miércoles, 2 de enero de 2019

NARANJAS CONFITADAS.




Reconozco, ahora que no me oye nadie, que a mí, las naranjas confitadas no me hacen «tilín», pero al «Pater familias» le encantan y desde que hace unos años aprendí a hacerlas,  en el rosco de Reyes en mi casa, no pueden faltar.

A lo largo de los años he ido cambiando un poco la técnica hasta llegar a la receta que os presento hoy, un mix de todo lo que nos enseñan Esther y su Su en sus respectivos blogs: Chocolatísimo y Webos fritos.

Hacer las naranjas confitadas caseras es sencillo. No vamos a caer en el eterno debate de si es  más cómodo comprarlas o no. Yo apuesto por lo casero porque me gusta y no me supone un trauma ponerme a lavar y cortar 3 naranjas pero respeto a las personas que no opinan lo mismo.

Dicho esto, te dejo unos consejos que te pueden venir bien si te decides a dar el paso y confitar tus propias naranjas.
-         Algo obvio, las naranjas tienen que ser de calidad.
-         Hay que limpiarlas bien con un cepillo bajo el agua para quitar la cera que pudieran tener.
-         Para cortar las rodajas es importante un buen cuchillo de sierra.
-         Si tienes cocotte, estás de suerte, porque para confitar, la cocotte es maravillosa puesto que reparte muy bien el calor.
-         El almíbar sobrante es delicioso para empapar bizcochos, ¡no lo tires!
-         Durante la cocción no es conveniente tocar las rodajas con cucharas, sino  mover la cazuela.

Conservación:
-         En su propio almíbar en un tarro esterilizado.
-         Dejarlas secar un par de horas sobre una rejilla y luego envolverlas  en papel de hornear de tres es tres, luego en film  y congelarlas.
-         Una vez secas, bañarlas en chocolate.

Te dejo en enlace a la receta del Rosco de Reyes, por si este año es el definitivo,  te animas y lo decoras con naranjas confitadas, ca-se-ras.



NARANJAS CONFITADAS.

Ingredientes:

-         3 naranjas hermosas.
-         El peso de las naranjas en azúcar.
-         El peso de las naranjas en agua.

Así lo hago yo:

-         Comenzamos lavando bien las naranjas bajo el grifo y frotándolas con un cepillo para retirar la cera que pudiera cubrirlas.
-         Pesamos las naranjas.
-         Las partimos en rodajas no demasiado finas pues corremos el peligro de que se  rompan durante la cocción.
-         Ponemos las rodajas en la cazuela y las cubrimos con agua para poner la cazuela a fuego fuerte.
-         Cuando comience el agua a hervir, dejamos la cazuela al fuego 5 minutos.
-         Apagamos el fuego.
-         Desechamos el agua y volvemos a cubrir las naranjas con agua para repetir esta operación otras dos veces. De esta forma, logramos quitar el amargor a las naranjas.



-         Una vez que las hemos cubierto con agua 3 veces, sobre las rodajas, ponemos el azúcar y el agua que habremos pesado previamente.
-         Llevamos la cazuela al fuego hasta llegar al punto de ebullición. Mantenemos el fuego durante 10 minutos.
-         Pasado el tiempo, bajamos la temperatura a  fuego lento y dejamos que las naranjas se confiten durante 1 hora.
-         Pasado el tiempo, retiramos la cazuela del fuego y dejamos reposar las naranjas en su almíbar unas cuantas horas. 
-         Una vez pasado el tiempo para que las rodajas estén totalmente frías podemos disfrutarlas como más nos guste.

¡Qué te aproveche!



2 comentarios:

  1. Se ven deliciosas y no hay nada mejor que preparar las frutas confitadas en casa....te han quedado genial. Feliz 2019, un fuerte abrazo desde "Mi Cocina"

    ResponderEliminar
  2. Qué ricas estarán, las hice una vez y me quedaron desastrossas, lo confieso, jajajaja! No lo he intentado más, así que me guardo la receta y a ver si me pongo de nuevo a ello. Un beso!!

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un minuto de vuestro tiempo . Gracias a todos, a los que venís con frecuencia y los que lo hacéis por primera vez.

Mi correo está a vuestra disposición para cualquier duda,comentario o sugerencia: pasenydegusten(arroba)gmail.com
¡ Que te aproveche ¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...