domingo, 17 de septiembre de 2017

GELATINA DE CHOCOLATE Y BAILEYS®




Hoy os presento una receta dulce de esas que no da ninguna pereza preparar porque es muy, muy sencilla y que además tiene un acabado muy lucido. 

La receta original es de Cristina Lorenzo, más conocida por “Kanela y Limón”, el nombre de su blog. Cristina lleva  un  montón de tiempo publicando recetas pero fue hace unos meses cuando publicó su primer libro “Recetas de película”, un libro que os recomiendo pues tiene unas presentaciones muy atractivas como la gelatina que os presento hoy.

Para hacer este postre puedes utilizar un solo molde de unos 800 ml de capacidad, como yo he hecho, o presentar la gelatina en 6 flaneras o vasitos individuales. También puedes sustituir el Baileys por leche evaporada pero las cosas como son, le quitarías toda la gracia.

Como dice Cristina en su libro “No necesitas ni saber freír un huevo para hacer esta receta“. A  partir de ahora cuando te toque llevar el postre a casa de los amigos, ya no tienes excusa, se acabó comprar lo primero que pilles en la pastelería de la esquina, ahora el postre, lo haces tú.  




GELATINA DE CHOCOLATE Y BAILEYS®.

Ingredientes:

·       250 ml leche
·       1 sobre  de gelatina neutra
·       100 ml nata ( 35% MG )
·       100 ml Baileys
·       1 lata pequeña de leche condensada
·       1 cucharada de café soluble
·       30 g cacao
·       Una pizca de sal

Así lo hago yo:

- Ponemos en un cuenco 50 ml de leche fría junto con la gelatina para que ésta se hidrate. Removemos y reservamos.
-  Ponemos el resto de ingredientes en un cuenco apto para el microondas y calentamos  a la máxima potencia durante 2 minutos.
- Removemos bien la mezcla con unas varillas para que no queden grumos.
- Calentamos la leche con la gelatina unos segundos en el microondas y la incorporamos a la mezcla anterior.
- Removemos bien para que la gelatina se integre.
- Vertemos la mezcla en el molde y metemos al frigorífico para que cuaje. Mejor de un día para otro.

¡Qué te aproveche!


jueves, 14 de septiembre de 2017

VINAGRETA.


Hola a todos y bienvenidos a esta cocina una temporada más. Después del parón veraniego, retomamos la actividad bloguera con muchas recetas nuevas y con la misma ilusión de siempre. El blog va camino de cumplir 10 añitos y aquí seguimos, con el delantal puesto, un año más. 

Como novedades os puedo adelantar que este otoño vamos a hablar largo y tendido sobre pasta fresca casera y que el blog ya tiene cuenta en Instagram. Sobre la pasta fresca, os diré que he estado todo el verano practicando distintos tipo de amasado, extendido, formas, rellenos, salsas….todo un mundo que me tiene fascinada y que me gustaría compartirlo con todos vosotros. Sobre Instagram, no os voy a decir nada que vosotros no sepáis ya sobre redes sociales. Procuraré tener la cuenta actualizada aunque la verdad,  no sé de donde voy a sacar el tiempo…

Lo dicho, encantada de estar de nuevo con todos vosotros. Vamos con la receta.




En mi casa, de toda la vida, hemos llamado a esta ensalada de patata “vinagreta”. Podía haberla llamado ensalada campera, como posiblemente la reconoceréis muchos de vosotros pero uno de los objetivos principales de este blog, es precisamente eso, recopilar todas las recetas familiares para que mis hijos y sobrinas, el día de mañana tengan todo en un mismo formato, por eso he preferido dejar el nombre familiar pero vamos, la llames como la llames, esta ensalada es un clásico de todas las regiones de España y me apetecía publicarla antes de que se acabe el buen tiempo.

