miércoles, 4 de mayo de 2016

TARTA SEMIFRÍA DE FRESAS.




Quizá la receta de esta tarta sea de las más antiguas de mi recetario. Llevo haciéndola más de 15 años y antes de que termine la temporada de fresas, quería compartirla con todos vosotros.

Es una elaboración sencilla que da mucho juego pues la puedes servir como tarta helada o como yo te propongo, la opción que más me gusta, semifría. Es decir, congelada pero guardada en el frigorífico unas horas. De esta manera se consigue un postre frío y refrescante pero no helado. Es una tarta ideal para cuando no tienes tiempo de preparar algo dulce pues la puedes hacer cuando quieras y tenerla guardada en el congelador.

Respecto a la elaboración, te explicaba en el especial “Bases para tarta”, cómo hacer la base de sobaos. Si éstos son buenos, te quedará una maravillosa base con una textura uniforme y un sabor a mantequilla muy rico.

El brillo de las fresas aporta a la tarta un acabado muy “profesional”. En realidad es muy fácil de hacer y no se tarda nada. Hay varias marcas en el mercado, que comercializan éste preparado en polvo. Yo te animo  a utilizarlo pero siempre es opcional.

Mi reino por un trocito de tarta….




TARTA SEMIFRÍA DE FRESAS

Ingredientes:

Para la base:
·       4 sobaos 

Para la tarta:
·       400 g nata para montar
·       600 g queso cremoso
·       100 g mermelada de fresa
·       2 cucharadas de azúcar

Para decorar:
·        200 g fresas
·       1 sobre de “brillo de tartas” ( opcional )

Así lo hago yo:

-         Comenzamos preparando la base de la tarta. Para ello, trituramos los sobaos con cualquier robot de cocina.
-         Ponemos los sobaos desmigados en la base de nuestro molde y alisamos la superficie con las manos y con la ayuda del dorso de una cuchara. Tenemos especial cuidado en los bordes.
-         Una vez preparada la base, montamos la nata bien firme. Reservamos.
-         Para hacer la primera capa de nuestra tarta, batimos  300 g de queso.
-         Al queso batido le añadimos la mermelada de fresa. Batimos de nuevo y por último incorporamos con movimientos envolventes, la mitad de la nata montada reservada.
-         Volcamos la crema sobre la base de sobaos y alisamos la superficie con un paletín o dorso de una cuchara.
-         Para hacer la segunda capa, batimos los otros 300 g de queso junto con las 2 cucharadas de azúcar.
-         Añadimos el resto de la nata montada y la integramos con cuidado para que ésta no se baje.
-         Volcamos la crema de queso sobre la primera capa de color rosada.
-         Alisamos la superficie de la tarta.
-         Metemos al congelador ( mínimo 5 horas )
-         Sacamos del congelador y decoramos. Para ello, lavamos las fresas, las quitamos el rabito, las secamos con cuidado y las colocamos sobre la superficie de la tarta.
-         Si queremos el efecto brillante sobre las fresas, utilizaremos un sobre de cobertura para tartas y seguiremos las instrucciones del fabricante.
-         Guardamos en el frigorífico un par de horas.
-         Servimos.

¡ Qué te aproveche! 



5 comentarios:

  1. OOohhh!! Que pinta. Está la preparo. Como a mí me gustan, buenas y fáciles. Gracias por tus recetas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Se ve tremendaaa, tengo que ver por qué sustituyo el queso, pero me encanta!!
    Besotesss

    ResponderEliminar
  3. Que resultona!!además tiene que estar deliciosa. Y no parece difícil de hacer, algo muy importante para una patosa en reposteria como yo!!

    ResponderEliminar
  4. No me extraña que la hagas desde hace 15 años, si es que lo rico y bien hecho hay que repetirlo, un beso!!

    ResponderEliminar
  5. querica¡¡¡, me pondre con ella que seguro que en casa gust mucho.
    besos crisylaura

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un minuto de vuestro tiempo . Gracias a todos, a los que venís con frecuencia y los que lo hacéis por primera vez.

Mi correo está a vuestra disposición para cualquier duda,comentario o sugerencia: pasenydegusten(arroba)gmail.com
¡ Que te aproveche ¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...