martes, 24 de febrero de 2015

TORTA DE CHOCOLATE A LA NARANJA.




La combinación naranja y chocolate es un clásico en repostería y sinónimo de éxito garantizado.

El postre  de hoy consiste en un bizcocho de chocolate muy húmedo y jugoso servido sobre una deliciosa crema de naranja. La idea de servir la torta con la crema, la puedes emplear con tu bizcocho de chocolate favorito pero desde luego yo te recomiendo probar esta receta adaptada de la revista de GoodFood, febrero  2010. Es super agradecida, no precisa de grandes mimos y sus ingredientes son muy de andar por casa. La almendra la puedes moler tú mismo, si tienes un robot potente, o comprarla ya molida.  

Respecto al chocolate a la naranja, seguro que tú tienes tu favorito. Me gusta el de Mercadona, el de Carrefour un poco menos y sin duda, mi favorito es el chocolate con cachitos de naranja confitada de Lindt. No es el que tomamos en casa todos los días pero para este tipo de preparaciones, voy siempre a lo seguro.

La crema de naranja la aprendí de mi amiga Ana. Es una receta que puedes adaptar en función de lo espesa que quieras la crema. Con el zumo de 2 naranjas, te quedará una crema más espesa. Para servir con el bizcocho me gusta más clarita, por eso yo pongo el zumo de 3 naranjas. Si no estás de humor y no quieres hacer la crema de naranja puedes servir la torta con un poco de mermelada o una bola de helado de naranja.




TORTA DE CHOCOLATE  A LA NARANJA

Ingredientes:

Para la torta de chocolate:
·       200 g. de chocolate a la naranja
·       200 g. mantequilla
·       4 huevos
·       200g. azúcar
·       50 g. harina
·       50 g. almendra molida

Para la crema de naranja:
·       160 g. azúcar
·       2-3 naranjas de zumo
·       60 g. mantequilla
·       2 huevos

Así lo hago yo:

La torta de chocolate.

- Precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos nuestro molde de 23 cm de diámetro.
- Comenzamos fundiendo el chocolate al baño María o en el microondas en varios periodos de pocos segundos para que no se queme.
- Cuando el chocolate esté a medio fundir, incorporamos la mantequilla para que ésta se derrita junto al chocolate.
- Mezclamos bien y dejamos templar.
- Mientras la crema de chocolate se enfría, batimos los huevos con el azúcar hasta que éstos doblen su volumen.
- Unimos la crema de chocolate a la mezcla de huevos y azúcar. Removemos bien.
- Incorporamos el azúcar y la almendra molida. Batimos de nuevo hasta conseguir una única crema homogénea.
- Vertemos nuestra masa en el molde, alisamos la superficie y horneamos 40 minutos.
- Sacamos del horno y dejamos enfriar.
- Servimos con un poco de crema de naranja.

La crema de naranja

Método tradicional.
- En un cuenco batimos los huevos junto con el azúcar y  la ralladura y zumo de 2 naranjas.
- Ponemos la crema en un cazo o recipiente que nos quepa dentro de otro cazo más grande con agua caliente, para hacer nuestra crema al baño María.
- Según se va calentando la crema, revolvemos constantemente. Procuramos que la temperatura sea suave y uniforme.
- Al cabo de unos minutos tendremos nuestra crema preparada.
- Retiramos el cazo del fuego y añadimos la mantequilla que con el calor residual, se deshará.
- Removemos bien para que la mantequilla se integre en la crema.
- Dejamos enfriar.

Con Thermomix
- Ponemos el azúcar en el vaso y la pulverizamos  durante 20s.- Vel.7-9-10.
- Añadimos la piel de 2 naranjas de zumo y programamos 15 s-Vel.9
- Incorporamos 60 g. de mantequilla y el zumo de las dos naranjas. Programamos 1 m.-Vel 2.
- Añadimos 2 huevos y mezclamos 10 s.-Vel.4
- Programamos 7 m-T. 80º. Vel.2
- Dejamos enfriar.

¡ Que te aproveche !



jueves, 19 de febrero de 2015

MEJILLONES AL CURRY.




En casa somos incondicionales de los mejillones pero a decir decir verdad, la receta que nos vuelve locos son los clásicos mejillones en salsa. La receta de hoy, nunca la podría oficiar un domingo familiar con mi padre o mis suegros como invitados. El curry es demasiado “transgresor” para el gusto de una familia acostumbrada el ajo, perejil  y pimienta como único aliño. Con esto no te quiero desanimar, de hecho, he de decir que a mi la receta me ha encantado, pero claro, me gusta el saborcito tan característico del curry.

