y tostas.

De verdad te digo que es una preparación muy sencilla que da mucho de si. ¿ Te vas a animar ? 





TOMATES SECOS EN ACEITE DE OLIVA

Ingredientes: 

24 tomates secos
Romero
Albahaca
2 dientes de ajo
Aceite de oliva virgen extra
Guindillas y bolitas de pimienta ( opcional )





Así lo hago yo: 

Lavamos  muy bien los tomates.
Ponemos a calentar un cazo con agua y cuando comience a hervir retiramos del fuego y sumergimos los tomates secos 1 hora para que se hidraten.
Pasado el tiempo, los escurrimos muy bien y los dejamos sobre papel de cocina.
En un frasco, mejor esterilizado, ponemos un fondo de aceite para ir  haciendo capas de tomates, láminas de ajos, ramitas de romero y hojitas de albahaca que habremos lavado y secado previamente.
Ponemos más tomates, más aceite, y así hasta completar el frasco.
Dejamos macerar unos 10 días y ya los podemos utilizar

 ¡Qué te aproveche!





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...