ARROZ CON POLLO Y CONEJO.


 Desde que era muy pequeña para mí el arroz con conejo es símbolo de celebración y de estar en familia. Mis tías Juana y Josefina lo bordaban y cada año, cuando vamos a Elda y nos reunimos con todos mis primos, recordamos a las tres hermanas Cañabate y disfrutamos de su recuerdo y como no, con la receta familiar del arroz con conejo que te presento hoy.

La receta es una mezcla de tres carnes: pollo, costilla y conejo. Puedes combinarlas como más te guste e incluso no poner conejo si no es de tu agrado. En casa somos muy arroceros y hablar de cantidades para nosotros es difícil. Para nosotros siempre es poco arroz…. Esta receta es para 6-8 personas y necesitarás un fuego grande. Yo tengo placa de inducción y para estas cantidades mi paellera de 44 cm de diámetro no me sirve, por eso monto el chiringuito en la cocina y utilizo un paellero de butano de dos fuegos sobre unas patas portátiles. Todo lo que haga falta para conseguir un buen arroz…

Más cosas.
- Los trozos de carne tienen que ser pequeños y cortados más o menos al mismo tamaño.
- El guiso se puede hacer la víspera y al día siguiente solo es calentar y echar el arroz.
- Las cantidades de carne y arroz variará en función de los comensales. Si va a ser plato único yo pongo 100 g de arroz por persona, si hay más comida, con 80 g es suficiente.
- El agua tiene que ser el triple que de arroz, para que llegue a los tornillos de la paellera.
- El colorante es opcional. En mi casa no se entiende el arroz sin ese tono tan característico que aporta el colorante alimentario. Puedes no ponerlo o usar cúrcuma.

Ya sé que en muchos sitios el recipiente donde se hace el arroz no es paellera, sino paella, pero ahora lo importante no es el continente sino el contenido.
Que levante la mano quien quiere un plato de este arroz…
ARROZ CON POLLO Y CONEJO

Ingredientes 

Aceite
una cabeza de ajos
un pimiento rojo hermoso de asar
medio pollo
medio conejo
250 g costilla de cerdo fresca
Sal
2 tomates maduros
Un puñado de judías verdes
3 alcachofas
Agua
Un ramito de perejil
Arroz
Colorante alimentario (opcional)
Así lo hago yo:

- En una sartén grande ponemos aceite. Cuando el aceite esté caliente doramos la cabeza de ajos entera (previamente le habremos  damos un corte trasversal) junto con el pimiento rojo lavado y cortado en trozos grandes. Reservamos tanto la cabeza de ajos como los trozos de pimiento.
- Salamos los trozos de carne (nuestro carnicero los habrá partido en trozos pequeños) y en ese mismo aceite los sofreímos.
- A mitad del sofrito, añadimos:
- los tomates rallados
- las judías verdes lavadas, sin hilos y partidas
- las alcachofas, limpias y cortadas en cuartos.
- Cuando la verdura se haya rehogado bien, trasladamos la carne con la verdura a una cazuela grande.
- Añadimos el agua para que cubra la carne holgadamente, como unos tres dedos.
- Ponemos el guiso a hervir a fuego vivo, rectificamos de sal e incorporamos el ramito de perejil.
- Cuando comience a hervir, bajamos el fuego y lo dejamos a fuego medio unos 45 minutos.

Hasta aquí, se puede hacer la víspera.
- Pasamos todo el guiso a la paellera y cuando este hirviendo echamos el arroz y el colorante.
- Colocamos la flor, la cabeza de ajos reservada, en medio.
- A media cocción, añadimos los trozos de pimientos reservados.
- A los 20 minutos, cuando ya esté el arroz hecho tapamos con un mantel de papel o un trapo de cocina grande y limpio y dejamos reposar 5 minutos.
- Servimos.

¡Que te aproveche!

1 comentarios

  1. Hola, qué arroz tan bien cocinado, te quedó en su punto , de esos arroces que en cuanto los ves quieres meter la cuchara. No suelo combinar carnes pero me parece una idea perfecta. Un beso

    ResponderEliminar