martes, 21 de octubre de 2014

PAN RALLADO PROVENZAL.




PAN RALLADO PROVENZAL

No he podio averiguar el origen de este nombre, el caso es que si buscas pan provenzal en la red, la gran mayoría de las entradas se refieren al pan rallado que te presento hoy, no es  ninguna receta, sino más bien, un truco que va a hacer que tus platos sean más sabrosos.

El pan provenzal es una mezcla de pan rallado, ajo y perejil. Yo lo descubrí hace años cuando compré la Thermomix pero lo puedes hacer con cualquier robot de cocina o picadora.  Se trata de rallar pan duro junto con unos dientes de ajo y perejil fresco. Cuanto más ajo y perejil, más sabor tendrá tu pan provenzal. No te aconsejo hacerlo con perejil seco pues no va a aportar el mismo sabor que el fresco. En la última foto puedes observar el tono del pan rallado normal y el del pan provenzal, ligeramente verde.




Algunas cosillas interesantes:

- Es especialmente indicado para empanar filetes de pollo, escalopes de ternera, chuletas y medallones de solomillo de cerdo, como los que ves en la foto.
- Le da un sabor muy especial al pescado blanco.
- Lo puedes utilizar como espesante en la salsa verde.
- Se puede congelar en una bolsita, no se apelmaza y así siempre lo tienes listo.
- Si te gusta una textura más fina, la conseguirás, tostando primero el pan.

Como verás, es muy sencillo y da mucho juego. Seguro que a ti se te ocurren más formas de emplearlo.

¡ Que te aproveche !


miércoles, 15 de octubre de 2014

CRISTINAS.


 

Los habituales de esta cocina, reconocerán las Cristinas pues las publiqué en el 2008. Han sido varias las personas que me han preguntado cómo hacerlas de forma tradicional pues por entonces  publiqué solo la “versión Thermomix”. Ya no hay excusa, que nadie se quede  sin merendar….

A lo mejor en tu localidad las Cristinas las conoces como Bambas o quizás  tengan otro nombre. El caso es que existen varios formatos de bollitos individuales: medias noches, suizos, Cristinas…todos muy parecidos. Están hechos con los mismos ingredientes y apenas hay diferencias entre unos y otros aunque a decir verdad, el aroma que aporta el agua de azahar en esta masa,  hace que las Cristinas sean especiales para mí.

No es una elaboración difícil,  ni requiere tiempos de levado largos. Es cuestión de organizarse un poco. Por lo demás, el amasado es sencillo, lo puedes hacer con cualquier robot amasador o “a mano”.

Por lo que se refiere a los ingredientes, tampoco hay mucho que decir: los taquitos de levadura prensada los encuentras en tu supermercado en los lineales del frío, suelen estar cerca de las obleas de empanadillas. Para decorar puedes poner almendritas picadas como hace Ali, autora de la receta original, o como hago yo ahora, poner un poco de azúcar perlado, piedrillas de azúcar,  que encontrarás en tiendas un poco especializadas. Pero si no tienes azúcar pelado, un poco de azúcar humedecido, como en los bollitos suizos, quedará de maravilla.

Tu única preocupación cuando saques las Cristinas del horno, será cómo las vas a tomar: solas con un café con leche, o rellenas de nata, mermelada, trufa, Nutella….




CRISTINAS

Ingredientes: 

·       250 g. leche. 
·       50 g. mantequilla ( temperatura ambiente) 
·       50 g. azúcar 
·       4 cucharadas de agua de azahar. 
·       30 g, levadura prensada 
·       1 cucharadita de sal 
·       500 g. harina de fuerza. 
·       Huevo batido. 
·       Azúcar perlado 

Así lo hago yo: 