Si quieres comer mejillones con “otro aire”, ésta es tu receta. No sólo porque es un plato sabroso, sano y económico sino también,  todo hay que decirlo, ésta es una elaboración muy sencilla y rápida. Claro está,  después de limpiar los 2 kilos de mejillones …

La receta es mi adaptación personal de un díptico que publicó el año pasado la Xunta de Galicia para promocionar el mejillón. Nunca se me hubiese ocurrido está combinación de ingredientes pero lo cierto es que una vez que los pruebas, la receta pasa a formar parte de tu recetario. Ya sabes, renovarse o morir. Hazme caso….




 MEJILLONES AL CURRY

Ingredientes:

·       2 kilos de mejillones
·       Aceite de oliva
·       1 cebolla mediana
·       1 cucharadita de curry
·       300 ml. del caldo de los mejillones
·       Sal
·       200 ml. nata para cocinar
·       Perejil fresco

Así lo hago yo:

- Comenzamos limpiando los mejillones.
- Una vez limpios, los ponemos al fuego en una cazuela con un pelín de agua (con la tapa puesta pero sin cerrar del todo la cazuela ) para abrirlos al vapor. En unos 10 minutos los mejillones se habrán abierto. Con cuidado de no quemarnos los sacamos de la cazuela, colamos el caldo y lo reservamos.
- Retiramos la concha del mejillón “vacía” y ponemos el resto en una cazuela.
- En una sartén grande ponemos un poco de aceite. Esperamos a que se caliente y echamos la cebolla  picadita para que se dore.
- Cuando la cebolla comienza a estar transparente,  incorporamos la harina  para que se tueste. Removemos para que ésta no se queme.
- Añadimos  el curry. Removemos de nuevo.
-Echamos el agua de los mejillones que hemos colado. Mezclamos y añadimos un poco de sal.
- Movemos la salsa con unas varillas para deshacer los grumos.
- Por último,  incorporamos la nata. Revolvemos  para ligar bien la salsa
- Cuando tenemos la salsa  espesa a nuestro gusto, ( podemos añadir más agua de la cocción si nos gusta la salsa más clarita ) la volcamos sobre  los mejillones que tenemos preparados en la cazuela.
- Damos un último calentón  al guiso y espolvoreamos con perejil fresco muy picadito.

¡ Que te aproveche !

domingo, 15 de febrero de 2015

BOLLITOS PARA MAMÁ.




No tenía muy claro cómo llamar a estos bollitos típicos de Bristol. Paul Hollywood en su libro British baking nos cuenta que forman parte de la tradición repostera de suroeste de Inglaterra. Se hornean el día anterior al día de la madre, el cuarto domingo de cuaresma, cuando la vigilia toca su fin. Una traducción más acorde sería “bollos para el día de la madre” pero me gusta más eso de bollitos “para mamá” aunque al fin y al cabo, sea la mamá la que hace los bollitos…

Podía haber esperado a mayo para publicar la receta pero lo cierto es que estos Mothering buns son los bollitos más esponjosos y tiernos que he hecho hasta la fecha y quería compartirlos pronto con todos vosotros. El aspecto de los bollitos es precioso, con un ligero toque infantil pero si no te gusta la glasa, no la pongas, simplemente  abiertos a la mitad con mantequilla y mermelada, están maravillosos. Mi hermana los tomó rellenos de nata y también fueron un éxito

Que no te de miedo amasar y pringarte las manos con la masa, el resultado , merece la pena. Si  te llevas bien con tu horno, controlarás bien el tiempo de horneado,  si no es así,  ya sabes que ésto de hornear muchas veces es cosa de experimentar y probar. En esta receta lo más complicado es ajustar la cantidad de agua, pues no todas las harinas absorben lo mismo. Yo te aconsejaría no echar toda el agua de golpe sino dejar unos 25 ml hasta ver cómo queda la masa. Ésta es pegajosa pero se manipula bien. Como te cuento en la receta, a mi me gusta mezclar los ingredientes con las manos y luego amasar con la Thermomix pero tú  puedes hacer perfectamente todo el amasado de forma tradicional.

El encanto de estos bollitos es la glasa cubierta de las bolitas de colores. Yo utilizo las de la marca Vahiné. La puedes encontrar en cualquier supermercado grande. Pero como te comento, sin la glasa los bollitos también están muy buenos. Son muy lindos por fuera y muy, muy suaves y tiernos por dentro.
 ¿ Te vas a atrever ?