Es tan sencilla que no necesita explicación. No te dejo cantidades porque dependerá del número de comensales pero sí me gustaría hacer hincapié en unos detalles sobre los ingredientes:
·       La presentación y corte de los ingredientes varía en función del formato: familiar o individual. Si te decantas por los vasitos individuales te recomiendo poner tomatitos cherry y huevos de codorniz. Son mucho más cómodos para tomar en pequeño formato y a la vez son más vistosos.
·       Puedes utilizar cebolla blanca, cebolleta o cebolla roja, mi preferida.
·       La calidad del bonito es fundamental. Puedes utilizar en aceite de oliva o en escabeche, eso va en gustos, pero si te quieres lucir, el bonito tiene que ser de calidad.
·       Las aceitunas pueden ser verdes, negras o mezcla de ambas. Si son rellenas de anchoa, aportan un extra de sabor al plato y evitas la incomodidad de los huesos.
·       La lechuga tiene que estar lavada, centrifugada y cortada en trozos pequeños. Puedes utilizar distintas variedades de lechuga, las que vienen  envasadas en bolsas.
·       En cuanto al aliño, puedes hacer el que más te guste, con tu vinagre favorito. Yo suelo poner una parte de vinagre por tres de aceite. Te aconsejo ponerlo en un frasco y agitarlo bien antes de ponerlo en la salsera de servir .De esta manera, el vinagre y el aceite se emulsionan perfectamente.

La versión individual me parece muy vistosa, es ideal para encuentros informales y su elaboración es muy sencilla. Todavía estás a tiempo de prepararla para esa reunión de amigos que tienes pendiente antes de que acabe el verano….



VINAGRETA

Ingredientes.

·       Patatas cocidas
·       Huevos duros
·       Tomate
·       Cebolleta
·       Bonito en aceite
·       Aceitunas
·       Lechuga
·       Aceite, sal y vinagre

Así lo hago yo:

-         Cocemos las patatas y los huevos , dejamos enfriar, pelamos  y cortamos en trozos.
-         Lavamos los tomates y partimos en trozos del tamaño deseado.
-         Picamos la cebolleta.
-         Mezclamos todos los ingredientes citados en un bol amplio y repartimos en  vasitos individuales.
-         Escurrimos el bonito y repartimos sobre la superficie de los vasitos  junto con las aceitunas.
-         Cubrimos los vasitos con la  mezcla de lechugas.
-         Preparamos una mezcla de sal aceite y vinagre  para que cada uno se aliñe su propio vasito.

¡ Qué te aproveche !


sábado, 15 de julio de 2017

SALMOREJO.




En el Norte no hay tradición de gazpachos, salmorejo y sopas frías en general. La temperatura manda y nuestros veranos “cálidos” no exigen los mismos platos frescos que se consumen a diario en el resto de España. Pero lo cierto es que en mi casa somos fans incondicionales del salmorejo cordobés y rara es la semana que en verano no nos tomamos esta sopa fría que de Córdoba se ha extendido al resto del territorio.

Antes de cerrar la cocina “por vacaciones “quería dejar publicada la receta que hacemos en casa aun sabiendo que casi todos vosotros ya tenéis vuestra propia versión. En mi familia nos gusta añadir un poco de vinagre de Jerez aunque la receta original no lo lleve. Respecto al resto de ingredientes, hay mucho escrito al respecto: un diente de ajo o solo medio, tomate de pera o rama, el tipo de aceite, el mejor pan….Yo lo único que sé es que si empleas  buenos tomates y tu mejor aceite de oliva, el salmorejo es un lujo al alcance de todos y las cosas como son, si tienes Thermomix te va  a quedar es-pec-ta-cu-lar.




La semana pasada el pater familias estuvo en Córdoba, la meca del salmorejo. Allí visitó la Salmoreteca en el Mercado de la Victoria y se tomó el cordobés,  con  mucho jamón picadito. Con el de setas y boletus, el de remolacha u otras tantas versiones que allí había, no se atrevió….Nosotros nos quedamos con el clásico. 




Os deseo a todos un feliz verano, tanto a los que estáis de vacaciones o vais a disfrutar de ellas, como a los que os toca trabajar. No es tiempo para dietas y sacrificios, es tiempo de compartir sobremesa con familiares y amigos y de disfrutar del sol y del  buen tiempo…

Nos vemos en septiembre.





