domingo, 17 de marzo de 2019

TÉ DEL PUERTO.




Probablemente si habéis visitado Cantabria, habéis probado el té del puerto o al menos lo habéis visto anunciado en los restaurantes, especialmente en la zona de Liébana de donde es típica esta infusión.

El nombre científico de la planta es Syderitis hissopifolia, es también  conocido como té de montaña y es famoso en el norte por sus usos medicinales, especialmente como digestivo. Nada mejor que un té del puerto después de un buen cocido lebaniego….

En mi casa es todo un clásico tomarlo en la sobremesa de  los domingos de invierno. La “gracia” de la infusión radica en el orujo que se añade para dar a la infusión más fragancia. Personalmente, las infusiones no me hacen tilín,  pero reconozco que la elaboración del té del puerto tiene cierto encanto…

Los ramilletes, traídos de los pastizales del puerto de Áliva, los puedes encontrar en las tiendas de alimentación de la zona de Potes y en Santander, en temporada, en la  tienda de especias de la plaza, en la Antigua Ermita. Un ramillete es suficiente para varias infusiones y se mantiene fresco bastante tiempo.

Si vienes a Cantabria, no dejes de probarlo. Puedes echar un chupito de orujo en la infusión y dejar la botella cerca por si cae un segundo chupito…




TÉ DEL PUERTO

Ingredientes:

-         Té del puerto
-         Agua
-         Orujo blanco
-         Azúcar

Así lo hago yo:

-         Ponemos a hervir agua en un cazo.
-         Lavamos  las ramitas que vayamos a utilizar.
-         Cuando el agua hierva, retiramos el agua.
-         Introducimos en el cazo las ramitas de té y un chupito de orujo.
-         Dejamos reposar 10 minutos las ramitas del té con el orujo.
-         En otra cazuela, hervimos agua.
-         Cuando el agua comience a hervir, la vertemos en la cazuela con el té y el orujo.
-         Tapamos y dejamos reposar un poco.
-         Servimos y echamos azúcar al gusto.

¡Qué te aproveche!


domingo, 10 de marzo de 2019

GAZPACHO DE MERO.




El  pasado verano descubrí este gazpacho. Hasta entonces, yo solo conocía el gazpacho andaluz y extremeño. Mis primos Juan Carlos y Mari Carmen nos invitaron a comer este guiso en Orihuela y es que el gazpacho de mero forma parte de la gastronomía  alicantina.

Este gazpacho caliente , nada tiene que ver con la receta refrescante del clásico gazpacho de tomate, pan y pepino. Es un guiso en toda regla, lleno del sabor que aporta el pescado  y con la textura especial que dan las tortas empapadas de caldo.

Si eres alicantino, ya sabes de que te estoy hablando pero si no es así, no dejes de probar la receta, es muy diferente a otros guisos. A nosotros nos tiene fascinados.

Te dejo unas cuantas notas que te pueden venir bien:
-        
      Respecto a las tortas:
Es mejor hacerlas el día anterior.
Se parten con las manos, no con tijeras o cuchillo, así quedan “más rústicas”.
En la comunidad valenciana, no vas a tener ningún problema si prefieres comprarlas, en cualquier supermercado grande, las encuentras.

-     Las almejas las abrimos al vapor antes para que no arruinen el guiso en caso de estar alguna mala.

-     Respecto al caldo de pescado.
Utilizaremos 1´5 l más o menos. Echaremos 1´200 y dejaremos el resto  para añadir, en función de la cantidad de tortas que echemos.
Mejor si es casero.
Lo podemos hacer el día anterior.




GAZPACHO DE MERO.

Ingredientes:

Para las tortas:
·       150 g harina de fuerza
·       3 g de sal
·       65 g agua templada
Para el gazpacho
·       500 g almejas
·       Aceite de oliva
·       4 dientes de ajo
·       1 cebolla
·       2-3 guindillas cayenas ( opcional )
·       500 g  de gambas
·       1 cucharadita de pimentón
·       2 tomates
·       1´5 l de caldo de pescado
·       500 g mero

Así lo hago yo:

Para hacer las tortas
-         Ponemos la harina en la superficie de trabajo haciendo un hoyito en el centro, en forma de volcán.
-         En un vaso ponemos el agua con la sal, removemos y lo vertemos en centro del volcán.
-         Mezclamos y amasamos hasta obtener una única masa lisa y sin grumos.
-         Dividimos la masa en unas 5-6 bolitas.
-         Aplanamos con las manos y con un rodillo alisamos dejándolas lo más finas posibles.
-         En una plancha o sartén anti adherente, vamos poniendo al fuego las tortas una a una. No las damos la vuelta hasta que no estén hechas y parezcan un poco “quemadas”.
-         Las dejamos enfriar sobre un trapo limpio.
-         Cuando vayamos a hacer el gazpacho las partimos con las manos.

