jueves, 26 de marzo de 2015

TORTA DE CHOCOLATE Y AMARETTO.





Tengo una botella de Amaretto en el fondo del mueblebar desde el origen de los tiempos, por eso cuando descubrí esta receta en la revista Delicious el pasado mes de enero, supe que por fin iba a poder dar salida a este licor, que todo sea dicho de paso, en mi casa nunca triunfó.

La tarta es sencilla y puede parecer otro bizcocho de chocolate , sin más,  pero las cosas como son, el Amaretto le da un toque interesante y la cobertura de chocolate con las almendras fileteadas  hace que la presentación sea otra cosa.

Si te gusta la almendra, creo que la receta te va a gustar. Puedes moler la almendra en casa o comprarla ya molida. La marca Vahiné comercializa tanto la molida como la fileteada. Si además, utilizas un buen chocolate… Tienes el triunfo asegurado.




 TORTA DE CHOCOLATE Y AMARETTO.

Ingredientes:

Para la torta:
·       200g. mantequilla
·       200g. chocolate al 70% de cacao
·       150 g. almendra molida
·       6 huevos
·       180 g. azúcar
·       50 ml. Amaretto
Para la cobertura:
·       200 g. chocolate al 70% de cacao
·       200 ml. nata
·       Almendras fileteadas

Así lo hago yo:

La torta

- Precalentamos el horno a 180ºC.
- Derretimos el chocolate en el microondas en varios periodos de pocos segundos para que no se queme. Removemos bien.
- Cuando el chocolate casi esté fundido, añadimos la mantequilla para que ésta se derrita junto al chocolate. Mezclamos bien.
- Incorporamos la almendra molida a la mezcla de chocolate y mantequilla. Dejamos templar.
- Batimos las yemas de los huevos con el azúcar durante unos minutos.
- Mezclamos los huevos batidos con el azúcar con el chocolate fundido. Mezclamos bien con al ayuda de una espátula.
- Incorporamos el Amaretto a la crema de chocolate y mezclamos de nuevo.
- Por último,  montamos las claras a punto de nieve.
- Con movimientos envolventes, vamos incorporando las claras montadas a nuestra masa de chocolate, poco a poco para que éstas no se bajen.
- Volcamos la masa a nuestro molde de 23 cm de diámetro. Alisamos la superficie con un paletín o dorso de una cuchara y horneamos 30 minutos.
- Sacamos del horno y dejamos enfriar.

La cobertura

- Ponemos la nata a calentar en un cazo a fuego medio.
- Cuando comience a calentar , incorporamos el chocolate troceado. Removemos para que éste se deshaga y se mezcle con la nata.
- Después de unos minutos, obtendremos una crema uniforme y sin grumos. Retiramos el cazo del fuego y dejamos templar.
- Sobre el bizcocho frío, con la ayuda de un paletín,  ponemos la ganache de chocolate. Tenemos cuidado para llegar justo hasta el borde.
- En una sartén antiadherente, ponemos unas cuantas almendras fileteadas a fuego medio para que no se quemen. Movemos constantemente. En cuanto tomen un ligero tono tostado, apagamos el fuego.
- Esparcimos varias almendras tostadas por la superficie de la tarta, sobre la ganache de chocolate.

¡ Que te aproveche !



domingo, 22 de marzo de 2015

ALBÓNDIGAS A LA ITALIANA.




Reconozco que soy perezosa a la hora de hacer croquetas o albóndigas pero la verdad sea dicha, cunden mucho y disfrutamos tanto con ellas que el trabajo merece la pena.

Ya te he presentado varias “versiones albondigueras”. En mi casa, en el “Top five” de  este clásico de nuestra gastronomía, figuran las albóndigas de bonito, seguidas de cerca de las de rape y las de merluza y gambas, sin olvidar las preferidas de mis hijos, las albóndigas de ternera. Hoy, una versión similar a éstas últimas pero con un toque italiano, con albahaca y mozzarella.

La receta, una vez que tienes hechas las albóndigas y la salsa de tomate, es tremendamente sencilla. Tan solo consiste en poner la salsa como base, cubrir las albóndigas con la mozzarella y hornear. El toque de la albahaca picadita es fundamental. Hasta hace poco era difícil encontrar albahaca fresca en los supermercados pero hoy en día bien en paquetitos o en plantas chiquitinas, se puede encontrar sin problema. Yo la compro siempre  en Carrefour.