SALMOREJO

Ingredientes:

·       1 kg de tomates maduros
·       1 dientes de ajo
·       Una cucharadita de sal
·       100 g pan blanco
·       2 cucharadas de vinagre de jerez ( opcional)
·       75g aceite de oliva

Así lo hago yo:

Método tradicional
- Lavamos, partimos los tomates en cuartos y los trituramos con la batidora para conseguir un puré fino.
- Colamos para filtrar la piel y posibles pepitas.
- Ponemos el tomate triturado y colado en el vaso de la batidora o robot de cocina junto con el pan cortado en cachitos. Dejamos que el pan se empape 1 o 2 minutos y trituramos de nuevo.
- Añadimos el ajo, la sal y el vinagre (si lo vamos a utilizar). Volvemos a triturar.
- Sin dejar de batir, vamos añadiendo el aceite “en hilo” para  que se emulsione.
- Guardamos en el frigorífico.
- Servimos fresquito con taquitos de jamón  y huevo duro picado.

Con Thermomix:
- Lavamos, partimos los tomates en cuartos y junto con los ajos y la sal, los trituramos durante 2 m-Vel-7-9-10
- Añadimos el pan y el vinagre. Seguimos triturando hasta formar un puré lo más fino posible durante  2m-Vel-7-9-10
- Sin dejar de batir, vamos añadiendo el aceite “en hilo”, durante 1m-Vel.6 para  que se emulsione.
- Guardamos en el frigorífico.
- Servimos fresquito con taquitos de jamón  y huevo duro picado.

¡Qué te aproveche!

domingo, 9 de julio de 2017

TARTAS SALADAS, CAKES Y QUICHES PARA EL VERANO.


Antes de despedirme de todos vosotros quería dejaros un recopilatorio de tartas y presentaciones saladas  para que os podáis lucir este verano con familiares y amigos.

Todos,  quien más, quien menos, en esta época, tenemos encuentros informales con nuestra gente en la casa del pueblo, en la piscina, en el campo, en la terraza de casa….y siempre nos gusta aportar a esas comidas  y cenas, algo nuevo pero que no nos lleve mucho trabajo.

Aunque cada receta que te presento es distinta, podemos decir que este tipo de platos son estupendos porque todos, en mayor o menor medida, tienen estas características tan importantes:
-         Son preparaciones sencillas.
-         Se pueden  hacer con antelación.
-         No necesitan calentarse, se comen a temperatura ambiente.
-         Se pueden trasladar bien, no tienen pérdidas ni tamaños y formas complicadas.
-         Se pueden partir muy fácilmente. Incluso se pueden llevar ya con las porciones cortadas.
-        Si no te quieres liar con platos y  cubiertos, la gran mayoría de estos platos se pueden tomar con las manos, unas servilletas de papel y tan ricamente.

Ahora solo te queda decidirte. ¿ Por cual vas a empezar ? . ¿ Cual es tu favorita ?



Parece un bizcocho pero no es. Solo tienes que conseguir un buen chorizo y un queso curado. El resto, batir y hornear. Ya verás que saborcito más rico....


Mascarpone, ricotta, bacon y trigueros. Menuda combinación....Lo puedes hacer en un molde rectangular como el de la fotografía o en uno redondo de 23 cm de diámetro.



 Es una tarta muy original y al igual que en la versión dulce, el sabor a zanahoria, pasa totalmente desapercibido. Si la sirves con un poco de ali oli, te harán la ola.



La capa fina y crujiente de hojaldre junto con la cebolla , las nueces y el queso azul, forman una combinación perfecta. Es una tarta que sorprende.


Otro cake que parece un bizcocho pero que no lo es. Creedme, es inceiblemente jugoso. Ya verás como desaparecen cada trocito que partas...



Bacalao, espinacas y trigueros. Si te gusta el bacalao, esta es tu receta.



Sin duda una de mis tartas favoritas. La puedes hacer también en versión individual, entonces te saldrán 6-8 tartaletas. 



Lo que más sorprende de esta tarta es su capa crujiente a base de avellanas , pan rallado y queso feta.



Hace tan solo unas semanas que publicaba esta receta y os contaba la combinación tan buena que hacen los trigueros  con los tomates secos, el queso y las aceitunas.



Precisosa , muy vistosa y llena de sabor. Elige tus quesos favoritos para poner sobre una capa muy fina de moztaza. Una ricura, te lo digo yo.

¡ Qué te aproveche !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...