viernes, 3 de junio de 2016

LAMINGTONS.




No conocía los Lamingtons hasta que Inés, la hija de una amiga, me prestó el libro que había cogido en la biblioteca central de Santander. Ojeando las recetas, descubrí estos bizcochitos. Por lo visto, forman parte de la repostería tradicional australiana. Son muy conocidos y existen varias  versiones en su elaboración, con y sin relleno. Yo hoy te presento los Lamingtons originales, cuando veas lo fácil que es hacerlos, tardarás bien poco en rellenarlos con tu crema favorita.

Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con un libro de cocina. “Quiero ser chef”, editorial Juventud, presenta 100 recetas de sabores del mundo. En menos de un mes he puesto en práctica tres recetas que me han encantado: una receta galesa, otra griega (prometo compartirlas con todos vosotros) y la australiana que hoy nos ocupa. En la portada del libro aparecen dos niños con sus gorros de cocina y delantales, de ahí que Inés cogiera el libro, pensando que era un libro de cocina infantil pero las cosas como son, no es un libro para niños sino para adultos , tanto para principiantes como “con tablas” en la cocina. El recetario hace un repaso a las recetas tradicionales de muchos países, hoy nos quedamos en Australia.

La receta consiste en hornear un bizcocho, partirlo en porciones  y cubrirlo  con un glaseado de chocolate para luego rebozar cada trocito en coco rallado. Para que te salgan los trozos como los que ves en las fotos, necesitas un molde cuadrado desmoldable de 20 x 20 cm.

El nombre de la receta se lo debemos a Lord Lamington, gobernador de Queenslad, Australia , a principios del siglo XX. No hay mucha información sobre su origen pero lo que os puedo decir es que los lamingtons son un bocado fabuloso para vuestra próxima merienda.



LAMINGTONS

Ingredientes:
Para el bizcocho
·       150 g harina con levadura incorporada
·     75 g harina de repostería
·       125 g mantequilla
·       145 g azúcar glas
·       3 huevos
·       60 ml leche
·       1 cucharadita de extracto de  vainilla.
Para el glaseado
·       250 g azúcar glas
·       40 g cacao
·       30 g mantequilla
·       125 ml agua
Para el rebozado
·       270 coco rallado

Así lo hago yo:

El bizcocho.
- Comenzamos haciendo el bizcocho. Para ello, precalentamos el horno a 180ºC y engrasamos nuestro molde.
- Tamizamos las harinas y reservamos.
- Batimos la mantequilla con el azúcar durante dos minutos.
- Añadimos los huevos, la leche y la vainilla. Batimos.
- Incorporamos la harina tamizada y batimos hasta conseguir una única masa homogénea sin grumos.
- Volcamos la masa al molde, alisamos la superficie con el dorso de una cuchara o un paletín y horneamos 40 minutos a media altura.
- Sacamos del horno, dejamos templar y desmoldamos sobre una rejilla para que termine de  enfriar del todo.

El glaseado
-         Ponemos el agua en un cazo a fuego vivo y cuando comience a hervir, apagamos el fuego.
-         En el agua caliente, ponemos la mantequilla. Removemos hasta que se derrita con el calor residual del agua.
-         Incorporamos el cacao y el azúcar.
-         Removemos constantemente hasta obtener una crema lisa y brillante.

Formamos los Lamingtons.
-         Con un cuchillo de sierra, cortamos el bizcocho en 16 unidades.
-         Ponemos el coco rallado en un cuenco.
-         Cada trocito de bizcocho lo metemos en el glaseado con la ayuda de dos cucharillas. Escurrimos el exceso y dejamos reposar sobre una rejilla durante unos 5 minutos para que escurra el sobrante de glaseado.
-         Pasados unos minutos, rebozamos cada trozo con el coco rallado hasta que se cubra bien cada porción.
-         Servimos en una fuente o plato bonito.
-         ¡ A merendar !

¡ Qué te aproveche !


7 comentarios:

  1. Hola guapa, aquí en Aragón nos llaman lamineros a los que nos gusta mucho el dulce, no creo que tenga nada que ver con el Sr. Lamintong pero me ha hecho mucha gracias. Son unos bocaditos perfectos para tomar sin respirar jejeje. Me encantan!
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    tienen una pinta bárbara. ¡Ay, si no fuera por el coco, que no lo soporto...! A ver si se me ocurre alguna cosa para sustituirlo, se admiten sugerencias... ¿Quizá almendra picada?
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. !!!Qué ricos!!!! Con lo que nos gusta en casa el coco!!! Los voy a guardar y no se los enseño a nadie.... dejaremos que pase el verano, aquí ya hace mucho calor y trabajar con chocolate resulta ya complicado.
    Un abrazo, Begoña

    ResponderEliminar
  4. Pues si que tienen pinta de estar buenos, a mi marido le encanta el coco asi que le sorprendere, un beso

    ResponderEliminar
  5. tienen una pinta estupenda¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Que bocaditos tan buenos que se ven :)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  7. Que buenos !!! Tienen una pinta irresistible

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un minuto de vuestro tiempo . Gracias a todos, a los que venís con frecuencia y los que lo hacéis por primera vez.

Mi correo está a vuestra disposición para cualquier duda,comentario o sugerencia: pasenydegusten(arroba)gmail.com
¡ Que te aproveche ¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...