miércoles, 3 de febrero de 2016

JAMONCITOS DE POLLO CON TOMATE.




Los jamoncitos de pollo son siempre un éxito. Aceptan un montón de versiones y sea en la receta que sea, en mi casa, siempre triunfan. El plato de hoy es de los más sencillos pero no por ello deja de ser estupendo. Compra una barra de pan y ya me lo contarás…

En cuanto a los ingredientes, no hay mucho que decir, son muy de andar pero casa pero eso sí, la salsa de tomate, si es casera, mucho mejor, va a ser la base de nuestro plato y es fundamental que sea de calidad

El guiso de hace a fuego lento para que la carne de pollo se haga por dentro pero el tomate no se agarre a la cazuela. Si tienes la suerte de tener una cocotte, el guiso te saldrá bordado.

Te dejo otras recetas con jamoncitos que he publicado en el blog por si quieres echar un vistazo.
-         Pollo con ciruelas
-         Pollocola




JAMONCITOS DE POLLO CON TOMATE.

Ingredientes:

·       8 jamoncitos de pollo
·       Sal y pimienta
·       Pan rallado
·       Aceite de oliva
·       Taquitos de jamón serrano
·       2 pimientos rojos asados
·       500 g salsa de tomate
·       Comino en polvo

Así lo hago yo:

- Comenzamos limpiando los jamoncitos de pollo de restos de sangre, plumas…
- Los salpimentamos y pasamos por pan rallado.
- Ponemos aceite de oliva en una sartén y cuando esté caliente doramos los jamoncitos. Cuidado que el aceite salta.
- Colocamos los jamoncitos semi fritos en la cazuela donde vamos a hacer el guiso.
- Retiramos la sartén del fuego, limpiamos los restos de la fritura y salteamos ligeramente los taquitos de jamón. Reservamos hasta el final del guiso.
- Cubrimos el pollo con la salsa de tomate y ponemos la cazuela a fuego bajo para que el pollo se vaya haciendo poco a poco.
- Echamos una cucharadita de comino en polvo.
- Removemos bien para que la salsa cubra los jamoncitos y el comino se integre en el tomate.
- Ponemos las tiras de pimiento asado sobre los jamoncitos.
- Dejamos que el pollo se haga a fuego bajo durante una media hora.
- Rectificamos de sal.
- Una vez finalizado el tiempo, retiramos la cazuela del fuego y espolvoreamos con los taquitos de jamón reservados.

¡ Qué te aproveche !


viernes, 29 de enero de 2016

MILHOJAS DE FRAMBUESAS.




Posiblemente esta sea la tarta más sencilla de mi recetario aunque a primera vista eso de hornear el hojaldre pueda parecer lo contrario.

Tan solo necesitas una plancha de hojaldre, nata para montar y unas frambuesas, eso es todo. En poco más de media hora puedes tener esta maravilla en tu mesa. Si te gusta la versión individual, puedes cortar el hojaldre en rectángulos pequeños y hacer la versión pastel.

Sobre el hojaldre….Ni que decir tiene que si lo haces casero, el bocado será un auténtico lujo pero si no es el caso, compra una plancha que sea de tu confianza. Te recomiendo montar la tarta a última hora, pues de lo contrario, el hojaldre se humedecerá con la nata y perderá fragilidad.




MILHOJAS DE NATA Y FRAMBUESAS

Ingredientes:

·       una plancha de hojaldre rectangular
·       400 g de nata para montar
·       80 g azúcar glas
·       150 g frambuesas

Así lo hago yo:

Horneamos el hojaldre.
- Comenzamos precalentando el horno a 220ºC.
- Una vez que el horno alcanza la temperatura ponemos  la plancha de hojaldre en la bandeja del horno sobre papel de hornear.
- Cubrimos con otro pliego de papel de hornear y ponemos una segunda bandeja de horno encima de la capa de hojaldre para que haga de contrapeso y no deje subir al hojaldre.
- Bajamos la temperatura del horno a 200ºC y horneamos unos 15- 18 minutos. El hojaldre tiene que quedar con un tono dorado.
- Pasado el tiempo, apagamos el horno y sacamos la plancha de hojaldre
- Una vez frío el hojaldre, cortamos la plancha en tres rectángulos.  Trataremos la plancha de hojaldre con cuidado pues es muy frágil.

Montamos la nata.
- Montamos la nata con un poco de azúcar y la metemos en una manga pastelera con boquilla rizada.
- La puedes montar con las varillas eléctricas de tu batidora , con la Themomix o como tengas costumbre.

