domingo, 14 de abril de 2019

PIMIENTOS ROJOS ASADOS.




Si hay una verdura que en casa nos entusiasma son los pimientos. No sabría decir cuales me gustan más si los pimientos verdes fritos o los rojos asados que te presento hoy. 

En el blog tengo publicadas varias recetas con pimientos y antes de publicar el bacalao con tomate, protagonista sin igual de la Semana Santa, quiero mostrarte cómo asamos en mi familia los pimientos, aunque ya te digo desde ahora, que la entrada de hoy no llega a la categoría de receta.

Ideas que me parecen importantes:
-         La calidad de los pimientos es muy importante. Escoge aquellos que no tengan golpes o estén dañados. Personalmente me gustan grandes y hermosos pero “la técnica” es la misma para los que son más pequeños.
-         En la fotografía te muestro la sal, porque muchas personas los salan antes de hornear, yo no suelo hacerlo. Me gusta añadir la sal cuando los utilizo, una vez ya asados.
-         Si pones papel de aluminio en la bandeja, la limpieza de la misma es mucho más sencilla.
-         Lleva el mismo trabajo, asar dos pimientos que 6. Yo siempre aso en cantidad y aprovecho el gasto energético del horno.
-         Una vez asados y limpios, los puedes poner en un recipiente hermético en el  jugo que han soltado durante la cocción  y guardarlos en el frigorífico unos días o congelarlos en bolsas zip. Yo es lo que suelo hacer y así siempre dispongo de pimientos asados. Los congelo de dos en dos y cuando los quiero utilizar los saco del congelador la noche anterior y listo. 




PIMIENTOS ROJOS ASADOS.

Ingredientes:

·       Pimientos rojos
·       Sal
·       Aceite de oliva

Así lo hago yo:

-         Precalentamos el gril del horno
-         Lavamos y secamos los pimientos.
-         Los pincelamos con aceite de oliva y  salamos.
-         Ponemos papel de aluminio en la bandeja del horno y colocamos los pimientos.
-         Situamos la bandeja debajo del gril y horneamos durante una hora.
-         Damos la vuelta a los pimientos cada 15-20 minutos.
-       Al cabo de una hora, apagamos el horno, sacamos la bandeja y tapamos 20 minutos con trapo limpios para que suden los pimientos.



-          
     Pasado el tiempo, cuando ya se puedan manejar, retiramos la piel, que saldrá con facilidad junto con las semillas y rabito.
-   Una vez limpios, ya están listos para usar en tu receta favorita, meterlos en un recipiente en el frigorífico con el jugo que han soltado durante la cocción o congelarlos en bolsas zip.

¡Qué te aproveche!



1 comentario:

  1. Que rico Mª José, me gustan mucho los pimientos asados y sobre todo los rojos.!!!
    Feliz semana santa.

    Si quieres publicar tus recetas en un grupo de recetas de cocina, te dejo el enlace.

    https://www.facebook.com/groups/185012434898921/

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un minuto de vuestro tiempo . Gracias a todos, a los que venís con frecuencia y los que lo hacéis por primera vez.

Mi correo está a vuestra disposición para cualquier duda,comentario o sugerencia: pasenydegusten(arroba)gmail.com
¡ Que te aproveche ¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...