TARTA DE CALABAZA


Hace unos meses mi compañera Mariángeles nos llevó al cole esta tarta de calabaza. A priori yo no soy muy entusiasta de la calabaza y no la hice mucho caso pero cuando la partimos y vi sus capas tan diferenciadas y coloridas, me llamó mucho la atención y la probé. Sencillamente: me encantó. Al día siguiente Mariángeles me dio la receta y hoy, con su permiso, la comparto con todos vosotros, pues no solo es una receta sencilla, sino que tiene el punto justo de dulzor que a mí tanto me gusta.

Te dejo unos consejos que te pueden ayudar:
-El número de los sobaos dependerá del tamaño y grosor de estos. Yo he utilizado los pequeños de «El Macho» cortados trasversalmente.
-Si no tienes sobaos, también puedes usar bizcochos de soletilla.
-Si queremos hacer una tarta grande, tendremos que duplicar los ingredientes. La receta es para un kilo de calabaza.
-El molde que yo he utilizado es de 20 x 20 cm.
-La decoración es orientativa… Simplemente con nata montada y fideos de chocolate también está rica.
TARTA DE CALABAZA.

Ingredientes:

Para la tarta:
1 kg de calabaza pelada y troceada
50 g de azúcar moreno
1 palito de canela
Zumo y ralladura de una naranja
Zumo de medio limón
9 sobaos

Para la decoración:
100 g nata para montar
125 g queso cremoso
75 g azúcar glas
Canela en polvo

Así lo hago yo:

Hacemos la crema de calabaza.
-Comenzamos pelando y troceando la calabaza.
-Ponemos la calabaza en un cuenco y la dejamos macerar unas 3 horas junto con el azúcar, el zumo y ralladura de naranja y el palito de canela partido en dos.
-Una vez pasado el tiempo, ponemos todo en una cazuela a fuego lento y lo dejamos cocer unos 30 minutos.
-Añadimos el zumo de limón y dejamos la cazuela al fuego otros 10 minutos.
-Transcurrido los 40 minutos en total, retiramos el palito de canela y trituramos hasta formar un puré sin grumos.

Montamos la tarta
-Forramos nuestro molde con papel film para que el desmoldado sea más fácil.
-Abrimos los sobaos trasversalmente y formamos la base de nuestra tarta. Recortaremos algún sobao si hace falta para que se cubra bien toda la superficie.
-Sobre la primera capa de sobaos ponemos una capa de crema de calabaza que todavía estará caliente.
-Hacemos lo mismo otras dos veces de tal manera que tengamos 3 capas de sobaos y tres de crema.
-Dejamos enfriar la tarta y la guardamos en el frigorífico.

Decoramos la tarta
-Montamos la nata. Reservamos.
-Batimos el queso cremoso junto con el azúcar glas.
-Mezclamos la nata montada junto con el queso. Lo hacemos despacio, con la ayuda de una lengua y con movimientos envolventes.
-Metemos la crema en una manga pastelera con la boquilla que más nos guste y hacemos “moñetes” sobre la superficie de la tarta.
-Espolvoreamos con canela molida y servimos.

¡Que te aproveche!


5 comentarios

  1. Uauuu espectacular bravo por ti y por tu compañera :) besucosss

    ResponderEliminar
  2. se ve exquisita, y encima con sobaos, no hay que hacer ni el bizcocho, así que me la guardo

    ResponderEliminar
  3. Pues si que empezamos mal la operación "Turrónde Navidad" para quitarnos los kilos de más, jajaja.
    Esta tarta, por la pinta que tiene, no queda más remedio que hacerla si o si.
    Besos. David P.

    ResponderEliminar
  4. yo cambio la calabaza por zanahoria y esta buenisima. Besucos. Conchita M.G

    ResponderEliminar
  5. Deliciosa y preciosa tarta, me conformaría con que me quedase la mitad de bonita. Un beso

    ResponderEliminar