Con esta cantidad de carne, salen unas 26 albóndigas. Yo suelo cocinar la mitad y congelar el resto, unas vez fritas, para otra ocasión.




ALBÓNDIGAS A LA ITALIANA.

Ingredientes:

Para las albóndigas:
·       un buen trozo de pan sin corteza o cuatro rebanadas de pan de molde sin bordes.
·       Leche
·       medio kilo de carne picada de ternera
·       un huevo
·       perejil fresco picadito
·       sal
·       pimienta negra recién molida.
·       2-3 dientes de ajo
·       pan rallado
·       2 huevos batidos
·       aceite de oliva
Para la salsa:
·       650 g. de salsa de tomate casera
·       2 bolas de mozzarella
·       Albahaca fresca


Así lo hago yo:

Hacemos las albóndigas:
-En un bol ponemos la miga de pan con un chorro generoso de leche. Desechamos la leche que no absorba el pan.
-En ese mismo bol echamos el resto de los ingredientes: la carne, el perejil muy picadito, la sal , la pimienta , el huevo entero y los ajos muy machacados en el mortero para luego no encontrar trocitos.
-Con las manos bien limpias, mezclamos muy bien todos los ingredientes, tapamos con film y dejamos reposar en el frigorífico un par de horas.
-Pasado el tiempo, formamos las albóndigas.
-Redondeamos y pasamos primero por huevo y luego por pan rallado.
-Freímos en aceite de oliva caliente. No las tenemos mucho tiempo en el aceite, sólo hasta que se doren, porque realmente se harán más tarde, en el horno.
-Sacamos y las dejamos sobre papel de cocina para que éste absorba el aceite que suelten.

Montamos la fuente:
-En una fuente apta para horno, ponemos una base generosa de  salsa de tomate casera.
-Sobre el tomate colocamos las albóndigas fritas.
-Cortamos las bolas de mozzarella en medallones y cubrimos las albóndigas con ellos.
-Precalentamos el horno a 200ºC.
-Horneamos media hora.
-Los últimos 5 minutos, subimos la fuente cerca del grill.
-Sacamos del horno y espolvoreamos con albahaca fresca picadita.
-¡ Cuidado que quema !

¡ Que te aproveche !



domingo, 15 de marzo de 2015

VASITOS DE CHOCOLATE EXPRÉS.




¿Alguna vez has querido hacer un postre de chocolate pero no quieres liarte mucho? .¿Vienen tus hijos a comer con un amiguito y  no tienes tiempo de hacer un postre? ¿Te apetece algo un poco “mono” para la merienda con los amigos pero no sabes que hacer y necesitas algo rápido? Esta receta es tu solución. Se trata de un postre sin grandes pretensiones pero que resuelve el momento dulce de cualquier ocasión.

No es la primera vez que te propongo hacer este tipo de vasitos. Hace años te presentaba en el Especial postres de cuchara, los vasitos de chocolate y nata montada. La receta de hoy es todavía más sencilla. Los lectores de Velocidad Cuchara, les será familiar esta presentación pues Rosa Ardá la publicó hace poco. Ella te da la posibilidad de engalanar el postre con una ganaché pero mi propuesta es hacer un postre exprés, sin complicaciones. Cuatro ingredientes, mezclar, calentar y listo.

La receta no tiene ningún misterio y está al alcance de todos. Con estas cantidades te saldrán 4 vasitos. Si quieres más, dobla las cantidades. No te preocupes si al echar la crema en los vasitos te queda semilíquida. Ten en cuenta que cuando la preparación enfría, espesa bastante.
La cantidad de azúcar variará en función del tipo de chocolate que emplees. Yo utilizo Nestlé Postres. Si utilizas chocolate más amargo, tendrás que añadir un pelín más de azúcar.

Como te digo, la receta original lleva una estupenda ganaché de chocolate pero para la versión rápida ,yo te aconsejo adornar con un poco de nata montada de “fris fris” si lo vas a tomar en el momento, o añadir unos fideos o bolitas de chocolate  que puedes comprar en cualquier supermercado. Los que veis en el foto son unos cubitos de almendra bañadas en chocolate de la marca Valor que van de maravilla a este tipo de presentaciones.