La tarta.
- Ponemos la primera plancha de hojaldre sobre el plato donde vamos a servir la tarta.
- Dibujamos “moñetes” con la nata hasta cubrir toda la superficie.
- Con cuidado, colocamos la segunda plancha de hojaldre sobre la primera capa de nata.
- Repetimos el proceso con la segunda y tercera capa.
- Colocamos las frambuesas y espolvoreamos con azúcar glas

¡ Qué te aproveche !

domingo, 24 de enero de 2016

TARTA SALADA DE PUERRO Y QUESO FETA.




Hacía tiempo que no os presentaba una tarta salada. Esta receta  la hago de vez en cuando, sobre todo para cenas informales en plan picoteo. A ver qué te parece.

La versión original es de la revista GoodFood, octubre 12. Yo como siempre, adapto un poco los ingredientes y cantidades a los gustos de mi familia. Me gusta porque la puedes hacer tanto en molde rectangular , como el que ves en la foto, como en el clásico redondo de 23 cm de diámetro.

El queso feta lo descubrí hace un montón de años en un viaje a Grecia. Recuerdo aquellas maravillosas  ensaladas con taquitos de feta y aceitunas negras… Por entonces era difícil encontrar el queso feta  pero hoy en día, lo encuentras sin dificultad en cualquier supermercado un poco grande.

Puedes hacer la base con tu receta de masa quebrada preferida pero en este caso, andaba con prisa y compré la masa ya hecha. Si no sueles hacer estas tartas porque te da pereza amasar la base, no hay excusas, compra una de un marca de tu confianza y anímate, en menos de una hora tienes una tarta distinta y original con la que sorprender a tus invitados.




TARTA SALADA DE PUERRO Y QUESO FETA

Ingredientes:

Para la base:
·       Una plancha de masa quebrada
Para el relleno:
·       50 g mantequilla
·       3 puerros
·       3 huevos
·       75 ml leche
·       75 ml nata para cocinar
·       1 cucharadita de mostaza
·       50 g queso feta
Para la cobertura:
·       50 g queso feta
·       50 g pan rallado
·       30 g avellanas
·       Perejil picado

Así lo hago yo:

La base:
- Precalentamos el horno a 200ºC.
- Estiramos la plancha de masa quebrada y la colocamos sobre nuestro molde. Tenemos especial cuidado en las esquinas.
- Recortamos los bordes.
- Ponemos papel de hornear sobre la base del molde junto con unas legumbres o nuestras bolitas de cerámica y horneamos “en blanco “ durante 12 minutos.
- Abrimos el horno, sacamos el molde con cuidado, y retiramos la legumbre o las bolitas cerámicas.
- Horneamos la base otros 5 minutos, sin nada.
- Sacamos del horno y dejamos templar. Mientras tanto preparamos el relleno.

El relleno:
- Derretimos la mantequilla en un sartén para pochar el puerro, limpio y picadito.
- El puerro tardará unos 12 minutos en hacerse a fuego lento.
- Pasado el tiempo, lo sacamos de la sartén y lo ponemos en un bol amplio para que temple.
- Batimos los huevos junto con la leche y la nata.
- Incorporamos el queso y el puerro pochado. Batimos el conjunto y lo volcamos sobre la base ya horneada.
- Bajamos la temperatura del horno a 180ºC y horneamos 25 minutos.

La cobertura:
- Picamos toscamente todos los ingredientes de la cobertura.
- Una vez transcurridos los 25 minutos de horneado, sacamos la tarta del horno y espolvoreamos la superficie con los ingredientes de la cobertura. Somos generosos.
- Volvemos a introducir la tarta y horneamos otros 15 minutos.
- Sacamos  y dejamos templar.

¡ Qué te aproveche !




miércoles, 20 de enero de 2016

ROSQUILLAS DE ANÍS.




Todos los años al comenzar el curso, mi compañera Marisa nos hace un cesto de rosquillas para acompañar al café de media mañana. El olor es tan característico que nada más entrar en la sala, todos sabemos que Marisa ha hecho sus rosquillas. Disfrutamos tanto con ellas , están tan ricas… que el año pasado le pedí la receta y hoy la comparto con todos vosotros.

Existen un montón de recetas de rosquillas de anís, suelen ser parecidas pero cada familia tiene la suya. Ésta me gusta especialmente porque la puedes adaptar a tus gustos personales, más  o menos dulce , con más o menos anís, y todo hay que decirlo, es una de mis recetas favoritas porque la masa es muy agradecida, se trabaja muy bien con ella.

Te dejo unas indicaciones por si te sirven  de ayuda:
· Aunque la masa se trabaja muy bien, no es de las pegajosas,  a la hora de dar forma a las rosquillas, es  mejor ponerse aceite en las manos.
· Para freír, comenzamos poniendo el aceite a fuego vivo y luego bajamos la temperatura , así conseguimos que se doren por fuera y se hagan bien por dentro.
· Te aconsejo no freír muchas a la vez, de 4 en 4 o como mucho, de 5 en 5.
· La cantidad de anís puede variar. Yo diría que admite hasta un pelín más.
· Con estas cantidades, salen unas 22 rosquillas pero ten en cuenta que siempre alguna se rompe o se quema y que las primeras suelen salir feas.