Método tradicional: 
-En un cazo ponemos la leche, la mantequilla y  el azúcar. Lo ponemos al fuego y calentamos lo justo para que la mantequilla se derrita. Mezclamos bien los ingredientes con unas varillas y apartamos el cazo del fuego. 
-Dejamos templar ligeramente y añadimos el agua de azahar y la levadura desmigada. Volvemos  a mezclar con las varillas. 
-Ponemos la harina en un bol  grande junto con la sal y hacemos un agujero en el medio, a modo de volcán. 
-Vertemos poco a poco en el centro del volcán la preparación líquida.
-Con la ayuda de una rasqueta o una paleta de madera vamos amasando el conjunto de ingredientes hasta formar una bola que podamos pasar a la superficie de trabajo. 
-Amasamos  hasta conseguir una masa elástica. 
-Formamos una bola, la ponemos en un cuenco amplio engrasado con un poco de aceite. 
-Lo tapamos con film transparente. Esperamos una hora, primer levado.
-Sacamos  la masa del bol, la ponemos sobre la superficie de trabajo, ligeramente enharinada, amasamos con las manos para extraer el aire, dividimos la masa en porciones y damos forma a nuestras Cristinas. Con estas cantidades salen 9-10 unidades. 
-Las colocamos  en la bandeja del horno, sobre papel de hornear separadas unas de otras, bien tapaditas con un trapo limpio,   y esperamos otros 30 a que vuelvan a crecer, es el segundo y último levado. 
-Precalentamos el horno a 180ºC. 
-Con cuidado de no pincharlas, las pintamos con  huevo batido. 
-Justo antes de hornear, ponemos encima de cada Cristina, un poco de azúcar perlado.      
-Horneamos 20 minutos.
-Sacamos del horno, dejamos enfriar. Las podemos tomar tal cual, o rellenas de trufa, nata, mermelada…

 Con Thermomix
 -En el vaso de la Thermomix ponemos la leche, la mantequilla, el azúcar , la sal y el agua de azahar. Programamos 1m-T.37ºC-Vel.2. 
-Añadimos la harina y la levadura. Mezclamos 20 s-Vel.6. 
-Programamos 3m-Vel.espiga. 
-Sacamos la masa del vaso y formamos una bola, la ponemos en un cuenco amplio engrasado con un poco de aceite. 
-Lo tapamos con film transparente. Esperamos una hora, primer levado. 
-Sacamos  la masa del bol, la ponemos sobre la superficie de trabajo, ligeramente enharinada, amasamos con las manos para extraer el aire, dividimos la masa en porciones y damos forma a nuestras Cristinas. Con estas cantidades salen 9-10 unidades. 
-Las colocamos  en la bandeja del horno, sobre papel de hornear separadas unas de otras, bien tapaditas con un trapo limpio,   y esperamos otros 30 a que vuelvan a crecer, es el segundo y último levado. 
-Precalentamos el horno a 180ºC. 
-Con cuidado de no pincharlas, las pintamos con  huevo batido. 
-Justo antes de hornear, ponemos encima de cada Cristina, un poco de azúcar perlado.   
 -Horneamos 20 minutos. 
-Sacamos del horno, dejamos enfriar. Las podemos tomar tal cual, o rellenas de trufa, nata, mermelada…

¡ Que te aproveche ¡



jueves, 9 de octubre de 2014

CREPÊS A LOS CUATRO QUESOS.




La primera vez que tomé crêpes salados fue en las landas francesas hace más de 20 años. Hasta entonces solo había tomado los crêpes  dulces, con sirope de chocolate y mucha nata. Las posibilidades de los crêpes salados son infinitas pero a decir verdad, por entonces, los crêpes que tomábamos en nuestras vacaciones veraniegas eran de jamón y queso y poco más, no había la gran variedad de rellenos que existen en la actualidad. 

Basándome en esas primeras experiencias con los crêpes salados, en casa comenzamos a hacerlos adaptando el relleno a nuestro gusto, por eso, hasta hace poco,  los rellenos de foie eran los que más gustaban. Este verano descubrimos en Elda, con mis primos Juan Carlos y Mari Carmen, la receta que os presento hoy, los crêpes rellenos de queso. Desde entonces, éstos son sin lugar a dudas , nuestros favoritos. Servidos en una gran fuente o en versión individual,  el éxito, está asegurado.




Los tres quesos que yo empleo son los que ves en la foto: tetilla gallego, rulo de cabra, Cambozolla y parmesano pero desde luego tú los puedes adaptar a tus gustos. De hecho, yo el de tetilla, lo sustituyo muchas veces por un trozo de  queso de nata de Cantabria. Sirve cualquiera que sea cremoso y funda bien. Lo único a tener en cuenta es que si empleas un queso azul fuerte, éste pueda eclipsar el sabor de los otros.

