domingo, 24 de marzo de 2019

RAVIOLI DEL PLIN.




Cuando uno empieza a hacer pasta fresca en casa, se suele comenzar por las elaboraciones más sencillas pero conforme se va practicando, “el gusanillo” de pasta casera va haciendo su efecto y las elaboraciones van cambiando pues la pasta es un mundo interminable de cortes, formas y rellenos.

Prueba de esto son los ravioli que hoy te presento. Los ravioli del plin reciben ese nombre porque se hacen con las manos a base de pellizcos dados con los dedos índice y pulgar. Es un elaboración sencilla, que no precisa de moldes y cortadores especiales como otros tipos de ravioli que ya he publicado en el blog: ravioli de pollo y panceta que se hacen con un cortador redondo y dentado y los ravioli de salchichas frescas que se forman en la raviolera. 

Los rellenos y salsas de los Ravioli del plin son ilimitados. Yo te propongo una de las versiones que más gustan en casa, rellenos de boloñesa y parmesano cubiertos de salsa de tomate. Yo solo quiero enseñarte a hacerlos para que luego tú los rellenes como más te guste. 

RAVIOLI DEL PLIN.

Ingredientes:

Para la masa:

En esta entrada tienes todo lo referente a cómo hacer la pasta fresca. 

Para el relleno:

En esta entrada te explico cómo hago yo la salsa boloñesa. Tan solo tienes que añadir queso parmesano rallado para que éste aporte no solo una textura más sólida al relleno, sino su sabor delicioso. 

Para la salsa de tomate:

En esta entrada te explico cómo hago yo la salsa de tomate casera. 

Así lo hago yo:

 En esta entrada te explico cómo estirar la pasta.



-         Un vez que tenemos la masa estirada, ponemos porciones de relleno distanciados unos de otros de otros como ves en la fotografía.



-         Cerramos la plancha de masa sobre si misma procurando no dejar aire entre la masa y el relleno.



-         Damos forma a cada ravioli poniendo ambas manos a cada lado de los montoncitos
 de relleno presionando la masa  utilizando nuestros dedos índice y pulgares.
.         Repetimos lo mismo con cada ravioli  hasta terminar la fila.


-         Con un cortador dentado, cortamos el resto de masa, justo al borde.


-     Con el mismo cortador , cortamos cada ravioli haciendo cortes precisos y rápidos  sobre la masa comenzando por el lado no dentado. 

     Para secar y cocer los ravioli, pincha en el enlace.

     Ponemos salsa de tomate casera en una sartén la calentamos.
     Una vez cocidos los ravioli, los añadimos a la salsa de tomate.
     Los dejamos un minuto en la salsa y los servimos con parmesano rallado, al gusto.

        
¡ Qué te aproveche !

3 comentarios:

  1. Me apetece mucho liarme con la pasta pero no quiero tener que comprar de todo de golpe, la tabla de madera, el super rodillo, la maquina....
    Que me aconsejas?
    Gracias por adelantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo fuese una verdadera experta seguro que te recomendaría comprar la tabla y el rodillo para estirar la pasta " de verdad " pero soy práctica y te recomiendo la máquina . Es muy fácil de usar y el resultado es estupendo. Con ella puedes hacer todo tipo de pasta: larga, corta, rellena....
      La tabla que yo uso es un contrachañado del Leroy Merlín cortado de la misma medida que la mesa de mi cocina. No llegó a 12 euros....
      Anímate y me cuentas.

      Eliminar
  2. Eres maestra en estos menesteres pues el resultado es una maravilla. Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un minuto de vuestro tiempo . Gracias a todos, a los que venís con frecuencia y los que lo hacéis por primera vez.

Mi correo está a vuestra disposición para cualquier duda,comentario o sugerencia: pasenydegusten(arroba)gmail.com
¡ Que te aproveche ¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...