BACALAO CON TOMATE.




He de reconocer que no he sabido apreciar este plato hasta bien mayor. En casa se ha tomado de toda la vida, especialmente en Semana Santa pero como digo, a mí lo único que me gustaba era mojar en la salsa. Hoy en día disfruto del plato de lo lindo , de la salsa y de las lascas de bacalao que se deshacen en la boca….

Hoy te presento la receta familiar, muy sencilla, cuyo único misterio es utilizar buen bacalao, buena salsa de tomate casera y unos buenos pimientos rojos asados. Ahí es nada….

Para mí, lo más difícil a la hora de tratar el bacalao fue siempre el desalado. Este pescado , me refiero a unos buenos lomos de bacalao, no es precisamente barato por eso durante mucho tiempo me dio reparo su preparación pues no quería que saliera mal y tirar el dinero. El guiso es muy sencillo y en realidad el desalado también lo es.

Te cuento algunas cosas que a mí me han venido bien sobre este proceso:
- Para empezar hay que lavar muy bien las piezas bajo el grifo para intentar eliminar la mayor parte de sal.
- Las mejores partes, al menos es mi opinión, para preparar el bacalao con tomate son unos buenos lomos. Cortaremos los trozos del mismo tamaño para conseguir un desalado parejo.
- Colocamos los trozos ya lavados en un recipiente con agua muy fría que cubra los trozos holgadamente.
- Pondremos los trozos con la piel hacia arriba.
- El desalado durará 48 horas.
- Cambiaremos el agua 3 veces, cada 12 horas aproximadamente.
- Una vez transcurrido el tiempo, escurriremos los trozos y los secaremos con papel de cocina.

Ya tenemos el bacalao desalado, ahora vamos con la receta. Si tienes tu salsa de tomate casera y los pimientos rojos asados, el guiso es coser y cantar.



BACALAO CON TOMATE.

Ingredientes:


- 4 lomos de bacalao ya desalado.
- Harina
- Aceite de oliva
- Salsa de tomate casera
- 2 dientes de ajo
- 1 pimiento rojo asado
- Sal

Así lo hago yo:

- Una vez desalado el bacalao, lo secamos bien con papel de cocina y lo pasamos por harina.
- Ponemos a calentar aceite en una sartén y cuando esté caliente, freímos los trozos de bacalao ligeramente, vuelta y vuelta.
- Ponemos los trozos en una cazuela baja y los cubrimos con salsa de tomate casera.
- En el mismo aceite, doramos los dientes de ajo cortados en láminas junto con el pimiento rojo asado y cortado en tiras.
- Una vez dorados los ajos, los volcamos junto a los pimientos sobre el bacalao, ya con el tomate.
- Calentamos a fuego medio la cazuela hasta que el bacalao este hecho, (dependerá de su grosor).
- Apagamos el juego y servimos.

¡Que te aproveche!





1 comentarios

  1. buahhhh me has dado en mi punto flaco, el bacalao con tomate es que me chiflaaaaaaaa, el de mi madre es mi favorito pero veo que el tuyo es igual asi que también es mi favorito a partir de hoy jajaajajaj, por cierto me chifla tu cazuela, un besin

    ResponderEliminar