SOLOMILLO AL WHISKY

 

El solomillo al whisky es una receta sevillana que se ha extendido por toda Andalucía de hecho, yo la descubrí hace años en un hotel de Málaga. Aquí en el Norte apenas se conoce y la verdad, es una pena porque es una elaboración muy sencilla y con mucho sabor.

Si buscas por la red, comprobarás que todas las recetas son muy parecidas. Parece que es una broma pero el solomillo al whisky ¡se hace con coñac! 

Te dejo unos consejos que te pueden venir bien: 

-Si te gusta el comino, ten cuidado a la hora de incorporarlo a la receta. Pon solo media cucharadita o incluso menos si no quieres que la especia anule los demás sabores del guiso.

-En casi todas las versiones, los ajos se ponen machacados pero sin pelar. En casa nos gusta comerlos por eso los pongo pelados.

-El plato es más sabroso si utilizas caldo de pollo casero. Yo, en esta ocasión no tenía y utilicé “de brick”.

-Cuanto mejor sea la calidad de tu solomillo, mejor será el bocado.

-Puedes acompañar el solomillo al whisky  con tu guarnición favorita. En casa las patatas fritas son obligatorias...

¿Vas a hacer una escapada a Sevilla para probar este plato o lo vas a disfrutar, con bien de pan, en tu propia casa? 


SOLOMILLO AL WHISKY

Ingredientes:

  • 1 solomillo de cerdo
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • 10-12 ajos
  • 200 g coñac
  • 200 g caldo de pollo
  • Zumo de medio limón
  • 30 g mantequilla
  • ½ cucharadita de comino en polvo (opcional)
  • 1 cucharadita de Maizena

Así lo hago yo:

-Limpiamos el solomillo de grasa y tendones.
-Cortamos medallones no muy gruesos y los salpimentamos.
-Ponemos un fondo de aceite en sartén y doramos los medallones de solomillo vuelta y vuelta. No dejamos que se hagan mucho, lo justo pues se van a terminar de hacer en la salsa. Reservamos.
-Pelamos los ajos, los machacamos y los ponemos en la sartén en el mismo aceite de haber hecho el solomillo.
-Doramos los ajos y cuando comiencen a tomar color, añadimos el coñac. Dejamos que se evapore el alcohol 2 minutos e incorporamos casi todo el caldo de pollo (reservamos unos 30 g) , el zumo de limón, la mantequilla y el comino. 
-Removemos y cuando la salsa comience a tomar temperatura, incorporamos los medallones de solomillo reservados.
-Ponemos el caldo reservado en un vasito y diluimos en él la Maizena.
-Añadimos la Maizena a la salsa, movemos la cazuela para que la salsa se ligue. 
-Dejamos el guiso al fuego 5 minutos y apagamos.

¡Que te aproveche!


0 comentarios

Publicar un comentario