Respecto al queso de la bechamel de cobertura (no es la misma bechamel que la de unas croquetas) ahí no te recomiendo hacer variaciones, el parmesano aporta la textura y sabor ideal para cubrir los crêpes sin llegar a quitar el protagonismo al plato en sí. Si te gusta hacer la bechamel con un toque de nuez moscada, también lo puedes poner.

Respecto a los crêpes, con mayor o menor variación en los ingredientes, también llamados , tortitas, filloas o  pancakes, te diré que son muy fáciles de hacer. La masa solo consiste en batir ingredientes y dejar reposar. Eso sí, para que salgan bien, es obligatorio tener una “crepera” o en su defecto, una buena sartén antiadherente y aún así, la primera y la segunda, siempre salen mal. Luego, salen solas, una detrás de otra, sin ningún problema. Ya lo verás.

Para que vayas haciendo tus cálculos, te diré que con esta masa salen unos 12 crêpes en una sartén de 23 cm. de diámetro. Si quieres ir practicando el “tema crêpes” y lo que te apetece es  sorprender a los tuyos con una merendola, añade a la receta una cucharada de azúcar y sírvelos con tu mermelada favorita , sirope de chocolate o nata montada. Te harán la ola.



CREPÊS A LOS 4 QUESOS.

Ingredientes: 

Para los crêpes: 
·       75 g. ( 50+ 25 ) mantequilla. 
·       500ml. leche 
·       250 g. harina 
·       4 huevos 
·       Pizca de sal
Para el relleno: 
·       200 g. de queso rulo de cabra 
·       200 g. de queso Cambozola 
·       200 g. de queso de tetilla
Para la bechamel de queso: 
·       25 g. aceite 
·       50 gr. harina 
·       400 ml. Leche 
·       Sal 
·       25 g. parmesano. 
·       1 cuarto de cebolla 
·       media hoja de laurel pequeña 
·       4 bolitas de pimienta negra
Para gratinar: 
·       Queso parmesano 

Así lo hago yo:

Los crêpes: 

- Derretimos 50 g. de mantequilla ligeramente en el microondas. 
- Ponemos el resto de ingredientes junto con la mantequilla derretida en el vaso de la batidora y batimos enérgicamente hasta conseguir un puré fino y sin grumos. 
- Reservamos una hora en el frigorífico. 
- Pasado el tiempo, sacamos la masa del frigorífico, ponemos a fuego fuerte un pelín de la mantequilla restante en una sartén antiadherente y esperamos unos segundos a que ésta se derrita. 
- Con un pincel, esparcimos la mantequilla por toda la sartén. 
- Echamos un cacillo de masa en la sartén, movemos ésta para hacer que toda la masa cubra la superficie. 
- Esperamos a que los bordes comiencen a dorarse y se produzcan una especie de burbujas en el centro de la crêpe. 
- Con la ayuda de unas palas de madera, damos la vuelta y dejamos que se haga por el otro lado. 
- Esperamos unos segundos y retiramos la crêpe de la sartén. 
- Ponemos un poco más de mantequilla y repetimos la operación para hacer el resto de las crêpes, así sucesivamente hasta que la masa se acabe. 
- Vamos colocando las crêpes una sobre otra. No te preocupes, al llevar mantequilla, no se pegarán. 
- Cuando ya tenemos los crêpes hechos,  pasamos a rellenarlos. 
- Ponemos cada crêpe sobre la encimera de trabajo para colocar un trocito de cada tipo de queso formando una línea sin llegar al borde. 
- Enrollamos sobre si mismo. 
- Colocamos los crêpes en una fuente apta para horno. 

La bechamel: 

Método tradicional: 
- Para aromatizar la leche la ponemos a calentar 10 minutos en el microondas a la máxima potencia con la cebolla , la hojita  de laurel y las bolas de pimienta.
- En una sartén ponemos el aceite y lo calentamos. 
- Cuando esté caliente, añadimos la harina para que se tueste. Removemos bien con la ayuda de unas varillas. 
- Incorporamos la leche colada ( sin la cebolla, laurel y bolitas de pimienta ), el parmesano rallado y la sal al gusto.Mezclamos bien. 
- Sin dejar de remover, trabajamos la bechamel hasta que esté bien ligada y sin grumos. Nos quedará una masa semilíquida. 