BOLLITOS PARA MAMÁ

Ingredientes:

Para la masa:
·       500 g. harina de fuerza
·       1 cucharadita de sal
·       50 g. azúcar
·       7 g. levadura seca
·       50 g. mantequilla
·       300 ml. agua
Para el glaseado:
·       200g. azúcar glas
·       3 cucharadas de agua
·       Bolitas de colores

Así lo hago yo:

Para los bollitos:
- Ponemos la harina en un bol grande.
- A un lado de la harina ponemos, la sal y el azúcar y por otro lado, la levadura.
- Mezclamos con una cuchara de madera.
- Añadimos la mantequilla ( que estará blandita ) y las tres cuartas partes de agua.
- Mezclamos con una cuchara de madera.
- Incorporamos lo que queda de agua.
- Seguimos mezclando con las manos hasta obtener una masa pegajosa que llevaremos a la superficie de trabajo.
- Ponemos un pelín de aceite sobre la encimera y amasamos durante unos 5-8 minutos hasta obtener una masa elástica que no se nos pegue a las manos. En este paso, yo suelo poner la masa en el vaso de la Thermomix y amasar 3m-Vaso cerrado -Vel.espiga.
- Ponemos nuestra masa en un bol aceitado, lo cubrimos con flim y lo dejamos levar hasta que doble su volumen , unas 2 horas.
- Una vez que tenemos levada la masa, la sacamos con mimo del bol para ponerla sobre la superficie de trabajo.
- Amasamos de nuevo 1 minutillo y dividimos la masa en 12 porciones que amasaremos individualmente con nuestras manos haciendo círculos para dar forma  nuestros bollitos.
- Los dejamos levar de nuevo sobre papel de hornear en la bandeja del horno, dejando una pequeña separación entre ellos. Tapamos con trapo limpio y esperamos a que doblen el volumen. Este levado es más corto, en una hora habrán crecido.
- Precalentamos el horno a 200ºC.
- Horneamos en la parte media-baja del horno unos 12 minutos.
- Sacamos , dejamos templar y enfriamos sobre una rejilla.

Para el glaseado y la decoración.
- Ponemos el azúcar glas en un cuenco junto con una cucharada de agua y revolvemos enérgicamente con una cucharilla.
- Hacemos lo mismo con la segunda cucharada de agua. Enseguida obtendremos un glaseado brillante y lo suficientemente espeso para cubrir cada bollito sin que  se derrame por los laterales.
- La tercera cuchara de agua, la utilizaremos si el glaseado es demasiado espeso como para no poder esparcirse, si no es así, no la utilizaremos.
- Una vez que ya tenemos el glaseado preparado y los bollitos han enfriado del todo, metemos cada bollito boca abajo en el cuenco del glaseado para que se cubra solo la superficie.
- A continuación pasamos cada bollito por otro cuenco donde hemos puesto las bolitas y hacemos lo mismo, ponerlo boca abajo. Como el glaseado está húmedo, las bolitas se pegan solas a la superficie.
- A lo mejor tienes que delimitar el círculo del glaseado para que te quede más o menos centrado. Como todavía está húmedo, puedes corregirlo sin problemas. Mójate un dedo con agua y repasa el borde del glaseado con cuidado dando la forma correcta. No pasa nada si no te quedan todos guales, son bollitos caseros….
- Dejamos secar sobre una rejilla.

¡ Que te aproveche !




miércoles, 11 de febrero de 2015

MIS AYUDANTES EN LA COCINA. EL HILO DE CORTAR.




Hacía mucho que no publicaba una entrada de “Mis ayudantes”. ¡ Ya iba siendo hora! Como muchos ya sabéis, en esta sección, no se trata de mostraros cacharros de cocina buenos y “caros de la muerte”, sino de hacer un repaso de esos aparatejos que tenemos en el cajón de la cocina y que sin ser indispensables ni mucho menos, hacen que el cocinar sea más sencillo. Cualquier pequeña ayuda en la cocina se agradece, ¿ o no ? 

El hilo de cortar que te presento hoy, recibe otros nombres como lira o alambre pero todos hacen referencia el hecho de que sirven para cortar alimentos blandos pero con la consistencia necesaria para impedir conseguir un corte fino a cuchillo.




Yo lo utilizo para cortar foie y queso de cabra. También sirve para cortar mantequilla, otros tipos de queso, membrillo…Su uso es muy sencillo, con un poco de presión, se consigue un corte limpio. Como verás, no es un aparato que nos salve la vida a la hora de cocinar pero en el momento que te acostumbras a hacer medallones finitos de foie, ya no puedes preparar el plato sin él, puesto que con el cuchillo, es prácticamente imposible conseguir un medallón finito sin romperse.

