CROSTATA DE PATATA Y GORGONZOLA

La crostata italiana  más conocida es la dulce, en el blog puedes encontrar  la Crostata de Nutella que es una maravilla, pero hoy  te quiero presentar una de las muchas versiones de la crostata salada, con patata cocida y gorgonzola.

Este tipo de preparaciones saladas  son ideales para  cenas informales y reuniones con amigos. La receta original es de la web de  Giallo Zafferano, como todo lo que hago últimamente…Si te gusta el queso, creo que esta receta, te va a encantar y te va a dar mucho juego en tu cocina.

Te dejo unos consejos:
Procura que tanto el parmesano como el gongonzola sean de calidad. Ten en cuenta que son la clave de la receta.
La harina que utilizamos es la harina común de trigo.
Necesitas un molde redondo rizado con base extraíble. Son baratos  y si te gusta este tipo de tartas saladas, lo vas a utilizar mucho.
Te recomiendo tomar la crostata tibia. Fría pierde parte de su encanto.
El enrejado forma parte de la decoración y en realidad no es difícil hacerlo pero si lo ves mal, no te compliques, pon unas tiras sobre otras y listo.
CROSTATA DE PATATA Y GORGONZOLA

Ingredientes:

Para la masa:
150 g mantequilla
100 g queso parmesano
2 huevos L
370 harina

Para el relleno:
400 g patata cocida
20 g queso parmesano
1 pizca de sal
150 g queso gorgonzola
Así lo hago yo:

La masa:

Método tradicional:
-En un cuenco ponemos la mantequilla a temperatura ambiente y cortada en trocitos junto con el queso rallado. Mezclamos con un tenedor.
-Añadimos los huevos y mezclamos de nuevo.
-Incorporamos la harina, mezclamos y trasladamos a la superficie de trabajo para amasar con las manos y formar una única masa.
-Envolvemos en plástico transparente y dejamos reposar en el frigorífico 20 minutos.

Con Thermomix:
-En el vaso de la Thermomix ponemos todos los ingredientes (la mantequilla estará a temperatura ambiente).
-Programamos 20 segundos-Vel.6.
-Formamos una bola, envolvemos en plástico transparente y dejamos reposar en el frigorífico 20 minutos.
Formamos la crostata.

-Cortamos una tercera parte de la masa y la reservamos en el papel transparente para que no se seque.
-Estiramos con un rodillo es resto de la masa y cubrimos el  molde.
-Presionamos bien las paredes y con la ayuda de un cuchillo, retiramos los bordes.
-Pinchamos toda la superficie con un tenedor.
-Machacamos la patata cocida y la mezclamos con el queso parmesano y la sal.
-Distribuimos la patata sobre la base de la crostata.
-Ponemos “pegotones” de gorgonzola sobre la patata.
-Estiramos con el rodillo el resto de la masa reservada,
-Cortamos tiras y hacemos un enrejado sobre la patata y el gorgonzola.
-Presionamos en el los bordes para retirar la masa sobrante.
-Con el resto de la masa, hacemos un cordón tan largo como el diámetro del molde y lo ponemos al borde, sobre el enrejado.
-Presionamos con un tenedor para decorar y cerrar el borde.
Horneamos:
-Con el horno precalentado a 180ºC, horneamos a media altura, unos 45 minutos.
-Sacamos del horno y dejamos templar.

¡Que te aproveche!


3 comentarios

  1. ¡Qué buena pinta! Me la apunto, como todas tus recetas.

    ResponderEliminar
  2. Hola, tiene una pinta espectacualr esta tarta. Me encanta las tartas saladas, siempre me recuerdad las reuniones familiarae y de amigos. Tomo nota de la tuya. Proto podremos reuniernos y volver a disfrutar. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Wow que pintaza! y qué original el relleno, me encanta! Pedazo de recetas hay en esa web!

    ResponderEliminar