Con Thermomix: 
- Para aromatizar la leche la ponemos a calentar 10 minutos en el microondas a la máxima potencia con la cebolla , la hojita  de laurel y las bolas de pimienta
- En el vaso echamos el aceite y calentamos 1m-T.37ºC-Vel.2 
- Añadimos la harina 2m-T.100ºC-Vel.1 
- Incorporamos la leche colada ( sin la cebolla,laurel y bolitas de pimienta  ), el parmesano rallado y la sal al gusto. Mezclamos 5s-V7
- Programamos 7m-T.100ºC-Vel.4. 

El horneado 

- Precalentamos el gril del horno. 
- Una vez que tenemos los crêpes enrollados y colocados en una fuente apta para hornear, los regamos con la bechamel de queso recién hecha. 
- Espolvoreamos con otro poco de parmesano rallado y gratinamos 10 minutos o hasta que veamos que comienzan a dorarse. 
- Apagamos el horno y servimos calientes. 

¡ Que te aproveche !


jueves, 2 de octubre de 2014

PASTEL DE QUESO FRESCO.




En casa nos gusta mucho el queso  por eso cuando ví esta receta  en la revista de GoodFood febrero 2010 , enseguida la adapté a nuestro gusto y sustituí el queso quark de la receta original por queso fresco, el que normalmente tomamos en casa y forma parte de la lista de la compra semanal.

Es una tarta muy sencilla, fresca y ligera. El molde que he utilizado es de 20 cm de diámetro. Poco más te puedo decir. Como siempre, te aconsejo que hornees la base y emplees buena materia prima. En Cantabria, tenemos la suerte de contar con un queso fresco de mucha calidad.

Paras servir, dependerá de tus gustos. Te dejo las tres opciones que tomamos en casa:

-         Con membrillo. Si es casero es ya el no va más….
-         Con cualquier mermelada pero especialmente con la de higo.
-         Con miel. Como te muestro en las fotos , la opción favorita del peque de esta casa.




 PASTEL DE QUESO FRESCO

Ingredientes:

Para la base:
·       50 g. mantequilla
·       80 g. galletas
Para la crema de queso:
·       200 g. queso cremoso, de untar
·       500 g. queso fresco
·       200 g. azúcar glas
·       3 limones
·       1 sobre de gelatina neutra
Para servir:
·       Un poco de miel.

Así lo hago yo:

La base.
- Comenzamos precalentando el horno a  180ºC para hornear la base.
- Trituramos las galletas con cualquier robot de cocina.
- Derretimos ligeramente la mantequilla en el microondas y la mezclamos con las galletas trituradas.
- Ponemos la mezcla de galletas y mantequilla en la base del molde y alisamos.
- Tenemos especial cuidado con los bordes. Hay que conseguir que queden bien prietos para que luego al desmoldar, la base de galleta, no se rompa. Para alisar la superficie, nos podemos ayudar del dorso de una cuchara.
- Horneamos la base 10 minutos.
- Sacamos del horno, dejamos enfriar y hacemos la crema.

La crema de queso:
- Rallamos la piel de 2 de los limones y exprimimos el zumo de los 3.
- Calentamos ligeramente el zumo y en él, disolvemos el sobre de gelatina neutra. Mezclamos bien para que no queden grumos. Dejamos templar.
- En un bol amplio batimos los 2 tipos de queso junto con el azúcar glas y la ralladura de limón.
- Incorporamos el zumo de limón y gelatina a la crema de queso. Batimos otro poco para que la gelatina se reparta bien por  toda la crema.
- Volcamos la crema en el molde , metemos al frigorífico y esperamos a que cuaje. Mínimo 5 horas.
- Para servir, acompañamos el pastel fresco con mermelada, membrillo o miel.

¡ Que te aproveche !

domingo, 28 de septiembre de 2014

"ESPECIAL" CENAS CON SALSA DE TOMATE.


