PASTA CON SOBRASADA Y PECORINO

 

Vamos con la primera receta de pasta de esta nueva temporada. Se trata de una elaboración muy distinta a los clásicos platos de pasta a los que estamos acostumbrados. La sobrasada aporta un toque totalmente distinto al plato, no solo de sabor sino de textura haciendo que la salsita que se forma sea única. Es un plato muy sencillo, con pocos ingredientes y  la verdad, sorprende mucho.

La receta original es del web de Giallo Zafferano. Os animo a visitar la página, pues aunque está en italiano, se entiende bastante bien y es una fuente inagotable de recetas italianas maravillosas.

Te dejo unos cuantos consejos para que tu plato de pasta sea un éxito:

- Las cantidades que te indico son para 3 personas. Si quieres más cantidad, dobla los ingredientes.

- Para este tipo de salsa melosa le va muy bien la pasta corta. En este caso he utilizado unos caserecce que compré en Lidl. La pasta tiene forma de diploma y la salsa se mete en el doblez.

- Si no encuentras el queso pecorino puedes poner un parmesano regiano o un grana padano.

- Tienes que jugar con los tiempos para que al final de la cocción de la pasta, la sala este hecha.

- Es una obviedad, pero lo tengo que decir: teniendo en cuenta que la sobrasada es la estrella del plato, procura comprar la mejor sobrasada que te puedas permitir. 

¿Te gusta la pasta?  ¿Te gusta la sobrasada? Si has respondido afirmativamente… ¡Este es tu plato!

PASTA CON SOBRASADA Y PECORINO

Ingredientes:

  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla roja
  • 100 g sobrasada
  • 250 g pasta corta
  • Sal
  • 180 g pecorino
  • Albahaca

Así lo hago yo:

-Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana.

-Ponemos aceite en una sartén y sofreímos la cebolla a fuego medio.

-Mientras tanto: cocemos la pasta según nuestros gustos, al dente o suave; rallamos el queso pecorino y desmigamos la sobrasada

-A los 5 minutos de estar haciéndose la cebolla, añadimos 2 cucharadas del agua de la cocción.

-Seguidamente, incorporamos la sobrasada a la cebolla, removemos bien y dejamos que se integren los dos ingredientes.

-Cuando la pasta este cocida, reservamos un vaso de agua de la cocción la escurrimos y la incorporamos a la sartén.

-Mezclamos bien y añadimos el pecorino rallado.

-Damos unas vueltas para que el queso se derrita y forme parte de la salsa, regamos con hilo de aceite de oliva, removemos y apagamos el fuego.

-Si queremos la salsa más líquida, añadimos un poco del agua de la cocción reservada.

-Para servir, añadimos un poco más de pecorino rallado y unas hojitas de albahaca fresca. 

¡Que te aproveche!



2 comentarios