Marisa me dio las medidas de la receta “en tazas” y claro, le tuve que pedir la tacita para poder hacerme a la idea. La taza en cuestión, es la de toda la vida, la marrón de Duralex, pero como sé que estas tazas solo se encuentran ya en  “Cuéntame”, en la casa de Marisa y poco  más…. yo  he pesado los ingredientes para no depender de la tacita y que todos podamos disfrutar de estas maravillosas rosquillas.
¿ Te animas  a hacer unas rosquillas de anís ?



ROSQUILLAS DE ANÍS

Ingredientes:

Para la masa.
·       475 g. harina
·       1 sobre de levadura Royal
·       125 g. azúcar
·       1 huevo
·       90 ml. leche
·       90 ml. de aceite de girasol
·       50 ml. anís
Para freír:
·       Aceite de girasol
Para terminar.
·       Azúcar.

Así lo hago yo:

La masa:
Método tradicional:
- En un cuenco hermoso ponemos la harina junto con la levadura y el azúcar. Mezclamos, hacemos una especie de montaña  y hacemos un agujero en el centro.
- En ese agujero vertemos el huevo batido y el resto de ingredientes líquidos.
- Mezclamos con la ayuda de una cuchara y trasladamos la masa a la superficie de trabajo para amasar y conseguir que todos los ingredientes se integren.
Con Thermomix:
- Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix y programamos 20 s-Vel 6.

La forma:
- Una vez hecha la masa, cogemos trocitos , estiramos con las manos formando “rulitos” como de un dedo de grosor y damos forma a las rosquillas.

La fritura:
- Ponemos abundante aceite de girasol en una sartén a fuego fuerte.
- Cuando caliente, bajamos el fuego un poco y empezamos a freír las rosquillas por tandas.
- Dejamos que se hagan por un lado y cuando estén doraditas,  las damos la vuelta y dejamos que se hagan por el otro lado.
- Una vez hechas las dejamos reposar sobre papel de cocina para que éste absorba el aceite restante.
- Espolvoreamos con azúcar.

¡ Qué te aproveche !


domingo, 17 de enero de 2016

HUEVOS REVUELTOS, SCRAMBLED EGGS.




Hace unos meses publicaba la receta del clásico desayuno irlandés y os contaba en Facebook la importancia que en casa le damos al desayuno. No os voy a decir que todos los días desayunamos huevos revueltos, tampoco sería sano,  pero de vez en cuando, el sábado nos damos un pequeño homenaje.  El plato que hoy te presento, es quizás la forma más rápida de preparar unos huevos y por supuesto, de empezar el día sin prisa y con energía.

La receta es inglesa. Muchas de las versiones inglesas aderezan los huevos con pimienta negra o con hierbas como perejil o eneldo. En casa los tomamos tal cual,  con un yogur y un zumo de naranja pero si tienes el día inspirado y quieres hacerlo todavía más completo, puedes acompañar los huevos con un poco de bacon, jamón  o salmón ahumado.

La cantidad de huevos puede variar en función del tamaño de éstos y del número de comensales pero yo te diría que dos huevos por persona es lo correcto para una tostada como la que ves en al foto. Ni que decir tiene , que si tienes la suerte de tener huevos “de verdad”, el revuelto es un auténtico lujo .

La receta es muy rápida. Los huevos se cuajan en un minuto y pocos segundos. Tienes que batirlos dentro y fuera del fuego también tendrás que adaptar el tiempo a tu gusto personal, más  o menos cuajados.

No me negarás que el desayuno  es tentador….




HUEVOS REVUELTOS, SCRAMBLED EGGS.

Ingredientes:

·       2 huevos
·       15 g. mantequilla
·       Sal
·       10 g. queso cremoso

Así lo hago yo:

- Cascamos los 2 huevos y los ponemos en un cazo junto a la mantequilla.
- Ponemos el cazo a fuego medio-alto .
- Comenzamos a batir los huevos con la mantequilla en el fuego, durante 20 segundos.
- Comenzarán a cuajarse los huevos,  es entonces cuando apartamos el cazo del fuego por primera vez y batimos otros 10 segundos.
- Volvemos a poner el cazo en el fuego.
- Seguimos batiendo unos segundos y añadimos un poco de sal y el queso.
- De nuevo, batimos con el cazo fuera del fuego.
- Otra vez en el fuego. Ya se habrán prácticamente cuajado del todo y tanto mantequilla como queso , habrán fundido.
- Apagamos, removemos bien y colocamos los huevos revueltos sobre una tostada de pan de pueblo.
- Servimos con el acompañamiento que más nos guste.

¡ Qué te aproveche !



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...