A veces me preguntáis por alguna receta para una celebración importante pero sé que con frecuencia, lo más difícil de la cocina no es preparar un menú festivo sino todo lo contrario, pensar en las comidas más sencillas, las de diario, especialmente las cenas. ¿ Qué pongo para cenar hoy que no sea la socorrida tortilla francesa….? Pues bien, la entrada de hoy, no es otra cosa que un recopilatorio de cinco cenas cuyo ingrediente común es la salsa de tomate. 

La salsa de tomate es mi casa es un indispensable, como lo son las patatas o  los huevos. La hago casi todas las semanas y es un “fondo de armario”, en este caso, “fondo de frigorífico”, que salva cualquier comida. Te lo contaba hace años cuando publiqué cómo hago yo la salsa con latas de tomate entero pelado.
La salsa de tomate es ideal para las cenas pues acompaña tanto a verduras, como huevos, pasta, carne  o pescado, es el comodín perfecto para cuando no se sabe que poner.

El tema cenas en cada casa es un mundo. Hay familias que se reúnen a la hora de cenar y toman primer y segundo plato. Hay familias que cenan cada uno a una hora y tiran de sobras. Las hay, sobre todo con gente joven , que cada uno cena lo que pilla…. En mi caso, cenamos todos juntos muy temprano y tomamos un solo plato con fruta , yogur o un poco de queso de postre. Los platos que te presento pueden ser perfectamente una comida en toda regla, aunque como te digo, en casa los tomamos generalmente para cenar. No son nada novedosos , son “grandes clásicos” pero a lo mejor con alguno de ellos te doy alguna idea para tus cenas….




CENAS CON SALSA DE TOMATE.

HUEVOS DUROS CON TOMATE 

Pues sí, no es ninguna novedad. Los huevos duros con tomate con todo un clásico que nunca pasa de moda. Fácil y barato. Se pueden dejar preparados y es muy cómodo, se pueden calentar en el microondas, según va llegando el personal a la cocina.
En la foto no se ve, pero debajo de los huevos, yo preparo una cama de patatas cocidas que le da al plato un poco más de cuerpo. Si fuera por los míos, esas patatas serían siempre fritas….
Como opción, puedes darle a la salsa de tomate otro aire y añadir un poco de orégano.




ARROZ BLANCO CON TOMATE 

El arroz blanco servido en plan individual, con la clásicas flaneritas o con el aro de emplatar,  tiene un encanto especial. ¿ A que si ? Generalmente cuando hago este plato, suele ser con arroz blanco de aprovechamiento, de sobras del día anterior. Mezclado con la salsa de tomate, disimula que no esté recién hecho.
Lo sirvo con huevitos de codorniz pues sin ellos el plato se queda flojo pero con un huevo de gallina para mis hijos es mucho. Claro, que hay quien se toma dos de los grandes…. 




SALCHICHAS CON TOMATE 

Esta es la versión más sencilla de las salchichas al vino blanco que te presentaba hace unos meses. Salchicha, puré de patata y salsa de tomate es un trío que nunca falla.




PESCADO BLANCO REBOZADO CON TOMATE Y PIMIENTOS ROJOS ASADOS. 

Esta opción acepta una gran variedad de pescado. En casa normalmente lo tomamos con lomos de palometa , bacalao fresco o merluza, siempre  sin piel y sin espinas para que “el personal menudo” no proteste. Por supuesto que los trozos de pescado están muy buenos simplemente rebozados y fritos servidos con una ensalada pero la salsa de tomate y el sofrito de  pimientos rojos con los ajillos le da al plato otro aire. Si tienes los pimientos asados, y la salsa de tomate ya hecha, el plato se prepara en 15 minutos.




POLLO CON PIMIENTOS VERDES Y COMINO 

Esta es la opción favorita de mis hijos, es muy parecida a la receta que os mostraba hace años al hablaros del relleno del pan de pita. El comino aporta un saborcito muy especial pero si no te gusta esta especia, puedes prescindir de ella. La receta no es otra cosa que trocitos de pollo, me gustan mucho los contra muslos deshuesados, pasados por la sartén con muy poco aceite y  mezclados con pimientos verdes fritos y salsa de tomate. Si lo acompañas de unas patatas fritas….¡ el no va más ! 

¡ Que te aproveche !
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...