Lo puedes comprar en ferreterías y tiendas de cacharros de cocina. Los hay de varias medidas. Es barato, unos 8 euros y la verdad, no abulta nada en el cajón de los cubiertos. El modelo que yo tengo es de acero inoxidable y se limpia muy bien. Cuando compré el que ves en la foto, el chico me comentó que se venden repuestos del alambre .Me sorprendió puesto que yo tengo el mío desde hace años y nunca se me ha roto.

¿ Te gustaría tener el hilo de cortar de la fotografía  ? Deja un comentario en esta entrada con tu dirección de correo electrónico y participa en el sorteo que haré el próximo día 15 a las 20:00 h. Tienes hasta el domingo….¡ Suerte !




domingo, 8 de febrero de 2015

BUNDT® DE CHOCOLATE NEGRO.




A principios de septiembre os mostraba  en Facebook la foto de este bizcocho y os prometía la receta. Aquí la tenéis , ya iba siendo hora.

Se trata del  bizcocho de chocolate que  más ovaciones  ha recibido en esta casa. Mis hijos lo han llevado al cole , lo han compartido con las compañeras del equipo de balonmano y sobre todo, junto a una jarra de leche, ha sido el protagonista de varias merendolas.  Se trata de un bizcocho de chocolate con mucho sabor, muy jugoso y una textura especial, pues los cachitos de chocolate hacen que cada bocado sea maravilloso.

La receta está inspirada en el  Dark chocolate caramel bunt cake del libro “Best of the Bunt®”, libro del que os hablé cuando publiqué el Bizcocho de Bayleis®. Después de hacer varias veces la receta original,  en casa decidimos, simplificar la receta y añadirle las pepitas de chocolate.

Sobre el molde, no te preocupes si no tienes un molde Bund, lo puedes hacer en el clásico redondo de 23 cm. de diámetro pero las cosas como son, estos moldes son caros pero hacen que cada bizcocho sea una pequeña joya. Yo tengo dos, el primero lo compré en Inglaterra hace años cuando todavía aquí era difícil conseguirlos y el segundo lo compré en Lecuine. Cada vez que desmoldo un bizcocho, lo doy la vuelta y sale perfecto, estoy más orgullosa de la inversión.

Si eres chocolatero….¿ A qué estas esperando para hornear este bizcocho ? 




BUNDT® DE CHOCOLATE NEGRO.

Ingredientes:

·       125 g. chocolate al 80% de cacao
·       180 g. harina de repostería
·       45 g. cacao puro sin azúcar
·       Media cucharadita de bicarbonato
·       180 g. mantequilla
·       330 g. azúcar
·       4 huevos grande
·       1 cucharadita de extracto de vainilla
·       30 g. de yogur natural
·       125 ml. de buttermilk ( 125 ml. de leche + 1 cucharadita de zumo de limón )
·       125 g. pepitas de chocolate.

Así lo hago yo:

- Precalentamos el horno a 180ºC y situamos la rejilla a media altura.
- Comenzamos derritiendo el chocolate en el microondas durante varios periodos de pocos segundos para que no se queme. Removemos bien el chocolate derretido y dejamos templar.
- Preparamos el buttermilk casero. Ponemos 125 ml. de leche con una cucharadita de zumo de limón. Revolvemos y reservamos.
- Tamizamos la harina junto con el cacao y el bicarbonato. Reservamos.
- Batimos la mantequilla junto con el azúcar durante unos minutos.
- Sin dejar de batir, vamos añadiendo los huevos, uno por uno. No añadimos el siguiente hasta que el anterior se haya integrado en la masa.
- Incorporamos el chocolate derretido, el extracto de vainilla y el yogur. Batimos de nuevo .
- Añadimos la harina y el buttermilk alternándolo en 5 tandas. Es decir, echamos harina, buttermilk, harina, buttermilk, y por último, harina. No incorporamos lo siguiente hasta que lo anterior se haya integrado bien.
- Para terminar, incorporamos las pepitas de chocolate que integramos con la ayuda de una espátula .
- Engrasamos nuestro molde, teniendo especial cuidado en las aristas.
- Volcamos la masa en el molde.
- Damos unos ligeros golpes en la base para que la masa se asiente y se rompan las posibles burbujas de aire.
- Horneamos 55 minutos.
- Sacamos el molde  del hormo y lo dejamos templar sobre una rejilla 10 minutos.
- Desmoldamos, dejamos enfriar completamente y …¡a disfrutar!

¡ Que te aproveche !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...