VASITOS DE CHOCOLATE EXPRÉS.

Ingredientes:

·        400 ml. leche entera
·        Medio sobre de cuajada.
·        100 g. chocolate
·        60 g. azúcar

 Así lo hago yo:

Método tradicional:
- Separamos medio vasito de leche para diluir en él la cuajada. Revolvemos bien y  reservamos unos minutos.
- Ponemos a calentar el resto de la leche, con el chocolate partido en trocitos y el azúcar.
- Removemos constantemente con una cuchara de madera para ayudar a que el chocolate se derrita.
- A los dos minutos, bajamos el fuego e incorporamos la leche con la cuajada.
- Nos ayudamos de unas varillas para hacer que los posibles grumos de la cuajada, se deshagan.
- Removemos otros 5 minutos.
- Apartamos el cazo del fuego y llenamos los vasitos.
- Dejamos que se enfríen y guardamos en el frigorífico. 
- Decoramos al gusto.

Con Thermomix:
- Ponemos el chocolate en el vaso y lo troceamos con varios golpes de turbo.
- Añadimos el resto de ingredientes y programamos 10m-T.90ºC. Vel.4.
- Llenamos los vasitos, dejamos que se enfríen y guardamos en el frigorífico. 
- Decoramos al gusto.

¡ Que aproveche !


miércoles, 11 de marzo de 2015

CARNE GUISADA. RECETA DE LA ABUELA LUCILA.




Lucila era la bisabuela de mi marido. Posiblemente esta receta sea la más antigua de mi recetario. La heredó mi suegra de su madre y ésta a la vez de la suya.  Hoy en día no deja de ser un plato de carne guisada pero a principios del siglo pasado, este plato era todo un manjar, digno del día de Navidad.

El guiso es extremadamente sencillo. Consiste en poner todos los ingredientes  en una cazuela y esperar a que se haga a fuego lento  durante dos horas, eso es todo.
Te dejo algunos detalles por si te sirven de ayuda.

La carne.
Pídele a tu carnicero una buena pieza de aguja de ternera y que te la parta en trozos hermosos. Ten en cuenta que con la cocción , mermará un poco. La calidad de la carne es fundamental en este guiso.

La cazuela.
Cualquier cazuela te sirve. Tan solo tienes que tener la paciencia de ir moviendo la carne cada media hora. Si tienes la suerte de tener una cocotte, tienes el éxito asegurado.

Las especias.
Las hierbas provenzales aportan un saborcito muy agradable. Son varias las marcas que comercializan esta mezcla de  orégano, romero, tomillo….A mí me gusta mucho La Carmencita.

El acompañamiento.
Sin lugar a dudas para acompañar a este guiso, las patatas,  en cualquiera de sus versiones, son la opción ideal.
Mis hijos prefieren una buena fuente de patatas fritas. Un  puré de patatas casero, tampoco está nada mal y si hay invitados y quieres  quedar de maravilla, con estas patatas parisinas te harán la ola.

¡ Cómo me gustan estos guisos que se hacen solos , “al chup, chup” ! 




GUISO DE LA ABUELA LUCILA.

Ingredientes.

·       1.5 kg. de carne de aguja de ternera
·       6 zanahorias
·       4 cebolletas
·       3 tomates pequeños
·       Media cucharadita de hierbas provenzales
·       I cucharadita de pimienta blanca
·       2 ramitas de perejil picado
·       Sal
·       2 clavos
·       1 hoja de laurel
·       125 ml. coñac
·       125 ml. vino blanco
·       75 ml. aceite de oliva

Así lo hago yo:

- En una cazuela  ponemos la carne partida en trozos grandes, junto con la verdura: las zanahorias peladas y partidas en trozos grandes, la cebolleta pelada y partida en trocitos pequeños y los tomates pelados y partidos en cachitos.
- Sobre la verdura ponemos las especias: las hierbas provenzales, la pimienta blanca, el perejil , la sal y los clavos y el laurel.
- Por último regamos con los líquidos: el coñac, el vino blanco y el aceite.
- Ponemos la cazuela a fuego bajo durante 2 horas. Cada media hora, movemos el guiso y damos vuelta con cuidado a los trozo de carne.
- En la última media hora, rectificamos de sal y añadimos un poco de agua en el caso de que se haya quedado excesivamente seco.

