miércoles, 21 de noviembre de 2012

NATILLAS DE VAINILLA





En pocos días vamos a merendar unos deliciosos gofres de vainilla que acompañaremos con estas natillas. La receta no es nueva, la publiqué hace tiempo en el Especial natillas pero he querido recordarla antes de publicar los gofres pues me apetecía dar un repaso general al tema de la vainilla.

En la red existe una amplia información sobre esta especia, su origen, conservación y utilización en repostería. Yo no te voy a contar nada nuevo, no soy ninguna experta. Yo me quiero limitar a mostrarte mi experiencia sobre el uso de la vainilla en mis recetas. Es una especia que me cautiva desde bien pequeña, no solo su sabor sino también su olor. Es cara, lo sé,  pero a mi me compensa gastarme unos euros más en unas buenas vainas o en un frasquito de un buen extracto porque el resultado no tiene nada que ver.




En la fotografía puedes ver “mis cinco variedades” de vainilla.
Te explico.

1.   Extracto de vainilla natural. Es lo que más suelo utilizar pues es comodísimo, todo el aroma de la vaina en una cucharadita. Al ser natural no lleva ni colorantes ni azúcares añadidos. Yo lo suelo comprar en Inglaterra pero ya hay varias tiendas on line que lo venden. Esta marca, Nielsen-Massey,  tiene unos productos estupendos. Los puedes comprar, por ejemplo,  en La cocina del monstruo.
2.   Pasta de vainilla. Es mi favorita pero es todavía más cara que el extracto, por eso no la uso todo lo que me gustaría. Es una especie de jarabe espesito que contiene las semillas de la vaina. La verdad es que cunde bastante pues una cucharadita equivale a toda una vaina.
3.   Vainilla en polvo. Son las semillitas de la vaina listas para aromatizar tanto  líquidos como sólidos. El frasquito que veis en la foto lo podéis comprar en la tienda on line y aquí en Santander. Sí, sí, en Santander lo podéis comprar en la Antigua Ermita, el puesto de especias de la plaza de la Esperanza.
4.   Vainas de vainilla. Las buenas son caras y no son fáciles de encontrar. Las “normalitas” las puedes comprar en cualquier super. La marca Vahiné las comercializa en paquetitos de dos en dos. Hay que tener un poco de cuidado para no comprar las que parezcan viejas y arrugadas. Yo las suelo utilizar cuando ando escasa de extracto. Es un poco más latoso pues hay que abrir las vainas y raspar las semillitas con cuidado, pero tienen la ventaja que luego las podemos reutilizar para hacer azúcar vainillado casero. 
5.   Aroma de vainilla. En los ingredientes figura de todo menos la vainilla pero es barato y accesible. Lo encuentras en la zona de postres de cualquier supermercado. Lo utilizo cuando no tengo vainas o cuando quiero hacer un experimento en una receta y no quiero malgastar la vainilla buena.

Y dicho esto, vamos con nuestras natillas. Puedes aromatizar la leche con cualquiera de las propuestas que te he mostrado. Te propongo utilizar una vaina pues creo que es la opción más alcance de todos.

NATILLAS DE VAINILLA

Ingredientes:

·       una vaina de vainilla
·       400 ml de leche.
·       150 g. azúcar
·       2 huevos
·       1 cucharadita de Maizena
·       1 cucharadita de azúcar vainillada.

Así lo hago yo:

Método tradicional:
- Abrimos una vaina de vainilla longitudinalmente, raspamos sus semillitas y la ponemos a calentar en los 400 ml de leche.
- Cuando la leche coja temperatura, esperamos unos minutos y  retiramos del fuego. Dejamos la vaina dentro de la leche, tapamos el cazo y dejamos a la espera unas cuantas horas. De esta forma, la leche tomará el sabor de la vainilla.
- Pasado el tiempo, mejor de un día para otro, retiramos la vaina de vainilla y reservamos un vasito pequeño de la leche. En él, diluímos la Maizena.  La vaina no la tiramos, nos servirá para hacer azúcar vainillado si la metemos una vez seca en un frasco con azúcar.
- Batimos  el resto de la leche junto con los dos tipos de azúcar y los huevos.
- Ponemos a calentar la mezcla a fuego suave, cuando comience a coger temperatura, incorporamos el vasito de leche con la Maizena, mezclamos bien y dejamos que caliente de nuevo.
- En cuanto caliente la mezcla cogerá cuerpo y engordará un poco.
- Si vemos que las natillas tienen grumos o no son del todo “finas “, retiramos de fuego y batimos con la batidora eléctrica.
- Servimos en  vasitos de cristal o cuencos. En este caso, acompañadas de unos barquillos rellenos  también de vainilla.

Con Thermomix
- Abrimos una vaina de vainilla longitudinalmente, raspamos sus semillitas y la ponemos a calentar en los 400 ml de leche.
- Cuando la leche coja temperatura, esperamos unos minutos y  retiramos del fuego. Dejamos la vaina dentro de la leche , tapamos el cazo y dejamos a la espera unas cuantas horas. De esta forma, la leche tomará el sabor de la vainilla.
- Pasado el tiempo, mejor de un día para otro, retiramos la vaina de vainilla. No la tiramos, nos servirá para hacr azúcar vainillado si la metemos una vez seca en un frasco con azúcar.
- Ponemos la leche con el  resto de los ingredientes en el vaso y programamos 10m- T.90ºC-Vel.2.
- Servimos en  vasitos de cristal o cuencos. En este caso, acompañadas de unos barquillos rellenos  también de vainilla.

Ya tenemos las natillas, en breve los gofres….

¡ Que te aproveche !

11 comentarios:

  1. Más que deliciosas, lo que daría por tener un cuenco de esos.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Qué ricas tienen que estar, me encanta como las presentas con las galletas de barquillo, tuvo que estar tremenda!

    ResponderEliminar
  3. Morena que lección me acabas de dar sobre la vainilla.... Yo que usaba la de vahiné... Ya había escuchado (repetidamente) a The joy of baking decir aquello de "Try to use a pure vanilla extract"..... (¿quién me recomendaría esa página....?)
    Estaré atenta a si lo veo por algún sitio (no hay viajes a Inglaterra en el horizonte cercano)......

    Por cierto.... Tremenda tortilla de chipis!!!

    Besiños.

    ResponderEliminar
  4. me encantan las natillas pero nunca me he atrevido a hacerlas. bueno si, las q ya vienen medio preparadas, pero esas no cuentan.
    con tu receta me pondre porque pinta muy bien.
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Me gusta mucho el sabor de la vainilla y me ha gustado mucho tus natillas, me hace gracia que precisamente esta tarde quería preparar natillas,finalmente he preparado otro postre así que mañana serán tus ricas natillas las que prepare.
    Besos y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  6. Hola Mª José.

    Sin duda deliciosas! Un postre clásico pero con ese sabor a vainilla le das un punto de sabor aún mejor. Te quedaron buenísimas y con los barquillos quedan chulísimas. Un postre de lujo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. ricas esas natillas y estupenda la explicación de la vainilla


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  8. Paso el post a los que me preguntan asunto vainilla.
    Mersi

    ResponderEliminar
  9. Pasame una, que ricas, me he acordad de las de mi madre unnhhhh. Besos

    ResponderEliminar
  10. Me encanta la vainilla, mi especia favorita. Unas natillas a la vainilla es mi perdición, que postre tan rico por Dios.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. La de la Antigua Ermita ya ha tardado, que hace un par de años la volví loca pidiéndole aromas que nunca tenía.
    Compraré vainas que a los chicos les van a encantar.
    Besazos.
    Alicia.

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un minuto de vuestro tiempo . Gracias a todos, a los que venís con frecuencia y los que lo hacéis por primera vez.

Mi correo está a vuestra disposición para cualquier duda,comentario o sugerencia: pasenydegusten(arroba)gmail.com
¡ Que te aproveche ¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...