SARDINAS EN ESCABECHE


El tema del escabeche no deja indiferente a nadie, o te gusta mucho o no puedes con el olor y ni entras en la cocina…En mi casa estamos divididos por eso no lo hago con mucha frecuencia pero cuando tengo una cazuela de sardinas en escabeche, disfruto de lo lindo unos cuantos días.

Recetas de escabeche hay muchas y todas en realidad se parecen mucho. La clave de un buen escabeche se encuentra en ajustar el punto de vinagre y vino blanco al gusto de cada uno, por eso yo te dejo mi receta y tu tendrás que ir probando hasta que des con el punto que más te guste, para ello, pondrás más o menos pimentón, añadir otra hojita de laurel, utilizar un vinagre más fuerte…

Te dejo unos consejos que te pueden venir bien.
- Las sardinas en escabeche se pueden tomar a temperatura ambiente o tibias pero no las tomes recién sacadas del frigorífico.
- Es una receta que cunde bastante y dura varios días si guardas las sardinas bien tapadas en un táper en el frigorífico.
- Al escabeche le puedes añadir zanahoria en rodajas y hierbas aromáticas como tomillo o romero.
- Si te gusta el picante, puedes utilizar pimentón picante.
- Para esta receta me gusta comprar sardinas no muy grandes.
SARDINAS EN ESCABECHE

Ingredientes.

1 kilo de sardinas
Sal
Harina
500 g aceite de oliva
1 cebolla
1 hoja de laurel
10 bolitas de pimienta negra
1 cucharadita de pimentón
6 dientes de ajo
100 g de vino blanco
100 g vinagre
Agua

Así lo hago yo:

- Comenzamos limpiando las sardinas quitando escamas, cabeza y tripa.
- Las salamos y las pasamos por harina.
- Ponemos la mitad del aceite, unos 250 g  en una sartén y cuando esté caliente freímos las sardinas.
- Las sacamos de la sartén y las reservamos en una cazuela.
- Limpiamos el aceite sobrante, si es necesario, lo colamos.
- Pelamos la cebolla y los dientes de ajo. La cebolla la partimos en juliana y los dientes los dejamos enteros.
- Ponemos la sartén de nuevo al fuego con el aceite colado y doramos la cebolla y los dientes de ajo durante unos 8 minutos a fuego medio.
- A los 4 minutos añadimos las bolitas de pimienta y la hoja de laurel.
- Terminado el tiempo, añadimos el pimentón, el vino blanco, el vinagre y los otros 250 g de aceite de oliva.
- Dejamos la sartén al fuego 2 minutos.
- Volcamos el conjunto de la sartén sobre las sardinas reservadas en la cazuela.
- Añadimos agua, lo justo para que cubra las sardinas.
- Dejamos la cazuela al fuego 5 minutos.
- Retiramos la cazuela del fuego y dejamos templar las sardinas antes de tomar.

¡Que te aproveche!

3 comentarios

  1. Ummmm, un bocado exquisito. También las hago, sobre todo en verano y desde luego cuando pruebas las caseras, no se vuelven a comprar de lata. las tuyas se ven exquisitas. Un beso

    ResponderEliminar
  2. en casa nos gustan los escabeches, a los adultos digo, pero, por no hacer algo diferente para los niños, reconozco que hago muy poquitos

    ResponderEliminar
  3. Como te comenté por instagram, estas sardinas las haré este verano. Se han comido en mi familia muchísimo, y recuerdo que era muy recurrente que acabaran yendo a este escabeche apimentonado que a mí personalmente me encantaba. Aunque el verdadero fan era mi padre. Un placer reencontrarme con esta receta gracias a ti!

    ResponderEliminar