¡ Que te aproveche !




viernes, 6 de marzo de 2015

TARTA DE QUESO A LA VAINILLA.




Sabéis todos mi pasión por las tartas de queso y lo poco que me gusta el baño María. Pues bien, con esta receta casi me reconcilio con esta forma de horneado. El trajín de forrar el molde y la preocupación por si entra algo de agua en la tarta, merece la pena. El resultado  es espectacular, por su sabor y por su textura cremosa por dentro y crujiente en su base y laterales, una delicia al alcance de todos porque  además, la tarta es de las facilonas.

La crema la haces en dos minutos. Batir ingredientes, eso es todo. La clave de la receta reside en dos aspectos muy importantes:
1.- “El horneado”.
La receta original es del libro Cheesecake. Hannah Miles, su autora, no hornea la base pero yo os lo recomiendo. Hornear la base 10 minutos antes de volcar la crema es fundamental para  conseguir que la galleta luego esté más crujiente.
2.- “La vainilla”.
Te comentaba hace tiempo en la entrada sobre las Natillas de vainilla, que tipos de vainilla utilizo yo en mi cocina. La pasta de vainilla para esta tarta es la solución perfecta. Si no tienes, puedes utilizar dos vainas de vainilla, abrirlas longitudinalmente , raspar las semillas con un cuchillo y añadirlas a la crema.

Los demás ingredientes los tienes en casa o los puedes comprar en cualquier “super”  sin dificultad. Una cosa más, las cantidades que te indico son las que yo he adaptado de la receta original para un molde de 23 cm de diámetro. Dependiendo de lo altas que te queden las paredes, te sobrará o no un poco de crema. Si te sobra, la puedes poner en 2 flaneras individuales y hornearlas a la vez que la tarta en una esquinita del horno.

Si cuando eras pequeño tu helado favorito era el de vainilla, esta tarta te va a entusiasmar.




 TARTA DE QUESO A LA VAINILLA

Ingredientes:

Para la base:
·       300 g. galletas tipo Digestive
·       125 g. mantequilla
Para la crema de queso:
·       400 g. creme fraiche
·       500 g. queso cremoso
·       4 huevos
·       2 cucharas de harina
·       1 lata pequeña de leche condensada
·       1 cucharadita de pasta de vainilla

Así lo hago yo:

Para la base:
-  Precalentamos el horno a 180ºC.
-  Para preparar la base trituramos las galletas con cualquier robot de cocina.
- Mezclamos la galleta triturada con la mantequilla que estará blandita ( la habremos sacado del frigorífico una hora antes )
-  Formamos los laterales y base de la tarta con la mezcla de galleta y mantequilla.
- Con los laterales tendremos especial cuidado. Nuestros dedos serán la mejor ayuda para presionar la galleta contra el lateral del molde. Procuraremos que quede todo el diámetro a la misma altura.
- La base propiamente dicha, la podemos alisar con un paletín o dorso de una cuchara.
- Horneamos la base 10 minutos.
- Sacamos del horno y  dejamos enfriar.

El molde para el baño María:
- Cuando el molde haya enfriado. Forramos el molde con papel film para que no entre el agua del baño María. Tenemos mucho cuidado pues los laterales de galleta son muy delicados.
-Después de las capas de film, pondremos papel de aluminio.

Para la crema de queso a la vainilla:
- En un bol amplio batimos todos los ingredientes hasta formar una crema homogénea y sin grumos.
- Volcamos la crema en el molde.

Horneamos:
- Ponemos agua en un recipiente apto para el horno suficiente mente grande en el que luego podamos meter nuestro molde.
- Programamos el horno a 180ºC.
- A los 10 minutos, cuando el agua ya esté caliente, con mucho cuidado, metemos el molde dentro del agua, teniendo la precaución de que el agua no llegue al borde del molde sino solo hasta la mitad.
- Horneamos 40 minutos.
- Sacamos del horno, dejamos enfriar y guardamos en el frigorífico.
- Sacamos del frigorífico unas horas antes de tomar la tarta para poder tomarla a temperatura ambiente.

¡ Que te aproveche !


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...