Para hacer el gazpacho:
-         Ponemos las almejas en una cazuela a fuego medio con un chorrín de agua, tapamos y dejamos que se abran al vapor. Las reservamos.
-         En una cazuela amplia ponemos un fondo de aceite de oliva a fuego medio  para sofreír la cebolla picadita, los ajos partidos en láminas, las guindillas , si las vamos a utilizar y las gambas, sin pelar.
-         A los 5 minutos, retiramos las guindillas y las gambas.
-         Mientras tanto , rallamos los 2 tomates.
-         Cuando la cebolla esté transparente añadimos el pimentón y el tomate rallado.
-         A continuación, incorporamos las almejas abiertas al vapor.
-         Removemos y añadimos el caldo de pescado.
-         Partimos las tortas con las manos y cuando el caldo arranque a hervir echamos un puñado de tortas por persona.
-         A los 10 minutos, partimos el mero en cachitos y lo incorporamos al guiso junto con las gambas reservadas y que habremos pelado.
-         Dejamos la cazuela al fuego otros 10 minutos y dejamos reposar.
-         Servimos bien caliente.

     ¡Qué te aproveche!
 


lunes, 4 de marzo de 2019

TARTA DE TOBLERONE®




Esta tarta la suelo preparar cuando viene a casa algún amigo chocolatero y entusiasta del Toblerone. La descubrí el pasado verano en el blog de Esther, Chocolatísimo, y como todas sus recetas, es apuesta segura. 

Te dejo unos detalles para que tu tarta sea un éxito:
-         La tarta no es excesivamente grande. Para que te quede así de alta, tiene que utilizar un molde de 18 cm de diámetro.
-         Yo suelo poner papel de hornear recortado en la base del molde para que el desmoldado sea más sencillo. Tú puedes hacer lo mismo o engrasar el molde con aceite o mantequilla y espolvorear con harina toda la superficie.
-         El tiempo de horneado es orientativo. A partir del minuto 45 tendrás que estar atento e insertar el palito o brocheta para comprobar si ésta sale limpia.
-         La crema de Toblerone la puedes batir junto con el resto de los ingredientes del bizcocho, pero a mí me gusta incorporarla tan cual para que se noten los cachitos.
-         El bizcocho lo puedes cortar en tres láminas, como ves en la foto,  o solo en dos.

¿Necesitas una excusa para hacer esta tarta?




TARTA DE TOBLERONE®

Ingredientes:

Para la crema de Toblerone:
·       250 g queso tipo cremoso
·       120 g mantequilla
·       60 a azúcar glas
·       250 g Toblerone fundido

Para los bizcochos:
·       40 g aceite de oliva
·       20 g aceite de girasol
·       180 g harina
·       1 sobre de levadura Royal
·       4 huevos M
·       250 g leche evaporada
·       250 g Toblerone fundido
·       100 g azúcar

Así lo hago yo:

Para hacer la crema de Toblerone:
-         Calentamos el queso unos segundos en el microondas y lo batimos junto  la mantequilla y el azúcar glas.
-         Fundimos el Toblerone en el microondas en varios periodos de pocos segundos.
-         Mezclamos la crema de queso con el Toblerone fundido y reservamos en el frigorífico para que coja cuerpo mientras hacemos el bizcocho.

Para hacer el bizcocho de Toblerone:
-         Precalentamos el horno 170ºC y preparamos nuestro molde.
-         En un bol, ponemos la harina, junto el azúcar, la levadura y la leche evaporada. Batimos.
-         Añadimos el aceite. Batimos de nuevo.
-         Incorporamos los huevos, de 2 en dos y seguimos batiendo.
-         Fundimos el Toblerone en el microondas en varios periodos de pocos segundos.
-         Añadimos el Toblerone fundido a nuestra masa y lo integramos con unas varillas.
-         Volcamos la masa en nuestro molde preparado.
-         Alisamos la superficie con un paletín o dorso de una cuchara.
-         Horneamos unos 50 minutos, hasta que al pinchar con una brocheta o palillo, éste salga limpio.
-         Sacamos del horno y dejamos templar.

Para montar la tarta.
-         Una vez frío el bizcocho, con una lira o un buen cuchillo de sierra, cortamos la parte superior del bizcocho para que quede liso.
-         Posteriormente, lo cortamos en tres discos o partes.
-         Ponemos uno de los tres trozos de bizcocho sobre el plato donde vamos a  servir la tarta.
-         Rellenamos con una buena cantidad de la crema que hemos reservado. Procuramos no llegar a los bordes.
-         Ponemos a modo de sándwich  otra mitad de bizcocho sobre la crema y realizamos de nuevo la misa operación: esparcimos más crema.
-         Terminamos colocando el último trozo de bizcocho.
-         Para decorar la tarta, presionamos ligeramente los bizcochos y cubrimos la superficie y laterales con la crema restante.
-         Colocamos  unos trocitos de Toblerone.

¡Qué te aproveche!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...